• Un pionero proyecto de innovación docente en el que han participado estudiantes de Medicina, Enfermería y ciclo medio de Técnicos en Emergencias Sanitarias del CEU en colaboración con efectivos de Bomberos, Policía Local, SAMU y Ambulancias CSA
  • Ver todas las fotografías del simulacro del CEU

Se produce una explosión en el interior una cafetería de la ciudad. Con clientes, dentro y en la terraza. Además, numerosas personas están pasando por delante de la puerta en esos momentos. El incidente provoca en torno a 38 víctimas.

Es la situación de emergencia, figurada, a la que han hecho frente 40 alumnos de Medicina, 20 de Enfermería y 20 de ciclo medio de Técnico de Emergencias Sanitarias del CEU, los protagonistas de esta ambiciosa práctica final organizada por la Universidad con la inestimable colaboración de efectivos de Bomberos, SAMU, Policía Local de Castellón y Ambulancias CSA.

Se trata de Simulator Project, un pionero proyecto de innovación docente de la Universidad CEU Cardenal Herrera cuyo objetivo es adiestrar a los futuros profesionales de la salud para reaccionar eficazmente en situaciones de emergencia sanitaria.

Durante el ejercicio, los futuros profesionales de la salud que se están formando en el CEU se han coordinado a la perfección con el resto de profesionales de emergencias. Tras la llegada de todos los efectivos al escenario del accidente, se ha realizado una rápida zonificación (división del espacio en zonas de trabajo) y los alumnos que ejercían de sanitarios han estabilizado y atendido de urgencia a las víctimas, que presentaban todo tipo de problemas: desde paradas cardiorrespiratorias a traumatismos craneales graves pasando por quemaduras, crisis de ansiedad, así como contusiones, cortes y heridas de diversa consideración.

Pero Simulator Project no es un simulacro más. Gracias a los recursos del Centro de Simulación Avanzada del CEU y del Centro de Producción Multimedia de la Universidad, también ha sido posible grabar el ejercicio completo para realizar el posterior debriefing (análisis colectivo del ejercicio), con el aprendizaje extra que ello supone para los futuros profesionales de la sanidad, que pueden ver al detalle los aciertos y errores de su actuación ya sin la presión de la práctica.

Aprendizaje transversal

El objetivo de este innovador ejercicio de simulación era lograr que los alumnos del CEU aplicaran los conocimientos y técnicas sanitarios adquiridos en las clases magistrales y prácticas, pero también las habilidades transversales.

O, como explica Isabel Aleixandre, coordinadora de Medicina en el CEU de Castellón y responsable principal de Simulator Project, “en este simulacro también queríamos promover la capacidad de trabajar de un modo coordinado con diferentes profesionales de emergencias -como los que han colaborado en el simulacro y a los que les estamos muy agradecidos- y, en definitiva, incitar a nuestros alumnos a comunicarse de forma efectiva y a tomar decisiones en un contexto que imita la realidad de una situación extraordinaria con la que podrían encontrarse en su futuro profesional”.

“Para dar respuesta rápida y eficaz a una emergencia sanitaria es clave la movilización de recursos sanitarios y la colaboración interinstitucional, y queríamos que nuestros alumnos lo vivieran antes de salir al terreno del ejercicio profesional”, continúa Aleixandre.

“Hasta la fecha, asegura la responsable académica, la formación en Ciencias de la Salud se ha venido centrando en la enseñanza de habilidades clínicas o técnicas en un área o especialidad concreta, pero ha hecho poco hincapié en las competencias transversales, como son el trabajo interdisciplinar y en equipo, la comunicación, la coordinación, la toma de decisiones rápidas y el liderazgo”.

“Sin embargo, concluye Isabel Aleixandre, en el CEU tenemos claro que estas habilidades son fundamentales en la práctica diaria, especialmente en aquellas situaciones en las que concurren profesionales de distintas especialidades de las Ciencias de la Salud”.