Reto de la CEU-UCH: La internacionalización a todos los niveles

Si por algo se caracteriza la Universidad CEU Cardenal Herrera es por su apuesta por la internacionalización. Por ello, el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales ha creado dos iniciativas para cumplir estos objetivos: ‘Global Citizen Program’ (GCP) y ‘World Ambassadors Student Board’ (WASB). “Aunque parezcan diferentes, son programas que están alineados”, aclaró Alfonso Díaz, adjunto a este Vicerrectorado. “El principal objetivo de estos proyectos es fomentar la internacionalización de la Universidad e implicar a nuestros alumnos en ella”, señalan desde el departamento de Admissión de la CEU-UCH.
Según apuntó Alfonso Díaz, GCP es una propuesta que “está pensada para que se refleje el perfil internacional de los alumnos” a partir de un currículum que se va construyendo gracias a cuatro categorías: Language Skills, International Formation, International Experience Ability e International Mobility. A estos campos se les asignan unos “créditos internacionales” en función de la duración de la actividad. Si el alumno llega a 55 International Credits (IC), conseguirá el Standard Certificate, que demostrará que está capacitado de forma básica en el área internacional. Si alcanzara los 80 IC, se obtendría el Proficiency Certificate. Con cada módulo se puede obtener un máximo de 25 IC. Díaz comentó que este reconocimiento se suma al Certificado de Competencias que está desarrollando el Vicerrectorado de Estudiantes y Vida Universitaria, que acreditan la adquisición de habilidades complementarias a las estrictamente académicas vinculadas al Título. Díaz, aclaró también, que estas categorías refuerzan el perfil internacional de aquel que se una al ‘Global Citizen Program’ y, por tanto, la empleabilidad del mismo tras acabar el período universitario.

Categorías
El Language Skills está centrado en el nivel de idiomas del estudiante. A través de actividades como los cursos impartidos de la UCH-CEU y la presentación de certificados oficiales que muestren que éste tiene un determinado nivel, se consigue una puntuación determinada. Puede ser desde el inglés hasta el francés, portugués, alemán, italiano, chino, árabe, ruso y español, entre otros. “En función del conocimiento de la lengua, desde un B1 hasta un C2, “se obtiene un distinto número”, puntualizó Alfonso Díaz.
En el caso de la International Formation está relacionada con todos los cursos realizados que tengan que ver con el panorama mundial. Habrá dos tipos de actividades: culturales, vinculados a los países a los que el alumno viajará; y los especializados, que podrían ser parte de la temática de la carrera que están estudiando o complementarios a la misma.
La tercera categoría, International Experience Activities, son todas aquellas actividades llevadas a cabo en la Universidad y organizadas por sus diferentes organismos en la que españoles se ponen en contacto con alumnos de otras nacionalidades. Existen diversas formas de hacerlo, desde voluntariado e integración hasta ser sus mentores.
Y, por último, la International Mobility es la parte del ‘Global Citizen Program’ que tiene en cuenta las experiencias en el extranjero ya sea por razones de estudios o por prácticas fuera del Estado. Desde menos de un mes hasta más de ocho es el período de tiempo que alcanza este nivel para poder obtener los distintos créditos. Eso sí, si el alumno realiza estas estancias en su país de origen, no tendrán validez en el CGP.
Por otro lado está la otra iniciativa, el ‘World Ambassadors Student Board’, definido por Díaz como “una propuesta para que se refuerce la representación y participación activa de las diferentes nacionalidades incluyendo los españoles”. Se trata de un consejo formado por un embajador de cada país como mínimo y un máximo de tres según la cantidad de alumnos representados. Cuando haya más de un representante, según comentó Alfonso Díaz, “deberá haber un hombre y una mujer”, y añadió: “queremos establecer nexos de unión entre los diferentes grupos que conforman esta universidad”.
El alumno, con “sus características propias por cultura e idioma”, informará a través de esta propuesta cuáles son las necesidades de los mismos. Serán enlace con su país de origen y a la vez con los órganos de la Universidad, de forma que pueden ser invitados a “las reuniones de comisiones de internacionalización de diversos vicerrectorados”. A partir del WASB, se creará una comisión ejecutiva de cinco miembros que tomen decisiones y transmitan las mismas a estos departamentos.

Conexión entre alumnos
“Una de las razones por las que hemos decidido llevar a cabo estas iniciativas es porque queremos que la internacionalización se desarrolle en todos los niveles de la vida universitaria”,reconoció Alfonso Díaz, y añadió que este tema no se basa solo en traer a alumnos de otros países a España.
Por tanto, el ‘Global Citizen Program’ y el ‘World Ambassadors Student Board’ tratan de integrar a los alumnos para hacerlos partícipes en la vida académica de la Universidad. Díaz aclaró que lo que la institución no quiere es que “se produzca una suma de realidades nacionales y culturales inconexas, sino que se integren en un campus global”.
Katarina Matko, estudiante Erasmus proveniente de Eslovenia, subrayó que ambos programas le parecen muy buena idea. “Creo que al resto de alumnos internacionales les dará la sensación de que son realmente bienvenidos”, recalcó. Por su parte, la alumna francesa Charlene Slowik agradeció el trabajo que se está realizando desde el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales dado que la situación al llegar, según apunta, “no es fácil al no conocer a nadie”. Con este tipo de programas, se les da la oportunidad de disfrutar las distintas actividades.
Alfonso Díaz habló sobre los retos con los que se han encontrado a la hora de desarrollar estas iniciativas. El fundamental, sin duda, ha sido encontrar un proyecto que despertase el interés de todos los alumnos, españoles y extranjeros, del centro educativo. “Hay decenas de nacionalidades aquí y cada una tiene unas necesidades e intereses diferentes”, puntualizó. Matizó también que el desafío principal al que se enfrenta la Universidad CEU Cardenal Herrera es “internacionalizar la Institución a todos los niveles y que impregne la experiencia académica del alumno”.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera