Derecho a Vivir considera “innecesaria” la nueva Ley de Muerte Digna

0
419

La portavoz de Derecho a Vivir Gador Joya pide que los médicos “puedan alegar objeción de conciencia” ante la nueva legislación que se aprobará en marzo

Edu Parrilla / 3º Periodismo
Una mujer acompaña a un enfermo terminal
Una mujer acompaña a un enfermo terminal

La ‘Ley de Muerte Digna’ o ‘Ley de calidad en la atención al final de la vida’ que previsiblemente aprobará el Gobierno en marzo de 2011 ha generado polémica entre los médicos y tanto en las asociaciones favorables a la legislación como entre las que se posicionan en contra. Desde la plataforma Hazte Oír, la portavoz de Derecho a Vivir (DAV) Gador Joya explica que la ley es innecesaria: “No hace falta elegir o dictaminar como tratar a los enfermos terminales en sus últimos momentos, ya que el tanto el Código Deontológico como el propio Código Ético del Doctor contempla la forma de actuar en esos casos”. Además, para Joya “el verdadero problema está en que esta ley pretende admitir de forma encubierta la aplicación de la eutanasia”.

Por su parte, el presidente federal de Derecho a Morir Dignamente (DMD), Luís Montes, asegura que su asociación lleva pidiendo un marco legal para la eutanasia “desde hace mucho tiempo” y que la aplicación de esta ley “supone un paso muy grande”. No obstante, para Montes, esta legislación no cumple con todas las expectativas de DMD: “La ley no está del todo completa ya que sigue sin dejar que sea el paciente el que decida si desea seguir viviendo en las condiciones particulares en las que se encuentra”.

Para la médico del 061 del servicio de Urgencias de la Clínica Rotger de Palma de Mallorca Inés Rubí, “el concepto de muerte digna confunde a pacientes y familiares, que exigen al médico el mínimo sufrimiento para el enfermo, una petición que compromete a los médicos que no saben hasta donde debe llegar el límite para paliar el dolor”. “La ley de Muerte Digna abre la puerta a que los médicos sobrepasen ese límite y puedan matar”, añade Rubí.

Según Joya, “en el caso de que se apruebe esta ley, se promoverá el derecho de objeción de conciencia para los médicos”. “Un profesional de la medicina debe poder acogerse a su buena praxis para negarse a aplicar métodos eutanásicos”, explica la portavoz de DAV. En ese sentido, Rubí afirma que la ley “debe amparar la objeción de conciencia”, ya que si no lo hace “sería una ley anti-constitucional y llevaría a los médicos a no cumplirla”.

Por otro lado, el presidente de DMD asegura que en España “se muere mal” y que se “ha demostrado que la buena práctica de los médicos no garantiza una muerte digna”. Además, Montes cree que sólo un gobierno progresista “sería capaz de promulgar este tipo de leyes” y defiende que tanto su asociación como “una mayoría social la apoyan”.

En ese sentido, la portavoz de DAV afirma que pedir una ley que favorezca la eutanasia “es como pedir una legislación que exija que se opere sin dolor”. Además, para Joya sería “coherente que el PP derogue todas la leyes que van en contra la vida de los seres humanos como la de la eutanasia o la del aborto, si gana las elecciones del año 2012”. Según la portavoz, Rajoy “tiene la oportunidad de crear una ley contra el aborto más rígida que la de 1985, que se ha demostrado que ha sido todo un coladero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *