• El coordinador del Plan de EPOC de la Comunitat Valenciana y neumólogo del Hospital Arnau de Vilanova ha recordado que esta enfermedad, tercera causa de muerte en el mundo, tiene una elevada tasa de infradiagnóstico 

Los avances terapéuticos en el tratamiento de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) han centrado la nueva sesión del Ciclo Los Miércoles hablamos de Salud en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Estudiantes de los Grados en Farmacia y Fisioterapia del CEU han asistido a esta sesión, que ha contado con la participación de Juan José Soler, coordinador del Plan EPOC de la Comunitat Valenciana y neumólogo del Hospital Arnau de Vilanova; Santos Aznar, farmacéutico comunitario, y José Vidal, paciente de EPOC, moderados por el profesor de Farmacia del CEU, Luis Salar.

El coordinador del Plan de EPOC ha ofrecido una visión general de esta enfermedad que ha calificado de “heterogénea y compleja”. Soler ha destacado que los principales problemas de la EPOC son el infradiagnóstico, la alta mortalidad, y la necesaria mejora en el tratamiento de los pacientes. En este sentido, el coordinador del Plan de EPOC ha puesto en valor el papel de los farmacéuticos comunitarios “en la búsqueda activa de pacientes de EPOC”, y ha destacado la necesaria colaboración de todos los profesionales sanitarios para disminuir la elevada tasa de infradiagnóstico de esta enfermedad.

En lo referente a los tratamientos, Soler ha recordado que la EPOC se aborda hoy a partir de los fenotipos clínicos. Se determinan grupos de pacientes con características similares para ofrecerles el tratamiento más adecuado, sin embargo “el futuro está en los tratamientos biológicos, medicina personalizada para los pacientes de EPOC”.

Garantizar la adherencia al tratamiento

El farmacéutico Santos Aznar ha abordado el papel de la farmacia comunitaria en el tratamiento de esta enfermedad, preocupándose primero de que el paciente utilice su medicación correctamente y después haciendo un seguimiento para detectar cualquier problema que pudiera surgir.

Además ha destacado el importante papel que la farmacia comunitaria puede hacer en la prevención y el cribado de la enfermedad. Dado que el tabaco es la principal y casi única causa de EPOC, la lucha contra el tabaquismo es esencial y la farmacia está muy bien situada para llevarla a cabo. Por otra parte, el cribado de la EPOC es muy sencillo y la farmacia puede contribuir a disminuir el elevado infradiagnóstico que presenta. El Dr. Soler ha aportado un estudio realizado con farmacias comunitarias en Barcelona que corrobora este aspecto.

En su intervención, Santos Aznar también ha presentado a los futuros farmacéuticos el programa “I-Valor”, una herramienta impulsada desde la SEFAC (Sociedad Española de Farmacia Comunitaria), que tiene como objetivos fomentar la implantación de una actuación protocolizada ante una consulta de indicación farmacéutica.

La farmacia, un eslabón fundamental en el tratamiento de las enfermedades

Por su parte, José Vidal, paciente de EPOC, ha compartido con los estudiantes del CEU su experiencia con la enfermedad y la pérdida en calidad de vida que representa. Vidal ha coincidido en destacar el papel del profesional farmacéutico “un eslabón fundamental en el tratamiento de enfermedades. Un adecuado uso del medicamento es esencial para garantizar la eficacia del tratamiento y, por tanto, la mejora de la calidad de vida del paciente”.