Diane Marie Claudine Sirotteau llegó a Valencia desde la ciudad francesa de Chartres, para estudiar Veterinaria en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Hace escasos días, se graduaba y el “sueño” de ser Veterinaria se convertía en realidad.

He encontrado ya trabajo en Francia, como Veterinaria. Va a ser otra meta pero me siento lista para seguir formándome y cuidar de la mejor forma posible a los animales, como siempre he querido”

¿Por qué decidiste estudiar Veterinaria?

No sé muy bien si se puede decir que elegí estudiar Veterinaria o al revés, que esta profesión me eligió a mí. Como muchos de mis compañeros es un sueño de niña. Tuve la suerte crecer en contacto con los animales. Además, me fascina también la Medicina, desde siempre, creo que ya tenía un pequeño fonendoscopio con apenas 4 años. Entonces, sin duda, ser Veterinaria es la mejor combinación que se me podía ofrecer.

¿Qué es lo que más te gusta de esta profesión?

​Es una pregunta difícil, hay muchos aspectos que me gustan en la Veterinaria. Pero, a parte por supuesto del trato con los animales, diría que es porque implica seguir aprendiendo cada día, y eso a lo largo de toda la vida. La Ciencia no para y nosotros tampoco. Me hace mucha ilusión tener una profesión que supone actualizarse siempre, creo que representa dar siempre lo mejor y superarse a sí mismo.

Acabas de defender tu TFG «Aportaciones al conocimiento del cuadro clínico en infecciones por Hepatozoon canis», ¿por qué elegiste este tema?

Estuve de prácticas en el Hospital Clínico Veterinario CEU cuando se recibió un caso de una perra que venía de una perrera valenciana en muy mal estado. Además de varias pruebas complementarias, se le hizo un frotis sanguíneo y se detectó gamontes de Hepatozoon canis en sus neutrofilos. Finalmente, acudieron otros perros de la misma perrera que se detectaron positivos también a Hepatozoon canis. Pude seguir los casos y de allí nos surgió la idea con mis tutores, Jesús Cardells Peris y Eliseo Zuriaga Sanchis, de abordar un estudio sobre el tema. Mi compañera Eva Chillida Martínez se encargó del estudio de la prevalencia de esta enfermedad en Valencia, y yo me dediqué al estudio del cuadro clínico producido por la hepatozoonosis canina.

¿Cuáles han sido las principales conclusiones?

Salieron dos perros positivos a Hepatozoon canis, un protozoo apicomplejo transmitido por garrapatas de la especie Rhipicephalus sanguineus, en el estudio que hicimos. Uno con un cuadro subclínico, que es la forma más frecuentemente reportada en la literatura científica, y el otro más agudo presentando un estado general bastante débil y alteraciones hematológicas y bioquímicas notables.  Es una enfermedad que debe instaurarse en el diagnóstico diferencial de las enfermedades parasitarias más comunes transmitidas por garrapatas. Aunque muchas veces presenta una sintomatología típica, otras se presenta de forma subclínica, dificultando su diagnóstico y empeorando otros cuadros clínicos.

¿Qué te ha aportado la preparación de este trabajo de investigación?

Ha sido una gran experiencia. Me ha gustado mucho trabajar y reflexionar en equipo (otro punto que me encanta en nuestra profesión). Me di cuenta también de la tremenda capacidad de adaptación que necesita la investigación, en particular este año con la situación actual por el COVID-19 que nos impidió realizar todas las pruebas inicialmente previstas.

Este curso ha sido muy particular, en muchos aspectos, como consecuencia del COVID. La defensa de los TFG también ha tenido que ser a través de plataforma, ¿cómo ha sido la experiencia? 

Siendo sincera, al principio veía la idea de presentar el TFG de forma «online» como un estrés extra. Me gusta presentar y defender trabajos de forma oral y tenía miedo a que hubiera una falta de interacción con el Tribunal. Al final pasó todo lo contrario!! Pude ensayar previamente con mi tutor en la plataforma y el día de la defensa todo ha ido muy bien.

Diane, ¿cómo has vivido la experiencia universitaria estos años en la Universidad CEU Cardenal Herrera?

Me doy cuenta que ha sido una suerte estudiar en el CEU. Creo que lo más destacable en cuanto a los estudios ha sido la gran implicación de los profesores en nuestra docencia. Me sentí muy bien acompañada desde el principio hasta el final.

«He podido hacer muy buenas amistades con gente de varios países, y eso me lo llevo para siempre»

¿Con qué te quedas de esta vivencia en la Universidad? 

Los años pasaron literalmente volando. Me he adaptado muy bien al estilo de vida español, y de hecho creo que me conviene mucho más que el francés! He compartido momentos estresantes pero, sobre todo, muy chulos con amigos que ya son para toda la vida. 

¿Y en Valencia? 

Valencia se quedará como la ciudad de mi corazón. Me fui hace algunos días, y ya la echo de menos. Tengo la misma sensación que cuando empecé la carrera y me tuve que ir de Francia, pero al revés esta vez, es como haber dejado mi país. Me sentí muy rápidamente en casa en Valencia: su gente, el clima y su diversidad hacen que sea un lugar donde es muy fácil de vivir… y más aún cuando te encantan la paella, el arroz al horno y la horchata 😉

¿Y ahora qué?

​Ahora se cierra un capítulo largo, difícil pero muy bonito de mi vida. He encontrado ya trabajo en Francia, como Veterinaria en una clínica mixta, es decir que se dedica tanto a los pequeños animales como a los grandes (en particular a la vacas). Va a ser otra meta, pero me siento lista para seguir formándome y cuidar de la mejor forma posible a los animales, como siempre he querido. No queda excluido que me vuelva algún día vivir en Valencia! Paso a paso, veremos lo que sale…

Enhorabuena Diane y mucha suerte!!!