Valencia, 29-07-13.- Los alumnos del nuevo grado de Medicina en inglés de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, que comienza a impartirse el próximo mes de septiembre, dispondrán de una moderna Sala de Anatomía y Disección para cursar sus prácticas en las mejores condiciones.

De estas nuevas instalaciones, ubicadas en su campus de Alfara, se beneficiarán también los estudiantes de Fisioterapia, Odontología, Enfermería y Farmacia así como los alumnos de posgrado en Ciencias de la Salud y el Servicio de Ayuda a la Investigación en Anatomía de la Cardenal Herrera.

Su avanzada tecnología y prestaciones, similares a las de las dependencias de anatomía  y disección que esta Universidad tiene en su campus de Castellón, las hacen idóneas, además, para el entrenamiento e investigación de nuevos procedimiento quirúrgicos a cargo de equipos especializados externos.

Las nuevas instalaciones cuentan con un total de 516’53 m2, de los que un 32’98% (170’36 m2) se dedican a áreas de investigación y un 67’02% a áreas de docencia. Su objetivo es dotar a los estudiantes e investigadores de los espacios y medios necesarios para aprender e investigar en el campo de la anatomía y fisiología con un alto nivel.

Así, los estudiantes de la Cardenal Herrera podrán conocer las diferentes estructuras y tejidos del cuerpo humano trabajando directamente sobre cadáveres en sus prácticas de anatomía y realizar prácticas de diversas técnicas médicas, como la colocación de vías intraóseas o las técnicas de sutura. Estas modernas instalaciones acogerán, así mismo, cursos especializados de implantología oral, cirugía de rodilla para especialización de profesionales y otros.

Prestaciones de la nueva sala

Las nuevas dependencias de anatomía y disección de la Universidad CEU Cardenal Herrera incluyen dos depósitos con zona de cámaras con capacidad de ampliación futura, uno de ellos destinado a investigación y otro para docencia; tres salas de anatomía, una para investigación y las otras dos para docencia de las titulaciones de Ciencias de la Salud, con un total de quince puestos; una sala osario y de modelos anatómicos; y otra para el Servicio de Ayuda a la Investigación en Anatomía, en el que se sitúan los elementos para control y gestión, así como un botiquín.

Todas las salas tienen ducha y lavaojos de emergencia y lavamanos quirúrgico junto a la entrada, más las piletas y bañeras de apoyo. Cuentan, además, con medios audiovisuales para la docencia: cañones de proyección con pizarra interactiva así como red de datos y toma de cámaras para grabación de intervenciones de investigación y para usos docentes, con interconexión a los cañones de proyección.

Así mismo, en las instalaciones necesarias para asegurar la adecuada extracción de los vapores de formaldehídos y renovación de aire, se ha asegurado la máxima recuperación energética, para lo que se ha dotado al conjunto con una planta enfriadora específica que asegure el mantenimiento de una baja temperatura constante en cualquier circunstancia y climatizadores con recuperadores entálpicos que garanticen la renovación de aire requerida con recuperación energética. El sistema de gestión del conjunto cuenta con sondas ambientales que permiten que se regule automáticamente el funcionamiento de los equipos.