• Estudiantes de Magisterio del CEU se preparan para entrenar a personas con discapacidad motora en el deporte adaptado de Boccia

“Como futuros maestros, nuestros alumnos se pueden encontrar en un momento dado que en su clase tengan a personas con discapacidad motora. Por eso, deben entender las necesidades de la educación inclusiva y adaptar la enseñanza a las necesidades de cualquier alumno”. Con este propósito, Nuria Andreu, docente en la titulación de Educación Infantil de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha programado, dentro de su asignatura Trastornos del Desarrollo y Altas Capacidades, un curso para que los estudiantes se formen como entrenadores en Boccia, una modalidad de deporte adaptado.

Estudiantes de Magisterio en el curso de entrenador de Boccia

Para ello ha contado con la colaboración del Club Deportivo Globo de Elche, una organización en la que participan personas con parálisis cerebral, daño cerebral o discapacidad física severa. El club, presidido por Juan Ignacio Ayala y que cuenta entre sus filas con Desirée Segarra, deportista que compitió en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, tiene como objetivos, además de formentar la práctica del deporte adaptado, mostrar a la sociedad el sacrificio y los esfuerzos de los deportistas con discapacidad y lograr que más personas con parálisis o discapacidad física se sumen a este proyecto.

Este curso les permite, además, entender las necesidades de la educación inclusiva

Por lo pronto, cuarenta estudiantes de Magisterio del CEU de Elche, de Educación Infantil y de la mención en Educación Física, se han sumado a este curso de entrenador, de un deporte que dispone de dos modalidades: la boccia, que tiene la categoría de deporte paralímpico, y el slalom. Durante una intensa sesión de más de cuatro horas, los alumnos y alumnas del CEU tuvieron la oportunidad de conocer esta modalidad deportiva, sus características y sus particularidades, “y pudieron entrar en contacto también con las personas que hay detrás, los ya entrenadores y, sobre todo, los chicos y chicas que se esfuerzan cada día por superarse y que con este deporte, además, mejoran su autonomía en su día a día”, asegura Andreu.