Su TFG, sobre la diversidad e inclusividad en la comunicación de las marcas de moda en las revistas femeninas, se ha alzado con el Premio Jesús Orbea del Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana al mejor Trabajo Final del Grado en Publicidad y RRPP de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Ana Tórtola ha realizado una exhaustiva investigación que pone el foco en los avances y en los numerosos desafíos que todavía debe abordar este sector. Además, ha adquirido un aprendizaje muy valioso para afrontar este y otros ambiciosos retos en su inminente ejercicio profesional.

Acabas de ganar un importante premio por tu TFG. Un galardón otorgado por un jurado integrado por expertos de todas las universidades de la Comunidad Valenciana. ¿Qué sentiste al recibir este reconocimiento?

Me siento muy agradecida al Colegio de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana por hacerme entrega de este premio. He de decir que recibir este galardón fue toda una sorpresa, ya que conocía los proyectos de algunos finalistas y eran especialmente buenos, por lo que no imaginaba que yo pudiera ser la ganadora. Ahora mismo siento mucha felicidad, pero mentiría si dijera que no estaba nerviosa aquel día…

El tema abordado es francamente interesante: la diversidad e inclusividad en la comunicación de las marcas de moda en las revistas femeninas. En líneas generales, ¿hemos avanzado?

No cabe duda de que las marcas han hecho un gran esfuerzo por ser inclusivas. Hoy en día la publicidad muestra modelos fuera de los cánones de belleza convencionales. Por fin se hacen visibles mujeres de tallas grandes, con imperfecciones e incluso alguna que otra figura que representa al colectivo LGTBI+. A pesar de esto, tras la investigación del TFG, pude observar que estas figuras aparecen en la publicidad de marcas de moda de forma muy poco frecuente. Todavía queda mucho por hacer y mucho más por visibilizar.

‘LAS MARCAS HAN HECHO UN GRAN ESFUERZO POR SER INCLUSIVAS. PERO TODAVÍA QUEDA MUCHO POR HACER Y MUCHO MÁS POR VISIBILIZAR’

¿En concreto, dónde empezamos a notar mejoras y que queda todavía por hacer?

Un punto clave de mejoría que noté tras la investigación fue la inclusión de razas. Ya no vemos únicamente a la mujer caucásica, rubia y sin imperfecciones. Sino que podemos observar mujeres negras, asiáticas, de pelo corto, afro… Otro punto relevante fue el contexto y la actitud en la que aparecían las figuras femeninas. En primer lugar, dejan de mostrarse sumisas, y pasan a tener una actitud empoderada. Y el contexto en el que se sitúa la modelo en la publicidad de moda es puramente estético, no observamos a la mujer en situaciones más tradicionales como son el cuidado de los hijos o del hogar.

Aun así, como te decía, queda mucho por hacer. En particular, la frecuencia en la que aparecen en la publicidad las figuras que no cumplen los cánones de belleza establecidos por la sociedad y, por otro lado, se echa de menos mostrar muchas de las que se consideran imperfecciones como algo natural. ¿A quién no le ha salido nunca un grano?, ¿quién ha llegado a los 60 sin ninguna arruga?… Si es algo natural, ¿por qué percibirlo como imperfecto?

Efectivamente. Ana, se trata de un trabajo muy completo que combina análisis de contenidos con entrevistas a profesionales y expertos del sector. No habrá sido sencillo…

Sí, analicé más de doscientas unidades publicitarias e informativas en distintas revistas de moda (Vogue, Elle, Cosmopolitan, Glamour y Telva) en los meses de enero, febrero y marzo, y algunas de ellas también en diciembre y abril.

Con respecto a las entrevistas, realicé un total de seis, tres de ellas a profesionales del sector e investigadores, y otras tres a diferentes profesionales de medios.

Ha sido complejo, pero valió la pena, dado que resultó muy interesante contrastar el punto de vista de los profesionales con la publicidad de moda actual.

‘De niña, me esforzaba en exceso por cumplir las exigencias de la sociedad. Y como yo, muchas más’

¿Por qué elegiste este tema? ¿Quieres seguir investigando o trabajando en él?

Los cánones de belleza siempre han estado muy presentes en mi vida. De niña, me esforzaba en exceso por cumplir las exigencias de la sociedad. Y como yo, muchas más. El problema viene dado cuando ese esfuerzo pasa a ser una obsesión por verse perfecta, lo cual además puede derivar en problemas alimenticios realmente graves. Por ese mismo motivo decidí investigar sobre ello, con el fin de mostrar la irrealidad de los cánones de belleza de hoy en día y la necesidad de cambio. Y para que dicho cambio sea posible, seguiré investigando y trabajando en ello.

Junto a un compañero

¿Crees que finalmente el sector sacará buena nota en inclusividad y diversidad? ¿Qué papel pueden y deben jugar las empresas y los comunicadores de moda para lograrlo?

