• Juan Martínez Otero, profesor de Derecho de la Comunicación, especializado en la protección de los menores en el entorno audiovisual y autor del libro “Tsunami digital, hijos surferos” abordó en la Escuela de Padres la gestión de los niños como nativos digitales

O lo que es lo mismo, cómo gestionar el uso de las tecnologías con los niños y niñas, para que no se vean arrastrados por la ola de digitalizaciíon de la sociedad y, como asegura este experto: “No puedes parar las olas. Pero puedes aprender a hacer surf”. Durante su ponencia, Martínez Otero, alentó a los asistentes a no pretender buscar soluciones cerradas, y menos cuando no se tienen referencia de lo que hicieron los padres de las anteriores generaciones, consideradas ya analógicas.

Juan Martínez Otero durante la presentación de su ponencia

Para este especialista la clave reside en educar en positivo y proponerles a los niños y niñas alternativas a ese mundo digital, un universo que Martínez Otero caracteriza con nueve olas: la distracción, el aburrimiento, la pasividad, los contenidos nocivos, la obsesión por la imagen, la desinhibición, el acoso, las adicciones y la mala educación.

Frente al desafío de estas olas digitales, Martínez Otero ofreció algunos consejos a los padres preocupados a la hora de fomentar la actitud positiva: Frente al aburrimiento, sugiero fomentar las aficiones y las pasiones de los hijos. Medio de broma, me gusta decir que es importante que tu hijo se convierta en un friki de algo: un instrumento musical, fotografía, tenis, montañismo, coger setas, arreglar motores… lo que sea, pero animarle a que haga algo que le guste fuera del mundo digital. Nuestra labor como padres no debe limitarse a decirles: ¡Deja el móvil!, sin proponerles una alternativa de ocio atractiva. Debemos hacerles ver que las mejores cosas de la vida requieren tiempo, esfuerzo y paciencia, y las aficiones de internet, tan inmediatas, muchas veces no aportan tanta satisfacción como esos otros hobbies que requieren superación personal.