La casualidad ha querido que participara en la atención sanitaria a los protagonistas del rescate más viral del verano, pero, por encima de la anécdota, Eduardo Casañ, estudiante de 1º de Enfermería del CEU, se queda con el gran aprendizaje que le han reportado sus prácticas voluntarias estivales con Ambulancias CSA. Además, el futuro enfermero, que trabaja como auxiliar de enfermería atendiendo a pacientes COVID en la UCI del Hospital General de Castellón, también comparte en esta entrevista cómo está viviendo la pandemia en calidad de profesional de la sanidad.

En un momento de sus prácticas estivales. En esta intensa semana, Edu no ha tenido tiempo para guardar más testimonios gráficos de su experiencia

Has realizado prácticas este verano en el equipo sanitario de Ambulancias CSA. ¿Contento?

Mucho. La verdad es que no esperaba que pudieran llegar a ser tan interesantes las prácticas en un servicio de playas, ya que es algo que no solemos ver nadie. Por norma general, vemos la ambulancia, pero no sabemos qué hay detrás.

El primer día estaba muy nervioso y asustado por la nueva situación, sin saber a qué me podía enfrentar. Pero, poco a poco, y gracias a los compañeros del servicio, me fui calmando y disfrutando mucho de la experiencia.

Y estoy muy contento. Tuvimos una semana bastante animada con varios servicios urgentes, y el equipo con el que trabajé esos días era muy bueno y todos me ayudaron y enseñaron todo lo que pudieron. El servicio de emergencias es de mucha tensión y estar con gente como con la que coincidí da gusto. Quiero darles las gracias, en especial a Alejandra, Jorge, Fede y Pilar, por su gran ayuda y paciencia.

El estudiante de Enfermería del CEU valora el buen trabajo de socorristas y profesionales sanitarios, que velan por la salud de los ciudadanos

Nos sumamos a ese agradecimiento. Por lo que cuentas, no van a ser las últimas prácticas que pedirás. ¿Crees que son importantes para vuestra formación? ¿Las recomiendas?  

Por supuesto que no van a ser las últimas, han sido muy interesantes. Y sí, las recomiendo a todo el mundo que pueda realizarlas, es una experiencia muy enriquecedora y te nutre mucho como futuro enfermero.

Mucho más que curar heridas. El futuro enfermero se lleva un gran aprendizaje de sus prácticas voluntarias de verano

Por cierto que, a dos días de concluir el periodo de prácticas, atendisteis a los protagonistas del rescate más mediático del verano, en Oropesa del Mar. ¿Sorprendido con el revuelo? 

La verdad es que sí. Es una anécdota muy curiosa, que ha generado bastante expectativa a nivel social por la colaboración de un político muy conocido, Toni Cantó.

Aprovecho la pregunta para recalcar la gran labor que realiza el equipo de socorrismo en playas. Sin ellos, estas situaciones no tendrían en muchas ocasiones un final feliz. Aunque sea su trabajo, debemos darles las gracias por cuidar de nosotros, tanto a ellos como al equipo de ambulancias por su gran coordinación.

Estoy muy contento. No esperaba que pudieran ser tan interesantes las prácticas en un servicio de playas

Edu, aunque es la primera vez que realizas prácticas de enfermería, no eres nuevo en la profesión sanitaria, ¿verdad? 

No. Trabajo desde hace 7 años en varios centros y servicios hospitalarios como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, actualmente en el Hospital Universitario General de Castellón, en el servicio UCI con pacientes Covid.

Ahora vamos a tu vivencia profesional de la pandemia, pero antes cuéntanos cómo has podido compaginar trabajo y prácticas. 

Pues ha sido posible gracias a la colaboración de mis compañeros de servicio en el hospital, que me han ayudado a tener días libres para realizarlas. Sin ellos, no hubiera podido.

Eduardo está viviendo en primera línea la realidad de la Covid como auxiliar de Enfermería

Estamos hablando de unas prácticas voluntarias, y en primero. ¿Tantas ganas de aprender tienes que has sacrificado tu descanso con lo que habrás vivido estos meses en el hospital?  

Sinceramente, la profesión sanitaria es la que más me gusta del mundo, siempre he tenido claro que quería dedicarme a ello… y sacrificar mis días libres para poder formarme un poco más es algo que para nada me importa, lo hago con todo el gusto del mundo, aunque luego me pase dos días en el sofá por estar agotado.

La profesión sanitaria es lo que más me gusta del mundo. No me importa sacrificar mis días libres para poder formarme un poco más

Vamos a tu labor como TCAE durante la pandemia. ¿Cómo has vivido estos meses y cómo lo estás haciendo ahora? ¿Te sientes con fuerzas?   

Han sido unos meses muy duros y con mucha incertidumbre. No sabíamos muy bien cómo gestionar la situación, ya que es nueva y todo lo nuevo suele asustar. Y esto, sumándolo a continuar con los estudios, me hizo llegar a plantearme tirar la toalla…

Pero, con el apoyo de compañeros/as, profesores y familiares, seguí adelante. La verdad es que aún me encuentro con fuerzas, aunque cansado todavía, no tanto física como psicológicamente. Y es que, sinceramente, afecta bastante, y más cuando te confinas tu solo por miedo a contagiar a tu familia.

Aunque ha tenido la tentación de tirar la toalla, Eduardo continúa formándose para ser un gran profesional de la sanidad

Duro… pero nos alegra que sigas formándote. ¿Algún mensaje que quieras trasladar a la ciudadanía? 

Pediría que fuera con el máximo cuidado. Claro que hay que disfrutar del verano y de las vacaciones, pero no tenemos que olvidar que el virus sigue con nosotros y no es una simple gripe.

Los mensajes de los que estáis en primera línea son claves. Edu, de TCAE a enfermero. ¿Por qué diste este paso? ¿A dónde crees que puede llevarte profesionalmente hablando?  

Siempre he dicho que quería hacer Medicina, pero llegó un momento -y gracias a una profesora del CEU que conozco de fuera del ámbito universitario- en que me animé a hacer Enfermería, porque lo que siempre me ha gustado más es el trato cercano con el paciente.

Es cierto que los médicos tienen relación con los pacientes, pero quienes más tiempo pasan con ellos son los enfermeros y los auxiliares. Y, como quería continuar con los estudios sanitarios, tomé la decisión de embarcarme en este reto. Profesionalmente hablando, pienso que me llevará a mejorar y adquirir más conocimientos sanitarios.

A los ciudadanos les pediría que fueran con el máximo cuidado. El virus sigue con nosotros

Y cerramos con la formación. Solo llevas un año con nosotros, y en un curso extraordinario para todos. Aun así, ¿qué balance haces? 

Pues la verdad es que ha sido un curso muy duro para todos, tanto para alumnos como profesores. Pero creo que, dentro de los errores que podamos haber tenido cada uno, todo se ha hecho con buena intención y con la ilusión de que esta situación fuera lo más “normal” posible. Nadie estábamos preparados para afrontar una pandemia mundial de este nivel.

Con gente como tú, seguro que el camino será más llevadero. Gracias por tu tiempo y por tu vocación de servicio. Nos vemos en unos días. 

A vosotros.