Camilo Agudelo Arboleda es ya odontólogo titulado por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Su segunda titulación, porque antes estudió Económicas en Barcelona. Quizá por esa visión empresarial, seguramente por su experiencia internacional previa, pero sobre todo por su compromiso con la atención al paciente, ha presentado un Trabajo Fin de Grado (TFG) donde suma Innovación y Emprendimiento en Odontología. Su propuesta: la creación de la primera red de Clínicas Odontológicas Móviles en España, con el objetivo de llevar la atención bucodental a las personas que viven en territorios alejados de las grandes ciudades, “así como contribuir a la diversidad de oferta laboral para dentistas jóvenes con experiencia, sed de independencia y crecimiento profesional y económico”.

  • Camilo, ¿Cómo nació esta idea?
  • Era una idea que me rondaba hace tiempo. Siempre he sido emprendedor. He puesto en marcha diferentes proyectos, que no siempre han funcionado como esperaba. Como explico en el TFG, en la actualidad, cada vez más españoles acuden al dentista de manera preventiva (54%), lo que repercute en mejores indicadores de salud bucodental. La realidad europea actual y, concretamente, la española se encuentra en un proceso de despoblación de las zonas rurales en las que se han perdido, no solamente puestos de trabajo, sino también servicios básicos como son las prestaciones odontológicas. Soy hijo de dentistas, siempre he estado muy cerca de la clínica dental. La idea me surgió a partir del conocimiento de esa necesidad. En Colombia, mi padre iba a los pueblos, a zonas rurales, atendía a los indígenas… es muy común allí hacer jornadas rurales, en zonas alejadas de núcleos urbanos. Allí, se llevaba unas unidades odontológicas portátiles. A partir de esa idea, me di cuenta que en España existía la necesidad de algo similar.
  • Precisamente en tu proyecto comentas que en Canadá o Estados Unidos existen servicios sanitarios en clínicas móviles, ¿no?
  • Sí. Pero, sobre todo, pensé que podría ser una buena oportunidad laboral para odontólogos jóvenes, que ofrecieran esa atención en zonas rurales donde el acceso a los servicios sanitarios es más difícil.
  • ¿En qué área te has centrado para proponer la experiencia piloto de esta red de clínicas móviles?
  • Al principio miré el bajo Aragón, pero mi directora de tesis que es de Castellón me propuso que hiciera la propuesta para esta provincia. Estudiando los datos, es cierto que hay una necesidad en el interior de Castellón de este tipo de servicios de Salud. Son zonas donde no hay cajeros, no hay enfermeros, en algunos pueblos no hay farmacia… Elegí Castellón, pero yo me crie en Tenerife y estoy seguro de que en La Gomera sería un servicio que funcionaría muy bien…como en Hierro o en diferentes zonas de Galicia. Hay muchas zonas de España donde hay población, pero las políticas de repoblación se dificultan porque no hay servicios.
  • ¿Cuáles han sido las dificultades en el desarrollo de este TFG de emprendimiento?
  • La principal dificultad está en la legislación porque en Europa es muy compleja. En EEUU puedes abrir una tienda en un garaje y nadie te dirá nada. Pero aquí es complejo. Contacté con la Conselleria para consultarlo, y me explicaban que mientras las clínicas tuvieran los requisitos que se piden para el sector, podría ser viable.

¿Te gustaría que el proyecto fuera una realidad?

¡¡Me encantaría!! Con idea de impulsar el modelo y que odontólogos de distintas comunidades pudieran formar parte de esa red, con su propia clínica móvil, para acercar la salud dental a los pacientes.

«Me gustaría que fuera realidad, sobre todo para que se ofreciera esa atención que es necesaria en muchas zonas de España»

  • Al final ese es el objetivo: acercar la salud a todos.
  • Por supuesto, no es tan difícil mejorar la calidad de vida de los pacientes desde la Odontología, ayudar al señor que se le ha roto una prótesis hasta que se pueda reparar… Lo he visto con mis padres que atienden muchas urgencias dentales, y no es tan difícil quitar el dolor a una persona.

Cuidar a las personas, con ética y honestidad. Valores que también has reflejado en tu proyecto, donde subrayas cuáles serían los valores que definirían la cultura empresarial: “honestidad, como el valor más importante; transparencia; pasión; customer focus o el paciente en el centro de todo; adaptabilidad y cercanía”

Así es. Cuidar a las personas, desde los valores, y también poniendo a su alcance la innovación en Odontología. Los odontólogos no podremos teletrabajar, eso es casi seguro, pero podremos anticiparnos en el diagnóstico.

«Y si algo nos ha enseñado el CEU, y por eso amo mi Universidad, es a realizar un buen diagnóstico. Si tienes un buen diagnóstico, ya sabes qué problema tiene el paciente, ya sabes si la medicación le va a ayudar, si necesita un especialista…»

  • Camilo, ¿por qué decidiste estudiar Odontología? ¿tradición familiar?

Mi primera carrera es Economía, empecé en Barcelona y terminé los estudios en Italia. Me he dedicado un tiempo al mundo de la empresa, en finanzas, contabilidad… también en empresas del sector de la Salud en diferentes países de Latinoamérica. Pero crecí en una clínica dental, rodeado de pacientes y casos clínicos. Así que me tiraba la tradición, sí.

«Es un trabajo muy vocacional y centrado en las personas»

  • ¿Y cómo ha sido la experiencia?
  • ¡Súper enriquecedora!. Estudiar es una fortuna, porque aprendes cosas nuevas. Pero ha sido muy duro, empezar desde cero en una nueva ciudad, estudiar y trabajar…Odontología es una carrera que requiere dedicación, mucho tiempo…¡¡¡Ha sido una locura!!! He ido creciendo y aprendiendo, ha sido complejo, pero trabajar con honestidad, atender desde el corazón… es algo que la gente agradece.

¿Con qué te quedas de todo este tiempo y esfuerzo?

Odontología es una carrera preciosa. Que incluye la medicina, la anatomía…

«Me quedo con unos magníficos profesores, con una Universidad que nos ha enseñado muchos valores…en el trato al paciente, en el día a día…y me quedo con todo esto. También me quedo con la idea de que todo el esfuerzo y sacrificio, te hacen más fuerte»

  • ¿Y ahora qué?
  • Ahora queda ser humilde y seguir creciendo en conocimiento. Con mis mentores siempre cerca. Pienso seguir formándome, estudiar algún máster de especialización o actualizaciones de estancias cortas en el extranjero.
  • ¿Y este proyecto, continuarás luchando para que sea una realidad?
  • Pues sí, me gustaría presentar la idea a futuros inversores.
  • Camilo, has cerrado con éxito esta etapa universitaria, ¿algún consejo para los jóvenes que comienzan ahora su formación en Odontología?
  • Recuerdo una conferencia del Doctor Cavadas en el CEU, yo estaba en primera fila y le pregunté: ¿Qué consejo daría a un estudiante de primer curso?. Su respuesta fue: “Tienes que estudiar mucho. Estudia, estudia y estudia”. Y le he hecho caso. Creo que, al final, cuantas más horas estudias, mejores resultados vas a tener.

¡¡Enhorabuena Camilo, y mucha suerte!!

Artículo anteriorLunes, 5 de septiembre de 2022
Artículo siguienteMartes, 6 de septiembre de 2022