• Los estudiantes de último curso de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera han afrontado el examen final de carrera
  • Las punteras instalaciones del Centro de Simulación Avanzada han sido el escenario de esta compleja prueba

Veinte casos clínicos por alumno. Más de tres horas de evaluación personalizada. Pero no sobre un papel, sino afrontando en la práctica situaciones muy realistas, con pacientes interpretados por actores, modelos anatómicos o modelos fisiológicos robóticos.

Es la prueba ECOE (Evaluación Clínica Objetiva Estructurada) a la que han hecho frente esta semana los estudiantes de último curso de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón. Los futuros médicos han realizado este complejo examen práctico en el que debían demostrar, bajo presión y ante un tribunal integrado por profesores y médicos de Castellón en ejercicio, que eran capaces de aplicar las competencias y habilidades médicas aprendidas a lo largo de la carrera.

Cada puerta que flanquean les introduce en un nuevo reto médico

El escenario, el Centro de Simulación Avanzada (CSA) del CEU de Castellón, pionero en la Comunidad Valenciana, que cuenta con salas de hospitalización, UCI, quirófano y otras salas polivalentes, óptimas para la celebración de esta prueba. Unas instalaciones innovadoras de las que se benefician a lo largo de la carrera los estudiantes de Ciencias de la Salud de la Universidad CEU Cardenal Herrera para reforzar su experiencia clínica en un entorno controlado y seguro gracias a la metodología de la simulación.

En esta ocasión, cada puerta del CSA que flanqueaban los estudiantes presentaba un nuevo reto médico. Por ejemplo, un paro cardíaco en un centro comercial, o casos de salud materno-infantil o que requerían el manejo básico del ecógrafo.

Deben ser capaces de realizar una evaluación y atención personalizada de los pacientes que les esperan en cada una de las 20 estaciones

Y parece que lo han conseguido. A falta de evaluar en profundidad cada prueba, el profesorado del CEU se muestra muy satisfecho con el desarrollo de la ECOE. Y no solo en el plano estrictamente sanitario, sino en el de la evaluación y atención personalizada, tal y como explica la profesora de Medicina Belén Merck, que coordina esta prueba en el CEU de Castellón. “En la ECOE incluimos pacientes (actores) que nos permiten testar las habilidades de comunicación y de relación interpersonales de los futuros médicos, que deben ser capaces de explicar bien las cosas, atender sus preguntas y darles respuestas satisfactorias”, subraya la cirujana.

La profesora Merck da las últimas indicaciones a un grupo de alumnos de Medicina antes de afrontar esta exigente prueba

La ECOE del CEU cuenta con la certificación de la Conferencia de Decanos de Medicina, lo que habilita a esta universidad para examinar de esta prueba a estudiantes de cualquier Facultad de Medicina de España.

Para la organización de una prueba tan compleja como la ECOE es indispensable la implicación del profesorado y del personal de Administración y Servicios de la universidad, como Sandra Diago y Juan José Enrique-Tarancón, responsables del día a día de los laboratorios y el CSA en el CEU de Castellón.