Pérez Benlloch: «Espero no ver el principio de la decadencia periodística»

0
434

María Muñoz / 2º Periodismo

Juan José Pérez Benlloch es un superviviente del periodismo valenciano. En la década de los años ochenta fue cofundador y director de los periódicos Diario de Valencia y Noticias al Día. Además fue fundador de numerosas publicaciones y corresponsal de rotativos de Madrid y Barcelona, como en TeleXpres y La Vanguardia. Ha colaborado con la Universidad Catalana d’Estiu y ha participado en las conferencias de los Premis Octubre. Sin embargo, su historial profesional va más allá del periodismo, pues durante los años previos a la Transición Española tuvo una activa e importante participación en la política. Desde bien joven, estuvo vinculado al Partido Socialista Valenciano. Actualmente está jubilado pero colabora, eso sí, como columnista para el periódico El País.

perez benlloch
El periodista en su casa en Valencia / Foto: M.M

Pregunta. Sin duda estamos ante un  profesional con una larga trayectoria. ¿Qué nos puede comentar al respecto?
Respuesta. Una larga y maravillosa trayectoria indica que soy viejo. Estoy jubilado pero veo la vida con cierto optimismo. Nadie nace siendo un buen profesional, a mí me ha costado mucho esfuerzo y sacrificio. La constancia es la clave del éxito.
P. Retrocedamos un poco en el tiempo. ¿Cómo fueron sus inicios en el mundo periodístico y cómo los recuerda?
R. Fueron unos inicios maravillosos, los recuerdo con mucho gusto. No se ganaba mucho dinero pero eran tiempos en que se luchaba por ganar parcelas de libertad. Los principios siempre son divertidos, en mi caso porque transcurrieron entre Madrid, Barcelona y Salamanca. Por aquel entonces viajaba mucho. Cuando vine a Valencia me encontré con un panorama periodístico absolutamente derrotado, esto era un desierto y había mucho que hacer. No lo dudé, y al igual que muchos de mis colegas, me puse a ello.
P. Por lo tanto, ¿podríamos decir que fue un inicio duro por la situación que se estaba viviendo en aquel entonces?
R. Sí, pero era duro para todos los españoles, no solo para mí. Era una dureza que compartía con muchísimos trabajadores, incluso periodistas que no encontraban, como ahora mismo, sitio donde trabajar, porque toda la prensa era política. Digamos que eran tiempos muy excitantes.
P. Hablando del periodismo de su época, ¿qué diferencias cree que hay entre el periodismo de entonces y el actual?
R. Diferencias hay muchas. Creo que internet es el mayor monstruo del periodismo actual, afecta al concepto de veracidad, no todo lo que se publica en internet es verídico. Es un medio muy manipulable, cualquiera puede escribir sin contrastar y por tanto, dar una información errónea o inventada.
P. En alguna ocasión usted ha comentado que los periodistas de ahora deben estar preparados para el fracaso. ¿A qué se debe esta afirmación?. ¿Tan mal ve usted el mercado laboral?
R. El mercado laboral esta mal en general. La crisis ha afectado a todas las profesiones, pero en particular al periodismo. Dime, ¿qué será del periódico en papel dentro de diez años?. Ahora ya somos pocos los que vamos al quiosco.
P. Hay un fragmento que me gustaría compartir con usted y que he recopilado de un artículo sobre usted que escribió la periodista Mercedes Arancibia para la página web periodistasenespañol.com que dice así: “Nunca ha querido ser otra cosa que ser periodista, que considera que esta profesión u oficio es lo
suficientemente digna y satisfactoria como para no desear redundarla con laureles, hablamos de algo así como el perejil de todas las salsas”. Eso fue uno de los muchísimos elogios que he encontrado hacia su persona, ¿qué supone para usted escuchar estas palabras?
R. Sí, el perejil de todas las salsas, así me considera Mercedes Arancibia, una excelente periodista. Trabajamos juntos en el Diario de Valencia. No sé que ha sido de su vida, pero la recuerdo con mucha claridad. En todo caso soy poco receptivo a los elogios, sé que las críticas son mucho más duras, pero los elogios, cuando llegan, a veces ni son justos. En todo caso son de agradecer.
P. Con respecto al libro que escribió en 2005 titulado Al Cierre, ¿de dónde le vino la inspiración y qué fue lo que le condujo a escribir esas memorias?
R. No son unas memorias, apenas es un recordatorio, y breve, de un periodo de mi vida. No lo conté todo, ni mucho menos, pero conté lo suficiente como para crear un esbozo de mi persona. Lamento no haberlo contado todo, en serio.
P. ¿Como por ejemplo?
R. Las entretelas políticas, las grandes dificultades que hubo para sacar a flote los periódicos, los problemas que hubo para cerrarlos, en fin, ahora ya ha pasado mucho tiempo y ni siquiera vale la pena, han muerto casi todos.
P. ¿Qué consejo daría a los futuros periodistas?
R. Constancia, sacrificio, mucha cara y por supuesto, si económicamente pueden, para los tiempos que corren, lo conveniente es emigrar al extranjero. Cada época tiene sus dificultades, en nuestro caso fue la guerra. Ahora solo puedo observar y espero no ver el principio de la decadencia periodística. Ese es vuestro trabajo: mantener y sacar a flote este mundo que tanto ha costado labrar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *