El profesor de Derecho Financiero y Tributario de la CEU UCH en Elche es el investigador principal del proyecto, en el que participan investigadores de universidades españolas y europeas

Álvaro Antón, profesor de Derecho Financiero y Tributario de la CEU UCH en Elche, es el investigador principal del proyecto financiado por el Plan Nacional de I+D+i.
Álvaro Antón, profesor de Derecho Financiero y Tributario de la CEU UCH en Elche, es el investigador principal del proyecto financiado por el Plan Nacional de I+D+i.

Airbnb, Uber, Cabify, Blablacar, Deliveroo… cada vez son más las empresas de base tecnológica que operan como intermediarias en el nuevo ámbito de la economía colaborativa. Pero aspectos como las obligaciones fiscales de sus usuarios generan aún diversas incógnitas. Con el objetivo de profundizar en su estudio y formular propuestas en este ámbito, el profesor de Derecho Financiero y Tributario de la CEU UCH en Elche, Álvaro Antón Antón, lidera a un equipo de profesores de universidades españolas y europeas, en el proyecto financiado para los próximos tres años por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, dentro del Plan Nacional de I+D+i, con el título “El ordenamiento tributario ante la economía colaborativa: de la clarificación a nuevas formas de cooperación público-privada”.

Como investigador principal del Grupo, el profesor Antón liderará el trabajo del equipo con el objetivo de clarificar las obligaciones fiscales de los usuarios que utilizan y generan ingresos a través de estas plataformas tecnológicas, que actúan como nuevos intermediarios y plantean una disrupción en sectores clásicos, como los del transporte o el alojamiento. Las distorsiones en la competencias entre los sectores clásicos y estas nuevas formas de economía colaborativa y los riesgos de pérdida de recaudación para la hacienda pública por el incumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de sus usuarios serán dos de las principales áreas de estudio del grupo liderado por el profesor de la CEU UCH en Elche Álvaro Antón.

Según destaca Antón, IP del equipo, “es necesario proponer medidas que aclaren e informen a los usuarios de estas plataformas digitales sobre sus obligaciones fiscales, por ejemplo, en el mismo momento de finalizar una transacción”. Además, los investigadores del equipo también estudiarán la posibilidad de diferenciar en el tratamiento fiscal entre las rentas obtenidas de manera ocasional, para compartir gastos o habitualmente, sobre todo ante la falta de una normativa clara en estos aspectos todavía en España.

Comparativa internacional sobre exenciones

Las propuestas del grupo investigador, liderado por el profesor Álvaro Antón desde la CEU UCH en Elche, serán el resultado del análisis de las soluciones aportadas en otros países para afrontar esta nueva realidad económica, como por ejemplo a la hora de fijar umbrales exentos de tributación, por debajo de los cuales no existe obligación de declarar las cantidades percibidas por quien presta un servicio a través de estas plataformas, ni en concepto de IRPF ni en concepto de IVA. En otros casos, algunos países han hecho extensiva esta exención a sectores específicos de la economía colaborativa.

Además, el grupo de investigación también abordará en este proyecto, financiado por el Plan Nacional de I+D+i, las formas de colaboración entre estas plataformas digitales y las autoridades en distintos países para simplificar el proceso de declaración, tanto a usuarios como a prestadores de servicios en ellas. En Francia y en Estonia, las plataformas comunican a usuarios y autoridades las obligaciones fiscales de las transacciones realizadas, pero en Bélgica esta información es remitida a las autoridades para que sean ellas quienes la comuniquen al contribuyente. El estudio comparativo internacional permitirá elaborar las propuestas adecuadas para el marco fiscal español en materia de economía colaborativa.