• Pablo Hernández de Cos ha abordado en su charla los retos del desapalancamiento público

“La corrección del desequilibrio fiscal resulta prioritaria. Debe abordarse con la aplicación de un programa de medio plazo de consolidación fiscal y acompañarse de una agenda de reformas estructurales que permita incrementar el crecimiento potencial”. Así lo ha asegurado esta tarde el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en el Foro CEU Empresa de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

En su charla, “Los retos del desapalancamiento público”, el experto ha asegurado que “la gran recesión de 2008 dejó como legado unos niveles de deuda pública sobre PIB en las economías avanzadas muy elevados, del 100% del PIB en promedio”. “En el caso de España, ha añadido Hernández de Cos, la ratio de deuda pública sobre PIB se situó a finales de 2016 en el 99,3%, más de 60 puntos superior a la observada en 2007”.

El elevado endeudamiento español, ha subrayado el ponente, repercute negativamente en el crecimiento económico, “ya que provoca una elevación de los tipos de interés y una reducción de la inversión privada, dificulta la función estabilizadora de la política fiscal y supone mayores impuestos o menor gasto productivo en el futuro además de mayores necesidades de financiación en el corto plazo”.

Hernández de Cos ha asegurado que en todos los procesos de desapalancamiento público la consecución de un superávit primario significativo y sostenido en el tiempo ha resultado determinante, “lo que evidencia la importancia de culminar el proceso de ajuste fiscal”.