La Universidad CEU Cardenal Herrera conmemora el Día Mundial de la Veterinaria, un reconocimiento a las contribuciones de los veterinarios a la salud de los animales y la sociedad

Este año con el lema “El Valor de la vacunación”, recordamos que las vacunas son las herramientas más valiosas para la prevención y mantenimiento de la salud de los animales y las personas

Alicia Fernández, profesora de la Facultad de Veterinaria de la CEU UCH y responsable del Departamento de Medicina Interna de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario CEU, nos recuerda los beneficios de la vacunación para la salud.

“Las vacunas son una de las herramientas más importantes que disponemos en Medicina Veterinaria para la prevención de enfermedades y mantenimiento de la salud en los animales, y de forma secundaria en las personas, ya que algunas de las enfermedades de los animales pueden acabar afectando a la población humana, es lo que conocemos como zoonosis o enfermedad zoonótica”.

¿Qué es una vacuna?

Es un producto biológico obtenido a partir de microorganismos (bacterias, virus, protozoos, proteínas…) los cuales, al ser administrado, estimulan al sistema inmune, es decir, producen anticuerpos frente a esa enfermedad y por tanto pueden proteger contra determinadas enfermedades. Las vacunas son elaboradas por laboratorios especialistas veterinarios quienes, mediante técnicas especiales, cultivan in vitro a estos microorganismos en condiciones de laboratorio. Posteriormente, estos productos pasan por diferentes controles de inocuidad y de eficacia antes de ser aprobadas y puestos a la venta.

¿Cuál es el objetivo?

Proveer a los animales, mediante un programa de vacunación de una inmunidad eficiente que permita mejorar su salud y el control de importantes enfermedades. Para que la respuesta vacunal sea adecuada, los animales deberían estar sanos, sin estrés, bien alimentados y manejados, por ello es tan importante el control veterinario previo a la vacunación.

Además, las vacunas deben manejarse adecuadamente según las indicaciones del laboratorio (temperatura, zona de inoculación, sin la utilización de desinfectantes que puedan alterar el producto…).

El programa y la frecuencia vacunal, siempre debe ser realizado con la consulta del veterinario, variando según la especie animal, la edad, los hábitos, la localización geográfica y ambiental, la movilidad de los animales, etc.

La prevención es salud

Aproximadamente el 75% de las enfermedades que han afectado a la población humana en los últimos 10 años son zoonosis; es decir, se transmiten de los animales a los seres humanos y viceversa. Por ello, la prevención mediante la vacunación animal y humana se debe entender como un aspecto imprescindible para poder asegurar la salud de la sociedad en la que vivimos.

+ Información