Martín Pérez ha ganado dos de los retos de empresa en la Innovation Week de CEU Emprende y phd: los planteados por Porsche y Turismo de Canarias

Martín Pérez, en uno de los talleres de la Escuela de Diseño de la CEU UCH.
Martín Pérez, en uno de los talleres de la Escuela de Diseño de la CEU UCH.

Con los objetivos claros y confianza en sí mismo. Martín Pérez acaba de terminar sus estudios de Grado en Diseño Industrial y Desarrollo de Productos en la CEU UCH. Y los ha cerrado por todo lo alto: ganando dos de los retos de la Innovation Week organizada por CEU Emprende y phd. Y con trabajo en el estudio de Jorge Herrera, que obtuvo a través de uno de los workshops en los que participó en su Escuela. Haciendo balance, nos cuenta sus éxitos y sus sueños. “Cuando acabas la carrera te das cuenta de todo lo que has aprendido”, afirma.

¿Por qué decidiste estudiar Ingeniería del Diseño Industrial y Desarrollo de Productos en la CEU UCH?

En mi casa tenemos un taller y. desde pequeño, me he dedicado a fabricar cosas, a inventar objetos. La carrera la elegí porque era la que mejor reunía todo eso que me ha gustado siempre, desde pequeño.

¿Qué opinas de que la universidad facilite a los estudiantes de distintas titulaciones participar en concursos como la Innovation Week de CEU Emprende y phd?

Para mí, que la CEU UCH promueva estas acciones para innovar y fomentar la creatividad en formatos como este es algo muy positivo: nos ayuda a conocer mejor la situación realde las empresas, trabajando directamente sobre las situaciones a las que se enfrentan y que resuelven cada día.

En la Innovation Week formaste parte del equipo que ganó dos de esos retos reales planteados por empresas. ¿En que consistieron tus propuestas ganadoras para Porsche y para Turismo de Canarias?

Porsche nos planteaba tres retos para dar a conocer su nuevo modelo. Nosotros elegimos el que consistía en conectar al público joven con el adulto. Para ello nos pedían tres estrategias. Queríamos unir a los jóvenes tradicionales, con un público más adulto y comunicar los detalles del coche. Y elegimos como embajadora de la marca a Rosalía, ya que refleja muy bien el carácter de Porsche.

Con Turismo de Canarias decidimos que a cada persona que viajase, se le cobrara un euro, para invertirlo en una investigación para el desarrollo de nuevos motores de avión que contribuyeran a la reducción de gases contaminantes.

Compartiste equipo con estudiante de otras carreras y universidades. ¿Qué os hizo decidiros por cada una de las propuestas ganadoras?

El tiempo nos influyó mucho. En Porsche elegimos la opción en la que era más fácil de comunicar la experiencia. Con Turismo de Canarias, no queríamos ofrecerles un “parche”, sino una solución que pudiera ser definitiva al reto que nos plantearon. Y en ambos casos, conseguimos presentar la mejor solución.

¿Cómo fue la experiencia de ganar dos premios en la misma competición? ¿Alguien más hizo doblete?

La verdad es que fui a la Innovation Week sin saber que había premios, me enteré yendo hacia allí. Así que no esperaba ganar nada, iba a pasármelo bien, a hacer contactos y vivir una nueva experiencia. Sí hubo una chica que llegó a hacer hasta triplete. Pero creo que el verdadero premio para todos fue la experiencia de participar en casos reales y en equipos tan multidisciplinares.

¿Cómo eran los proyectos del resto de participantes? ¿Estuvo alto el listón en cuanto a innovación de las propuestas?

El nivel era alto, había ideas realmente buenas. Creo que todos los que participamos nos intentamos superar a nosotros mismos.

¿Qué consejo le darías a compañeros de tu Grado que quiera presentarse a un concurso de este tipo?

Que no piensen en ganar, que vayan a pasárselo bien, a aprender y a aportar lo mejor de ellos mismos.

Puede que esta Innovation Week haya sido una de las mejores experiencias de tus estudios, pero ¿cuál dirías que es el mejor momento que has vivido en la CEU UCH?

En tercero, cuando fui elegido delegado general de la Universidad. Conocí lo que realmente era liderar un equipo y llevar a cabo propuestas innovadoras.

¿Recuerdas tu primer día de Universidad? ¿Cómo fue?

Fue muy divertido. Conocí a mis actuales amigos. Y a mucha más gente de otras titulaciones con la que aún tengo relación.

Y ahora que has terminado el Grado en Diseño Industrial, ¿te ha costado encontrar trabajo?

Ahora que he terminado es cuando me he dado cuenta de todo lo que he aprendido y soy consciente de que conozco mucho mejor el sector de lo que pensaba. Por suerte he encontrado trabajo pronto, gracias a un workshop que hicieron en el CEU he estado estos meses trabajando en el estudio de Jorge Herrera.

¿Cuál sería tu sueño cumplido en el mundo del diseño?

Creo que mi sueño sería trabajar para Apple, en el diseño de dispositivos tecnológicos en una empresa en la que se valora tanto la labor de los diseñadores. De hecho, en enero quiero centrarme en el inglés, porque es un buen nivel es uno de los requisitos que necesitaré para trabajar en Apple algún día.

Mucha suerte Martín, quizá muy pronto te llamemos para preguntarte cómo te va por allí…