La obra, prologada por Stanley G. Payne, ha recibido el Premio a la Mejor Labor de Investigación en el Área de Humanidades

Federico Martínez Roda, profesor de la CEU-UCH.

El profesor del Departamento de Humanidades de la CEU-UCH Federico Martínez Roda ha dedicado a José Enrique Varela Iglesias una biografía, con el título Varela. Un general antifascista de Franco. La obra, publicada en La Esfera de los Libros y prologada por Stanley G. Payne, ha obtenido el Premio Ángel Herrera a la Mejor Labor de Investigación en el Área de Humanidades, otorgado el 24 de enero durante los actos de la Festividad de la Conversión de San Pablo, en la Fundación Universitaria San Pablo CEU.Según destaca el profesor Martínez Roda, “José Enrique Varela ha sido, sin lugar a dudas, uno de los militares más importantes en la Historia de la España del siglo XX. Nacido en San Fernando, provincia de Cádiz, en 1891, de padre militar, luchó muchos años en Marruecos y fue protagonista de la emblemática liberación del Alcázar de Toledo, además de ser nombrado ministro del Ejército de Franco, que le llamaba “Varelita”. El africanismo y muchas otras experiencias los vincularon estrechamente”. Según el autor de esta reciente biografía, Varela consiguió dos méritos de notable importancia: se trata del único español que a partir de soldado raso llegó a capitán general, la máxima graduación militar, y, asimismo, el único que ha sido recompensado con dos cruces Laureadas de San Fernando, la más codiciada condecoración militar en España, que obtuvo en 1921 y en 1922 por sus acciones en el protectorado marroquí.

La obra de Federico Martínez Roda ahora premiada sobresale por la reconstrucción de la vida pública del militar, elaborada a partir de la documentación que se encuentra depositada en el Archivo Municipal de Cádiz. En un total de dieciocho capítulos, el autor estudia su formación como militar y su destino en tierras africanas, donde fue bilaureado y destacó por el enfrentamiento con las Juntas de defensa y la intención de éstas de eliminar los ascensos por méritos de guerra; los viajes de estudio en Francia, Suiza y Alemania; la vinculación con los planes insurreccionales de Sanjurjo, en 1932, y sus contactos con Fal Conde y los carlistas; la participación en el alzamiento de julio de 1936, los enfrentamientos con Queipo de Llano y su actuación en Toledo, Segovia, Brunete o Teruel; su papel al frente del Ministerio del Ejército, entre 1939 y 1942, en especial su defensa de la neutralidad y sus choques con los falangistas, que acabaron organizando un atentado contra él en Begoña, en 1942; y, por último, la etapa en la que actuó como alto comisario en Marruecos, entre 1945 y su muerte, en 1951.

Polémicas historiográficas

En la obra, en la que se dedica más atención a la etapa 1939-1951 que a la anterior, el profesor Martínez Roda insiste en algunos aspectos fundamentales que han dado lugar, en ocasiones, a discusiones o polémicas historiográficas: la no entrada en guerra de España en la Segunda Guerra Mundial, destacando la influencia de Varela al lado de Franco; la no incorporación al carlismo del militar gaditano, a pesar de la redacción de las Ordenanzas del Requeté y su matrimonio con Casilda Ampuero; o, asimismo, la coherencia de la evolución del biografiado en la Segunda República, puesto que actuó como enemigo de una revolución en marcha. En este sentido, Martínez Roda señala: “El régimen republicano no fue democrático y Varela nunca pensó en que estaba atentando contra instituciones democráticas”.

La biografía Varela. El general antifascista de Franco “presenta a un militar riguroso y ambicioso en el buen sentido de la palabra, profundamente católico y convencido del papel tutelar de España en el norte de África; un militar nada corriente ni gris, que ha sido hasta hoy demasiado olvidado por la historiografía”, señala Federico Martínez Roda, quien aporta una riquísima documentación a la obra, especialmente en los apéndices del libro.