La CEU UCH y el Jardín Botánico de la UV son sedes de este encuentro del Programa de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (UNODC), en colaboración con la clínica valenciana Bionexum Health, a través del Grupo de Investigación SEPLAN

Las autoridades del Ministerio de Salud de Afganistán, con los representantes y consultores de UNODC.
Las autoridades del Ministerio de Salud de Afganistán, con los representantes y consultores de UNODC.

Los responsables de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), con sede en Viena, han elegido la ciudad de Valencia para la formación de las autoridades de Afganistán en programas de atención y rehabilitación de las drogodependencias. Las sesiones de trabajo para el diseño de protocolos de atención continua y recuperación de personas con trastornos por el uso de drogas, adaptados a la realidad afgana, han sido organizadas por UNODC-OMS, en colaboración con la clínica valenciana Bionexum Health y la doctora María Zarza, profesional de la psicología clínica especialista en adicciones, y con el Grupo de Investigación SEPLAN, integrado por investigadores en estas materias de la Universidad CEU Cardenal Herrera y del Jardín Botánico de la Universitat de València.

Las sesiones se celebran durante esta semana en el Palacio de Colomina, sede de la CEU UCH en Valencia, y en el Jardín Botánico de la UV. Las autoridades de Afganistán participantes en esta acción formativa de Naciones Unidas visitarán también durante la semana diversos centros de rehabilitación en Valencia, Alicante y Murcia, como modelos de abordaje integral para las personas con trastornos por uso de drogas, con un enfoque humano y empírico, que van a adaptar a la realidad del país afgano con la colaboración de expertos internacionales y españoles.

Las autoridades del Ministerio de Salud de Afganistán, con los representantes y consultores de UNODC.
Formadores de UNODC y representantes de Universidades y ONGs participantes en la actividad, en el Palacio de Colomina CEU.

Autoridades afganas participantes

Una decena de responsables del Gobierno de Afganistán, en particular de la Dirección de Reducción de la Demanda del Ministerio de Salud Pública, así como directores de centros de tratamiento de drogas existentes en el país, participan en esta formación, impartida por tres consultores internacionales de UNODC: Adam Huxley y Annette Dale-Perera, de Reino Unido, y María J. Zarza, de la clínica Bionexum Health, organizadora el evento junto a la coordinadora global de Proyectos de Tratamiento de UNODC en Viena, Elizabeth Sáenz, y Waturu Kashino, representante del gobierno de Japón, que financia el programa de formación para Afganistán.

En las sesiones de trabajo participan también estudiantes de posgrado y profesores investigadores de la CEU UCH y del Jardín Botánico-UV que trabajan en líneas de investigación relacionadas con las drogodependencias, como el Grupo SEPLAN de la CEU UCH y la UV, cuya investigadora principal es la profesora Isabel Martínez Solís, con una línea dedicada a las sustancias de abuso.

Las sesiones se han inaugurado en un acto que ha contado con la asistencia de Olivia Castillo, jefe de Área de Relaciones con la Unión Europea de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas (PND); Ignacio Pérez Roger, vicerrector de Investigación de la CEU UCH; Jaime Güemes, director del Jardín Botánico de la UV; y Vicent Andrés, director de Proyecto Hombre en Valencia, junto a la doctora Elizabeth Sáenz, de UNODC, y María Zarza, consultora y coorganizadora de la actividad.

Elizabeth Sáenz (UNODC), Olivia Castillo (PND) e Ignacio Pérez Roger (CEU UCH), en la inauguración de las sesiones en el Palacio de Colomina-CEU.
Elizabeth Sáenz (UNODC), Olivia Castillo (PND) e Ignacio Pérez Roger (CEU UCH), en la inauguración de las sesiones en el Palacio de Colomina-CEU.

