• El profesor del CEU Higinio Marín ha presentado su nuevo libro, «Mundus. Una arqueología filosófica de la existencia humana», en el Palacio de Colomina

El profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera Higinio Marín ha vuelto a presentar libro en el Palacio Colomina. En esta ocasión se trata, según el propio autor, «de una obra filosófica cuya realización ha supuesto largos años de trabajo y un tanto de osadía». “Mundus. Una arqueología filosófica de la existencia humana” acaba de ser publicado por la editorial granadina Nuevo Inicio en su colección Aerópagos que cuenta con un prestigioso catálogo de autores en los ámbitos de la filosofía y la teología contemporáneas.

La presentación de la obra ha corrido por cuenta de especialistas en ciencias sociales y filosofía

La presentación de la obra ha corrido por cuenta de especialistas en ciencias sociales y filosofía como José Pérez Adam y Pedro Jesus Teruel, de la Universidad de Valencia, y Enrique Anrubia y Leopoldo García de la CEU UCH, que han discutido sobre las tesis contenidas en la obra del profesor Marín con un formato cercano al seminario académico.

Higinio Marín es autor, con “Mundus”, de ocho obras, entre las que se cuentan dos compilaciones de microensayos sobre la base de artículos publicados en prensa, dos libros compuestos con ensayos publicados en revistas culturales y filosóficas y cuatro monografías filosóficas.

‘El mundo no es el universo físico ni ninguno de sus planetas sino la historia del hombre y de su destino’

El profesor del CEU asegura que en el conjunto de su obra, pero sobre todo entre las cuatro monografías, hay una “unidad orgánica”. «En particular, explica, ‘Mundus’ es el intento de elaborar sistemáticamente la visión que se desarrolló en ‘La Invención de lo humano’ (2008, 2ª ed.) de modo histórico filosófico, pero a partir de las posiciones ganadas en ‘Teoría de la cordura’ (2010)».

Según el autor de “Mundus”, “el mundo no es el universo físico ni ninguno de sus planetas sino la historia del hombre y de su destino. Es la presencia humana la que le abre al universo un espacio nuevo que es un dentro: el espacio abierto –o el cabe- por la presencia humana”. «Así que, afirma Marín, el mundo mismo y la existencia del hombre que lo abre como tal se asimilan».

En su opinión, “el mundo es tanto el lugar como el tener lugar de la presencia humana”, aunque dicha presencia solo se “consuma en el presente cuando el hombre hace de sí y del mundo un presente mediante lo que hace y su existencia misma”.

Según el filósofo, «esa es la perspectiva que permite una comprensión cabal de la libertad, la propiedad o la sexualidad humanas», a las que denomina los «radicales antropológicos”, cuya dinámica interna más genuina es el ofrecimiento, concluye el profesor del CEU.