Los estudiantes de 2º de Medicina del CEU de Castellón aprenden esta materia, clave en la medicina e investigaciones actuales, a través de metodologías docentes innovadoras

Una de las propuestas de los estudiantes. Una cuenta de Instagram para explicar de modo atractivo la histología  

Aunque la histología (el estudio de la estructura microscópica del tejido biológico) es crucial en la medicina actual, resulta una materia compleja y poco atractiva para muchos estudiantes de Medicina. No obstante, la profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón Sabina Sanegre ha comprobado que es posible motivar a los futuros facultativos para adentrarse en las claves de esta relevante disciplina disfrutando del aprendizaje.  

La innovación docente ha sido clave. Y es que la profesora de Histología de 2º de Medicina, consciente de lo “antipática” que suele resultar esta asignatura, decidió utilizar metodologías proactivas y colaborativas para despertar en los alumnos el interés por ella y lograr un aprendizaje significativo. 

Por ejemplo, más allá de observar tejidos en el microscopio y de teñir muestras, la docente retó a los estudiantes a destacar la utilidad real de la histología analizando artículos científicos de vanguardia sobre análisis histológicos cuantitativos enfocados al diagnóstico de cáncer.  

Otro de los ejercicios en los que se implicaron activamente los futuros sanitarios fue la utilización de software de última generación que aplica inteligencia artificial a imágenes digitales de preparaciones histológicas.  

Además, los futuros médicos pusieron a prueba sus dotes artísticas dibujando otras preparaciones histológicas, una actividad que, en el fondo, pretendía mejorar la comprensión de las estructuras de los tejidos. Y es que, para dibujar, explica Sanegre, “el estudiante necesita entender exactamente ‘qué está viendo’ y fijarse en los detalles, lo que le ayuda a retener mucho mejor las estructuras que observa”. 

‘Los ejercicios nos han dado otro punto de vista sobre la materia, porque nos han hecho partícipes de nuestro propio aprendizaje’

Maialen Velasco, estudiante de 2º de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón

Investigar para cuidar 

Finalmente, los alumnos de Medicina del CEU de Castellón tuvieron la oportunidad de demostrar su capacidad investigadora. A través de temas de la máxima complejidad y actualidad, como la medicina regenerativa, la bioimpresión de tejidos en 3D o el diseño de órganos en chips, los estudiantes, distribuidos en equipos, presentaron diferentes propuestas, en formato digital, que visibilizaban la estrecha relación entre la histología, la biología, la fisiología, la biofísica, e incluso la ingeniería, para abordar conceptos e investigaciones complejas en el ámbito de la medicina. 

“Con esta iniciativa, explica Sabina Sanegre, nuestros estudiantes han palpado la necesidad real de implementar la investigación en el ámbito profesional, así como la interacción e impacto de distintas disciplinas sobre el desarrollo de biomarcadores y tratamientos, todo con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes”. Un ejercicio que, además de ayudarles a interiorizar la importancia de trabajar de modo multidisciplinar, “les ha permitido reforzar sus competencias comunicativas, de liderazgo y trabajo en equipo”, subraya la docente e investigadora. 

Estudiantes motivados 

El resultado ha sido un éxito, tal y como suscriben los estudiantes. “Creo que estos ejercicios nos han dado otro punto de vista sobre la materia, porque nos han hecho partícipes de nuestro propio aprendizaje”, asegura Maialen Velasco. La estudiante de 2º curso de Medicina del CEU de Castellón afirma que le han permitido familiarizarse con la histología de una manera más creativa. 

La futura facultativa, que elogia el entusiasmo y dedicación de la profesora para “hacer amena una asignatura tan compleja”, destaca también el aprendizaje en competencias transversales que ha adquirido con este modo de aprender histología, «y que no conseguiríamos estudiándola de una forma más tradicional”. 

Emilia Álvarez coincide con su compañera. “Tanto a mí como a mis compañeros de equipo, explica la estudiante, los ejercicios nos han parecido muy entretenidos y educativos, y nos han permitido acercarnos a la histología de un modo muy diferente al de las clases magistrales”, explica. 

“Como aprendizaje final, destacamos, sobre todo, la visión que nos han aportado los seminarios, en los que hemos podido ver que la histología tiene lugar más allá de un microscopio y se utiliza en gran variedad de especialidades en la práctica clínica”, prosigue la futura sanitaria. 

Como Maialen, Emilia tiene claro que la innovación docente influye positivamente en la formación, “puesto que ayuda a aplicar los conocimientos impartidos en clase y nos permite investigar y aprender por nuestros propios medios”. 

Artículo anteriorMartes, 5 de julio de 2022
Artículo siguientePaula Martínez Ros, en el X Congreso Mundial Taurino Veterinario