• Estudiantes de primero de Veterinaria de la CEU UCH han participado en el proyecto “Cuidar el planeta, una urgencia veterinaria”, que les ha retado a buscar soluciones creativas a problemas reales de nuestro entorno
  • “Los estudiantes abordaron de forma natural temas relacionados con la profesión veterinaria: protección de hábitats y ecosistemas, reintegración de especies, prevención de zoonosis y resistencia a antibióticos… Y han elaborado propuestas racionales, razonadas y creativas”, según ha explicado la profesora Christelle de Brito, coordinadora de este proyecto

Las actividades humanas están provocando cambios rápidos en el planeta, con importantes repercusiones para sus habitantes. Por ello, desde la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera se ha impulsado el proyecto “Cuidar el planeta, una urgencia veterinaria”, con el objetivo de motivar a los futuros veterinarios a buscar soluciones creativas para preservar nuestro entorno. Un proyecto en el que han participado más de 50 estudiantes de primer curso del Grado en Veterinaria de la CEU UCH.

 “Se ha invitado a los estudiantes a reflexionar sobre problemas actuales relacionados con la Veterinaria y el Medio Ambiente, y a proponer posibles soluciones que se podrían aplicar a nivel individual o colectivo”.

Christelle de Brito, profesora de Veterinaria de la CEU UCH y coordinadora del proyecto

El resultado son 14 propuestas donde los futuros veterinarios reflexionan sobre problemas actuales a los que se enfrenta el planeta y ofrecen posibles soluciones. Según ha explicado la profesora de Veterinaria de la CEU UCH, este proyecto de innovación docente “ha permitido a nuestros estudiantes profundizar e integrar conocimientos de varias asignaturas del Grado, reflexionar sobre problemas reales, desarrollar habilidades de búsqueda, análisis y presentación de la información, además de mejorar el pensamiento crítico, y junto a los objetivos académicos “les ha enseñado que tienen un papel social que pocos imaginan, que sus ideas y recomendaciones pueden tener un impacto que va más allá de la salud animal”.

Conectar estudiantes, universidades y ayuntamientos, en beneficio del planeta

Y precisamente, desde ese enfoque “One Health” han desarrollado las estudiantes Viviane Maigre, Théresa Hemm y Héloïse Senes el trabajo “Estuplanta”. La propuesta reflexiona sobre la necesidad de tener más árboles y plantas en el planeta, y reta a estudiantes, universidades y ciudades a comprometerse conjuntamente en la respuesta. Las universidades cultivando plantas autóctonas, los estudiantes cuidándolas a lo largo del curso y los ayuntamientos cediendo espacios cercanos al campus para esta actividad.

Una iniciativa en la que “todos ganan”, contribuyendo al futuro del planeta.

“Estamos muy preocupadas por la ecología, el cambio climático … y queremos actuar”, nos cuentan las jóvenes autoras de Estuplanta. De ese deseo y del gusto por cuidar las plantas nacía esta propuesta que, reconocen, les gustaría que fuera una realidad. “Nos gustaría mucho desarrollar el proyecto en la Universidad. De hecho, por eso ponemos ejemplos de plantas que podríamos cuidar y plantar aquí en Valencia. Son plantas autóctonas, adaptadas al tiempo de Valencia, les gusta el sol y no necesitan mucha agua. Además, son plantas muy fáciles de cuidar. Perfectas para desarrollar el proyecto aquí”, han destacado.

Viviane, Théresa y Héloïse han coincidido en valorar positivamente el proyecto “Cuidar el planeta, una urgencia veterinaria”: “Nos ha dado la posibilidad de crear posters y vídeos, de descubrir cómo crearlos. Cada vez que teníamos preguntas, los profesores nos ayudaban (gracias a ellos, por eso). También, descubrimos que puede ser muy divertido e interesante hacer trabajos de grupo cuando las personas son simpáticas, respetuosas y están motivadas. Por último, probablemente lo más importante que hemos aprendido: ¡Cree en tus sueños!”.

Unidos para salvar los arrecifes de coral

También sobre trabajo en equipo para cuidar el planeta va la propuesta diseñada por los alumnos Mathis Ranucci, Arthur Murgione y Pauline Vidal. En su trabajo, presentado en formato poster, han reflexionado sobre cómo las actividades humanas están teniendo consecuencias desastrosas para los arrecifes de coral.

“Veterinarios y biólogos deben trabajar juntos para salvar los ecosistemas marinos”

Conocer de cerca esta problemática, ha sido el punto de partida de esta propuesta. “Al vivir en el corazón del Océano Pacífico, en la isla (Nueva Caledonia) con la segunda barrera de coral más grande, es natural que me interese todo lo relacionado con los océanos y particularmente los corales”, nos cuenta Pauline. Una cercanía, conocimiento y respeto por este ecosistema que comparte con sus compañeros Arthur y Mathis.

“Cuantas más personas sepan sobre los corales, comprenderán mejor su importancia y podrán contribuir a su conservación”

Según ha destacado Arthur, “el proyecto “Cuidar el planeta, una urgencia veterinaria” nos ha permitido reflexionar sobre problemas contemporáneos a los que nos vamos a tener que enfrentar como veterinarios”. En la misma línea, Mathis ha subrayado cómo “la participación en este proyecto me ha permitido mostrar a pequeña escala un gran problema que está muy cerca de mi corazón y que es importante para nuestro futuro”.

Atreverse a liderar grandes proyectos

El proyecto “Cuidar el planeta, una urgencia veterinaria” se ha cerrado con la presentación pública de los diferentes trabajos desarrollados por los estudiantes. Un acto, celebrado en el Paraninfo de la CEU UCH, donde estudiantes y profesores de Veterinaria han tenido la oportunidad de escuchar a la Dra. Raquel Soeiro de Brito, geógrafa portuguesa reconocida a nivel mundial.

En su intervención, la Dra. Soeiro de Brito ha animado a los jóvenes a tomar las riendas de su vida, “liderando grandes y hermosos proyectos”.

Junto a la profesora Christelle de Brito han colaborado en este proyecto de innovación docente los profesores de Veterinaria de la CEU UCH Anna Albiach, Ana Navarro, Ester Orient, José Terrado y Santiago Vega.

Artículo anteriorLunes, 13 de junio de 2022
Artículo siguienteLa fisioterapia como ayuda a los pacientes con cáncer