Buenas prácticas, en Valencia

Entre las prioridades de la formación ofrecida por UNODC en la CEU UCH y el Jardín Botánico-UV a los profesionales afganos está el diseño de protocolos de actuación para facilitar la rehabilitación social y la reintegración de los usuarios de drogas en recuperación en la sociedad afgana. Por ello, los profesionales afganos participantes en el curso visitarán varios centros de tratamiento de drogas: los de Proyecto Hombre en Valencia y Alicante, la UCA de Campanar, el centro de Cruz Roja en Alicante, y la organización A.M.A.S., de Cartagena (Murcia), para conocer enfoques de tratamiento integral y experiencias de buenas prácticas de los programas de rehabilitación de las drogas en España, así como para reforzar el concepto de ayuda entre iguales y asociaciones de ex-consumidores, como parte integral de un tratamiento continuado, orientado a la recuperación y la reintegración.

Según destaca María Zarza, de Bionexum Health, “el principal objetivo de este evento es el desarrollo de tratamientos comprehensivos, basados en evidencias científicas y en el respeto a los derechos humanos, que estén culturalmente bien ajustados a la situación que vive Afganistán y orientados hacia el proceso de recuperación. La visita a España de esta delegación de autoridades profesionales afganos, les proporcionará la observación directa de los servicios e intervenciones de buenas prácticas que se aplican en España, para que puedan adaptar estos conocimientos y habilidades a su país”.

Una decena de responsables del Gobierno de Afganistán, en particular de la Dirección de Reducción de la Demanda del Ministerio de Salud Pública, participan en la formación de UNODC en Valencia.
Una decena de responsables del Gobierno de Afganistán, en particular de la Dirección de Reducción de la Demanda del Ministerio de Salud Pública, participan en la formación de UNODC en Valencia.

Necesidades en Afganistán y contenidos formativos

Por su parte, Elizabeth Sáenz, coordinadora global de Proyectos de Tratamiento de UNODC en Viena, señala que “Afganistán es el mayor productor mundial de opio y el uso problemático de opiáceos entre su población ha aumentado en los últimos años, alcanzando al 8% de la población comprendida entre 15-64 años. De ellos, se estima que 690.000 son mujeres y entre 90.000 y 110.000 son niños, aunque el uso de drogas entre estos grupos de población es difícil de estimar en la sociedad afgana, ya que se produce con mayor frecuencia en el hogar”. Sin embargo, para atender a esta población, “la mayoría de los 103 centros de tratamiento de drogas que existen en Afganistán brindan tratamiento residencial, pero necesitan una reestructuración urgente para tratar a pacientes en ambulatorios y para poner en marcha programas comunitarios para la rehabilitación y reintegración social y para la divulgación, en línea con los Estándares Internacionales para el Tratamiento de Drogas de la UNODC-OMS”.

También es necesario, según destaca la coordinadora de UNODC, ampliar la disponibilidad y accesibilidad de los tratamientos con medicamentos, así como prestar especial atención a las mujeres afganas, cuyos problemas de consumo de drogas a menudo se ocultan por razones culturales y tienden a quedarse desasistidas y sin acceso a los servicios de tratamiento y apoyo sociales. Por todo ello, la finalidad de la formación que UNODC ofrece esta semana en Valencia a los profesionales afganos, con el apoyo de expertos de Bionexum Health, la CEU UCH y el Jardín Botánico de la UV, “es integrar la evidencia científica en los programas e intervenciones de prevención y tratamiento de drogas que pongan en marcha en Afganistán, y diseñar intervenciones basadas en la investigación, en beneficio de las personas, para la mejora de la calidad del tratamiento y la atención de la drogodependencia”.

La actividad formativa de UNODC en Valencia se cerrará el próximo viernes, 1 de marzo, en el Palacio de Colomina-CEU, con la elaboración de conclusiones y la entrega de diplomas a los participantes. Para cerrar las sesiones, las autoridades afganas y sus formadores asistirán a un concierto de músicos internacionales ofrecido por los estudiantes del Berklee College of Music.