La CEU-UCH, la Fundación Mapfre, el Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) organizan las VI Jornadas sobre Comunicación y prevención de conductas de riesgo al volante

Grupo de Investigación NECOPSED de la CEU-UCH.
Grupo de Investigación NECOPSED de la CEU-UCH.

Cerca del 80% de los jóvenes cree que las campañas de prevención de accidentes de tráfico deben centrarse en las consecuencias del consumo de drogas y mostrar la situación en el momento del accidente. Estos son algunos de los resultados preliminares del estudio presentado hoy en la CEU-UCH por los investigadores del Grupo NECOPSED de esta Universidad, sobre Neurociencia, Comunicación y Prevención de accidentes de tráfico relacionados con el consumo de drogas entre los jóvenes. La presentación se ha realizado en el marco de las VI Jornadas sobre Comunicación y prevención de conductas de riesgo al volante, organizadas por la CEU-UCH, la Fundación Mapfre, el Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

En los resultados preliminares del estudio, realizado sobre más de 500 universitarios de 18 a 25 años, los jóvenes consideran que estas campañas preventivas sobre los riesgos del consumo de drogas al volante deberían prolongarse a lo largo de todo el año, y no solo realizarse puntualmente, en verano o Navidad. También creen que estas campañas son más eficaces cuando los contenidos son emocionales, cuando en ellas aparecen otros jóvenes con los que puedan identificarse y, en tercer lugar, cuando sus ídolos las protagonizan.

Según apunta la investigadora principal del Grupo NECOPSED de la CEU-UCH, la profesora Pilar Paricio, es también destacable que el 65,9% de los jóvenes opine que la primera causa de los accidentes de tráfico es el consumo de alcohol y otras sustancias, que otorguen al alcohol una peligrosidad de 10 en una escala de 0 a 10 y, sin embargo, que el 33% de ellos afirme que utiliza el coche tras consumir estas sustancias o que, aún en mayor proporción, se sube al coche de alguien que las ha consumido. Todavía 1 de cada 4 jóvenes no tiene percepción de peligro hacia estas sustancias”. Para estos jóvenes, sus familias, la escuela y los medios de comunicación, y las autoescuelas son, en este orden, las que mejor les informan sobre los riesgos de las drogas en la conducción.

17 campañas en 5 años

Junto a la encuesta sobre la población joven, el estudio del Grupo NECOPSED de la CEU-UCH, financiado por la Fundación Mapfre, incluye un análisis de contenido sobre las 17 campañas de prevención que en los últimos cinco años han realizado la DGT, el Plan Nacional sobre Drogas, FAD, la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana y el Plan Municipal sobre Drogas del Ayuntamiento de Valencia, así como distintas entrevistas con sus responsables. El carácter puntual y unidireccional de estas campañas, así como la falta de una evaluación en profundidad de sus efectos, más allá del nivel de recuerdo, son aspectos a mejorar en ellas. Según la investigadora de la CEU-UCH Pilar Paricio, “entre estas campañas de prevención destacan las de contenidos más emocionales, las que utilizan nuevos soportes de comunicación y adaptan el mensaje a ellos y las que se orientan al ámbito educativo y escuchan a los jóvenes”.

Experiencia de simulación con gafas de realidad virtual, organizada por Ford, para experimentar la conducción bajo los efectos de sustancias adictivas.
Experiencia de simulación con gafas de realidad virtual, para experimentar la conducción bajo los efectos de sustancias adictivas.

Jornadas en la CEU-UCH

La CEU-UCH, la Fundación Mapfre, el Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) colaboran en estas Jornadas, que incluyen una experiencia de simulación con trajes y gafas de realidad virtual, cedidos por Ford, para experimentar la conducción bajo los efectos de sustancias adictivas.

En las jornadas han intervenido, entre otros ponentes, el director general de la Fundación FAD, Ignacio Calderón, responsables de las campañas “Objetivo Cero drogas al volante”, de Mapfre, y “Ponle Freno”, de Atresmedia, el psicólogo Javier Urra y representantes de la DGT y la Guardia Civil de Tráfico. También se ha presentado el proyecto europeo DRUID (Driving under the influence of drugs), que dirige Javier Álvarez, de la Universidad de Valladolid. Y representantes de la División de Tráfico de la Policía Local de Valencia, la Asociación Valenciana de Autoescuelas (AVAE) y las Unidades de Conductas Adictivas han presentado diversos planes en prevención y educación en materia de drogas y seguridad vial.

El grupo investigador NECOPSED, dirigido por la profesora Pilar Paricio, está integrado por los profesores de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU-UCH Loreto Peyró, Pilar Sanfeliu, Isabel Senabre, Samuel Asensio, Vicente Rodilla y Vicente Carmona, y las profesoras de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación Sandra Femenía, Rosario García, María Puchalt, María López Trigo e Isabel de Salas. También son integrantes del equipo los doctores Francisco Tortosa, que tuvo una amplia trayectoria en el Institut Universitari de Trànsit i Seguretat Viària de la Universitat de València (INTRAS); Francisco Bueno, del Programa Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia; y Teresa Orengo, médico de Unidad de Conductas Adictivas (UCA).

Más información y programa de las VI Jornadas sobre Consumo de Drogas y Seguridad Vial, en la web de la CEU-UCH.