InvesManuelPastor-EducacionElche

Un estudio realizado por el profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche Manuel José Pastor López sobre cómo perciben los niños entre 8 y 11 años la educación que reciben de sus padres revela una menor implicación de los adultos en la tareas educativas a medida que crecen los niños, especialmente en términos de disciplina y supervisión.

La investigación, en la que se entrevistó mediante cuestionario a 369 alumnos de colegios públicos y concertados de la provincia de Alicante, pone de manifiesto la importancia de los estilos de crianza, “teniendo en cuenta las repercusiones negativas que pueden tener en los niños unas pautas educativas inadecuadas”, subraya el profesor del Grado en Educación Infantil y el Grado en Educación Primaria de la CEU-UCH. Según este experto, “desde el contexto familiar y según los estilos educativos que se empleen con los niños se pueden explicar la aparición de numerosas conductas desadaptativas en los hijos así como distintos problemas en su desarrollo”.

Para componer el estudio se analizaron diversas variables: el sexo, la edad, si sus padres están casados o divorciados, con quién viven, cuántos hermanos tienen, y por último, la posición que ocupan entre ellos. En este sentido, los datos del trabajo indican que los padres separados se implican menos en la educación de sus hijos, especialmente en el caso de las madres separadas. “El niño no percibe que cuando vive sólo con la madre la educación sea tan buena como con el padre”, indica Pastor.

Por otro lado, los resultados en cuanto a las diferencias existentes según el número de hermanos muestran que los mayores índices de implicación parental y de adecuada supervisión se dan cuando se tiene sólo un hermano y los menores cuando se tienen más de dos. En los niveles de crianza positiva el mejor resultado se observa en los hijos únicos y el más bajo en los niños con más de dos hermanos. “Por sexos, se observa que las niñas perciben estilos educativos más adecuados en cuanto a la implicación de los padres, crianza positiva y supervisión de la educación de los hijos”, destaca Pastor.

El profesor Manuel José Pastor es miembro del Grupo de Investigación en dificultades de aprendizaje y competencias (IDAC) de la Universidad CEU Cardenal Herrera.