• Álvaro Antón participa en una iniciativa que analiza los beneficios y riesgos en el ámbito tributario del uso de blockchain, análisis de big data, minería de datos, Internet de las cosas, realidad virtual, inteligencia artificial y técnicas algorítmicas

Álvaro Antón, profesor de Derecho en el CEU de Elche y experto en fiscalidad digital, forma parte del panel de expertos integrados en el proyecto internacional Jean Monet Digitalization of tax administrations in the EU, financiado por la Unión Europea, que evalúa y analiza los posibles beneficios y riesgos del uso de tecnologías disruptivas en ámbito tributario y cómo impacta en los derechos y garantías de los contribuyentes y cuáles son las implicaciones políticas, socio económicas, legales y culturales de esta transformación.

Este proyecto, en el que participan más una veintena de investigadores de universidades europeas y miembros de agencias tributarias de Sudamérica y Europa, ha iniciado su andadura en enero de 2020 y recientemente ha mantenido su reunión de trabajo (en este caso online, por la crisis del coronavirus). Este grupo de expertos han centrado su investigación en cómo la transformación digital que están experimentando las Administraciones Tributarias podría traducirse en una mejora sustancial en la aplicación de los impuestos. Entre las tecnologías que ya están siendo implementadas o lo serán en los próximos años en los países de nuestro entorno se encuentran blockchain, análisis de big data, minería de datos, Internet de las cosas, realidad virtual, inteligencia artificial y técnicas algorítmicas.

“Específicamente, estas nuevas tecnologías pueden contribuir tanto a obtener información de transcendencia fiscal como a su tratamiento posterior, lo que permitiría aumentar la eficiencia y la eficacia de los sistemas tributarios. Y consecuentemente, podrían ayudar a aumentar la recaudación tributaria y a la lucha contra la evasión y la elusión fiscal. Sin embargo, esta transformación digital también puede tener un impacto en el sistema legal actual”, asegura Álvaro Antón.