La interacción con los alumnos y, en menor medida, la relación con compañeros son las principales fuentes de emociones positivas para los profesores universitarios

Las emociones negativas se concentran en la relación con compañeros y/o superiores y en el desacuerdo con las políticas organizativas y de los recursos humanos o materiales de la institución

Los resultados de estas investigaciones se orientarán al diseño de planes de formación en inteligencia emocional que favorezcan el trabajo colegial entre los profesores y el desarrollo personal del docente universitario

Las investigadoras María del Carmen Díez González e Iluminada Sánchez Doménech, integrantes del equipo de Investigación en Dificultades de Aprendizaje y Competencias (IDAC) de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, han presentado en el XII Congreso Internacional de Formación del Profesorado un estudio cualitativo sobre las competencias socio-emocionales del docente universitario. La investigación supone un acercamiento a las emociones del profesor desde las situaciones concretas en las que experimentan esas emociones, para comprender su vida laboral desde el plano emocional y fundamentar planes de formación en competencias socio-emocionales para la mejora de la docencia universitaria.

Profundizar en el estudio de la inteligencia emocional del docente universitario es de importancia como elemento protector del estrés y las enfermedades derivadas, como influencia positiva sobre el rendimiento de los alumnos, y también para contribuir a mejorar el trabajo colegial de los profesores y favorecer la educación integral del estudiante. En la investigación, Díez González y Sánchez Doménech, advierten que el análisis de las emociones predominantes en la vida laboral de los docentes en un centro determinado juega un importante papel, al actuar como una especie de ”termómetro” de clima emocional de la organización. Este dato resulta crucial a la hora de diseñar planes adecuados de formación en materia de competencias socio-emocionales.

Emociones positivas y negativas

En su estudio piloto, realizado sobre 25 profesores universitarios, las investigadoras de la CEU-UCH en Elche han encontrado un equilibrio entre emociones y situaciones de signo positivo (53%) y de signo negativo (47%). Las emociones positivas que más se han repetido son el entusiasmo, el optimismo y la realización. Las emociones negativas son más variadas, presentándose con mayor frecuencia la sobrecarga, la impotencia y la frustración.

Sin embargo, el análisis de la fuente de esas emociones ha demostrado que el desequilibrio no se encuentra en los tipos de emociones, positivas o negativas, sino en el origen de esas emociones. La balanza se inclina claramente a favor de la interacción con los alumnos y, en menor medida, a la relación con compañeros en cuanto a emociones positivas. Las emociones negativas se concentran en la relación con compañeros y/o superiores y en el desacuerdo con las políticas organizativas y de los recursos humanos o materiales de la institución académica a la que pertenecen.

La inteligencia emocional del profesor universitario

El estudio también aborda el análisis de las situaciones en las que los docentes experimentan unas u otras emociones. Partiendo de este conocimiento se pueden articular actividades que tengan como objetivo la formación de competencias socio-emocionales dentro de la formación integral del profesor novel, basadas en situaciones reales y en estrategias emocionales que utilizan los profesores veteranos para enfrentarse a esas situaciones, para adaptarse a ellas, utilizarlas o cambiarlas, a la hora de desarrollar estrategias propias.

En cuanto a las competencias socio emocionales, y como resultado del análisis de las situaciones descritas por los docentes, las investigadoras de la CEU-UCH confirman la necesidad formativa en este campo para promover el trabajo colegial entre los profesores y el desarrollo personal del docente universitario, como pilares sobre los que construir su desarrollo profesional. Según sus autoras, este estudio pretende contribuir a la búsqueda de una metodología válida y generalizable que posibilite fundamentar la formación de competencias socio-emocionales para el docente universitario.

Sobre el IDAC

La línea de Investigación en Dificultades de Aprendizaje y Competencias (IDAC) de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, creada en enero de 2012, está dirigida por la profesora María del Carmen Díez González, como investigadora principal. Integran este equipo quince investigadores de la CEU-UCH de las sedes de Elche, Valencia y Castellón, especialistas en los ámbitos de las dificultades de aprendizaje, la psicología evolutiva, la metodología, la didáctica y el estudio de las competencias. Una de sus líneas de trabajo es el análisis y profundización de competencias, en dos áreas. En primer lugar, con la finalidad de analizar la inteligencia emocional del docente y su influencia sobre el rendimiento de los alumnos universitarios, mediante una propuesta del perfil de competencias socio-emocionales. En segundo lugar, los investigadores del Equipo IDAC también estudian la adaptación de los Nuevos Planes Europeos en relación con el rendimiento, motivación y competencias del alumnado de los grados de Magisterio, que la CEU-UCH imparte en Elche, Valencia y Castellón.

El Equipo IDAC desarrolla también trabajos de investigación para conocer los factores del entorno en los alumnos con dificultades de aprendizaje, así como para profundizar en la influencia del ámbito emocional en el aprendizaje mediante la aplicación de las TIC en alumnos con/sin dificultades. Este grupo de investigación cuenta con el apoyo del Instituto de Disciplinas Económicas, Sociales y Ambientales (IDEAS), de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

El XII Congreso Internacional de Formación del Profesorado, en el que se ha presentado este estudio, se ha celebrado en Valladolid del 22 al 24 de noviembre. En él, las investigadoras de la CEU-UCH Sánchez Doménech y Díez González han presentado también el trabajo “La dimensión emocional del docente universitario y su relación con la educación integral del alumno”.