Bajo la dirección del profesor Gonzalo Haro, tres estudiantes de Medicina de la CEU UCH de Castellón presentan sus resultados en el III Congreso Mundial de Patología Dual

Iván Echeverria y Carlos Galera-Román han estudiado la depresión asociada al consumo de cocaína y el doctorando Alejandro Fuertes-Saiz ha analizado el estigma de la esquizofrenia vinculado al consumo de drogas

El profesor de Medicina de la CEU UCH en Castellón Gonzalo Haro y el estudiante Iván Echeverria, autores de la investigación sobre cocaína y depresión, en el III Congreso Mundial de Patología Dual.
El profesor de Medicina de la CEU UCH en Castellón Gonzalo Haro y el estudiante Iván Echeverria, autores de la investigación sobre cocaína y depresión, en el III Congreso Mundial de Patología Dual.

Los estudiantes del Grado en Medicina de la CEU UCH en Castellón Iván Echeverria y Carlos Galera-Román, y el estudiante de la Escuela Internacional de Doctorado del CEU (CEINDO), Alejandro Fuertes-Saiz, han presentado dos investigaciones en el III Congreso Mundial de Patología Dual, celebrado del 19 al 22 de junio en Madrid. Ambos estudios, sobre esquizofrenia y depresión en relación con el consumo de drogas, se han realizado bajo la dirección del profesor de Salud Mental del Grado en Medicina de la CEU UCH en Castellón, Gonzalo Haro Cortés, investigador principal del Grupo TXP y director del programa de Patología Dual Grave del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.

El doctorando de la CEU UCH y residente de Psiquiatría del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, Alejandro Fuertes-Saiz, ha presentado en este Congreso Mundial una ponencia, impartida en las sesiones del 22 de junio, sobre los estereotipos hacia las personas que sufren adicción y esquizofrenia, a causa de los cuales se tiende a asociarlas con conductas delictivas y de uso de la violencia. El estudio ha tratado de confirmar si este estereotipo es cierto, analizando un total de 74 casos de personas consumidoras de cocaína, por ser la sustancia adictiva de mayor consumo en Europa. De ellas, el 38% padecía esquizofrenia y el 27,8% trastorno antisocial de la personalidad como patologías duales asociadas.

Según destaca el profesor de la CEU UCH, Gonzalo Haro, “este último grupo, el de los consumidores de cocaína con trastorno antisocial de la personalidad, ha resultado ser el que contaba con un mayor número de personas que habían estado en prisión por conductas delictivas. Por tanto, nuestros estereotipos hacia los consumidores de cocaína con esquizofrenia no se confirman, lo que demuestra que discriminamos y estigmatizamos a estas personas como delincuentes de forma injustificada”.

El estudiante de Doctorado de la Escuela CEINDO del CEU, Alejandro Fuertes-Saiz, durante su ponencia en el Congreso sobre los estereotipos que vinculan erróneamente esquizofrenia y consumo de drogas con conductas violentas.
El doctorando Alejandro Fuertes-Saiz, durante su ponencia en el Congreso.

Cocaína y depresión

Por su parte, los estudiantes de Medicina de la CEU UCH de Castellón Iván Echeverria y Carlos Galera-Román, también bajo la dirección del profesor Haro, han presentado en el III Congreso Mundial de Patología Dual un estudio sobre la relación entre el consumo de cocaína y la depresión, analizando la influencia de factores socioeconómicos, como tener pareja o un trabajo estables.

Ambos estudiantes han estudiado estas circunstancias en 94 personas consumidoras de cocaína, que siguen tratamiento en el Hospital Provincial de Castellón. De ellas, el 84% sufre también trastorno depresivo. El profesor de la CEU UCH en Castellón Gonzalo Haro, director de la investigación, señala que “en el caso de los consumidores de cocaína con depresión, la falta de pareja estable y el trabajo de baja cualificación eran más frecuentes que en los consumidores sin depresión, por lo que los factores socioeconómicos tienen influencia en el origen del trastorno depresivo de estos pacientes y no solo el consumo de cocaína, al que se asocia por defecto”.