¡Por supuesto! Precisamente, ambas figuras juegan un papel fundamental a la hora de transmitir inclusión y diversidad. Si la propia empresa no transmite valores acordes a la sociedad de hoy día, lo más probable es que el público no se sienta identificado, lo que conlleva una pérdida inmediata de clientes.

Por otra parte, destacaría la transparencia con la que transmitir los mensajes. Este punto es fundamental, ya que los clientes queremos confiar en las marcas y sentirnos parte de ellas, y por eso mismo la transparencia juega un papel tan relevante. Sobre todo, en términos de diversidad e inclusividad, donde más que relevante es necesario.

‘Los clientes queremos confiar en las marcas; por eso la transparencia juega un papel necesario en materia de inclusividad’

¿Te gustaría sumar, de modo práctico, tu granito de arena? ¿Va a influir este aprendizaje en tu futuro profesional? ¿Quizá en el propio sector moda?

Me encantaría contribuir para lograr un sector inclusivo. De hecho, todo lo que esté en mi mano, lo haré. Creo que hoy en día ya somos muchos los que estamos cansados de cánones de belleza irreales dentro del sector publicitario, y la sociedad va poco a poco concienciándose y visibilizando estos temas.

En cuanto a mi futuro laboral, no quisiera centrarme en un solo sector. Bien es cierto que el de la moda ha sido uno de los más controvertidos respecto a la inclusividad y diversidad, pero hay otros en los que también es necesario un cambio, y me gustaría también poder trabajar en ellos.

¿Qué pasos vas a dar ahora? ¿Y dónde te gustaría verte en unos años?

A corto plazo, me gustaría hacer un máster en psicología del consumidor, ya que me parece realmente interesante. Durante el máster, quiero, además, adquirir experiencia laboral en alguna empresa creativa cerca de Valencia.

Como te decía, no tengo ningún sector de preferencia, pero me gustaría, dentro de unos años, formar parte del departamento creativo de alguna marca que me permita desarrollarme profesionalmente y dar rienda suelta a mis ideas.

‘Somos muchos los que estamos cansados de cánones de belleza irreales dentro del sector publicitario, y la sociedad va poco a poco concienciándose’

No es un mal desafío. Ana, ahora que empiezas una nueva etapa, echamos un poco la vista atrás. ¿Por qué decidiste cursar este grado y por qué en el CEU?

Lo cierto es que siempre he sido una persona muy creativa, desde pequeñita. Años antes de comenzar mis estudios en el CEU, me hablaron de la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas. Leí el programa de estudios e investigué sobre las salidas profesionales… No dudé ni un segundo, sabía que esta carrera estaba hecha para mí.

En cuanto a la elección de la universidad, mi primo ya había estudiado anteriormente otro grado de comunicación en el CEU, por lo que fue él mismo el que me aconsejó estudiar aquí.

¿Contenta con esta etapa de tu vida? ¿Qué destacas en positivo?

Tras estos cuatro años, me llevo a gente maravillosa, experiencias inolvidables y muchos sentimientos encontrados. Me siento muy agradecida por haber podido conocer a alumnos y profesores con tantísimo talento. Ha sido una experiencia maravillosa, que repetiría mil veces más.

Y aprovecho, si me lo permites, para agradecer a Mapi, mi tutora de TFG, todo cuanto ha hecho por mí. Espero algún día poder seguir sus pasos. Y por supuesto, gracias a la universidad por regalarme estos cuatro años. Probablemente una de las etapas más importantes de mi vida.

‘Me siento muy agradecida por haber podido conocer a alumnos y profesores con tantísimo talento. Ha sido una experiencia maravillosa, que repetiría mil veces más’

No sabes cuánto nos alegra formar parte de tu vida. Mucha fuerza para todos tus desafíos y hasta siempre.

Muchas gracias.

————————————————————–

Junto a Ana Tórtola, los TFG de estudiantes de la CEU UCH que llegaron a la final (y fueron evaluados por docentes de otras universidades) pertenecen a Paula Mendieta, Eva Polit y Carolina Sánchez.  

Por parte de la Universidad CEU Cardenal Herrera participaron en el jurado de los TFG de los alumnos del resto de universidades los profesores Sandra Femenía, Pepe Martínez, María Puchalt, Mª Pilar Paricio, José Carlos Guía, Agustín Beamud, Manuel Millán y Raquel Piqueras.  

En este certamen, organizado por el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana, han participado docentes y estudiantes de Publicidad de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Universidad de Alicante, Universidad Jaume I y ESIC.

Artículo anteriorNuevos resultados sobre la influencia en los procesos neurodegenerativos de una micotoxina presente en diversos alimentos
Artículo siguiente«Con la solidaridad doy lo mejor de mí»