• Ana Belén Riera, enfermera en el servicio de Urgencias del Hospital Comarcal «Vega Baja» de Orihuela y profesora en el CEU de Elche, donde imparte Fundamentos de Enfermería
Ana Belén Riera, profesora de Enfemería, tiene una dilatada experiencia en Urgencias

Desde hace varias semanas, más de 80 estudiantes de 1º de Enfermería, que van a hacer prácticas en hospitales, están recibiendo una formación y preparación específica para enfrentarse, por primera vez, a los desafíos de una profesión exigente y reconocida socialmente a raiz de la pandemia del COVID 19. Ana Belén Riera, junto a Rubén Galiano, han sido en estos los encargados de formar a estos futuros enfermeros. Los dos han estado durante esta crisis sanitaria en primera línea de los sanitarios que luchan contra el coronavirus.

¿Qué formación necesitan, y porqué, los estudiantes de 1º que van a hacer prácticas en hospitales?

El alumno de Enfermería necesita grandes dosis de anatomía, fisiología, psicología, microbiología, fundamentos, patología, prevención…  antes de enfrentarse a un paciente. Ir a un hospital y, sobretodo, ponerse frente a un paciente requiere mucha formación. El paciente es la persona a respetar, y se merece que le demos lo mejor de nosotros en cada momento, por eso nunca podemos bajar la guardia y la formación debe ser continua. Acudir a un hospital, de la mano de un tutor, es fundamental para ser un buen profesional

El paciente es la persona a respetar, y se merece que le demos lo mejor de nosotros en cada momento, por eso nunca podemos bajar la guardia y la formación debe ser continua.

Los alumnos de 1º de Enfermería en una de las prácticas simuladas antes de acudir a hospitales de la provincia de Alicante

¿A qué se van a enfrentar estos alumnos en esta primera inmersión real con la profesión?

Los alumnos empiezan en primero muy ilusionados, con ganas de cambiar el mundo, de mejorarlo, llenos de ideas y de sueños y eso es muy bueno… pero conforme empiezan a adquirir conocimientos, también necesitan dosis de realidad, de presión, de agobio, situaciones en las que puedan comenzar a poner en práctica lo que están aprendiendo, y por eso son tan necesarias las prácticas simuladas. En ellas se les pone en situaciones reales, se les genera presión en un ambiente controlado, pero de presión al fin y al cabo… podríamos decir que es su primera pisada en el mundo clínico de la enfermería. De cualquier manera, aunque sea en una sala de simulación, ellos lo toman como algo real, los profesores somos los evaluadores, somos lo más parecido a sus futuros pacientes,  y para ellos, es un reto superar cada uno de los procedimientos que se les pide.

Conforme empiezan a adquirir conocimientos, también necesitan dosis de realidad, de presión, de agobio, situaciones en las que puedan comenzar a poner en práctica lo que están aprendiendo, y por eso son tan necesarias las prácticas simuladas.

¿Qué recomendaciones, como expertos y dada vuestra experiencia, les dais a estos estudiantes para estos primeros pasos?

Respeto por todo lo que hagan, respeto hacia el paciente, hacia sus familias y hacia todos los profesionales que velan por el cuidado de éstos. Los alumnos deben ser buenos profesionales, formados y dedicados, pero también deben ser buenas personas, porque es necesario sentir lo que se hace para ser buen enfermero. La empatía, la sonrisa, el apoyo debe formar parte de nuestro día a día.

Los alumnos deben procurar no olvidar  todo aquello que vean durante de su formación que consideren importante para que, cuando salgan al mundo laboral, se conviertan en todo aquello que soñaron ser.

Ana Belén durante una de las sesiones de formación especializada a futuros enfermeros