Los ponentes destacaron la importancia de la fisioterapia en la recuperación de estas lesiones

En el centro de la imagen, Miguel Ángel, uno de los pacientes con lesión medular participantes en la clase práctica con los estudiantes de Fisioterapia.

Los estudiantes de tercer curso de Fisioterapia del CEU han asistido a una clase práctica muy especial. Dos lesionados medulares, Miguel Ángel y Esther, les contaron cómo afrontan sus limitaciones de movilidad física, así como la importancia de la fisioterapia en su día a día.
Bajo la supervisión de la profesora organizadora de la charla, Laura Fluxá, los alumnos disfrutaron de una clase práctica con ambos voluntarios, trabajando con todas sus extremidades y conociendo cómo deben realizar con los lesionados medulares los pasos entre la silla de ruedas y la camilla, proceso conocido en la profesión como transferencias.  La profesora Fluxá organizó esta actividad para demostrar a los futuros fisioterapeutas su importancia en el tratamiento de pacientes lesionados, así como la necesidad del esfuerzo y el afán de superación para realizar un buen trabajo. “Personas como éstas –en referencia a los dos ponentes invitados- son las que te hacen recordar por qué un día decidiste ser fisioterapeuta.”, afirmó. Para esta profesora, “la medicina tiene mucho camino por descubrir y los fisioterapeutas debemos seguir trabajando con la esperanza de mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes”.
El caso de Miguel Ángel fue especialmente interesante para los estudiantes participantes en la clase práctica. Hace cuatro años sufrió una lesión medular que le ocasionó daños en las vértebras superiores, por lo que acabó con una tetraplejia que los médicos consideraron irreversible. No obstante, en la actualidad Miguel Ángel ha conseguido movilidad en sus extremidades superiores gracias a las sesiones de rehabilitación y fisioterapia que comenzó a realizar tras los seis primeros meses del accidente.
Miguel Ángel quiso que los estudiantes de Fisioterapia observaran que se pueden conseguir grandes logros con este tipo de lesiones, aunque la primera impresión sea pesimista. “Creo que los alumnos no se dan cuenta del potencial de esta materia y muchos acaban dedicándose al aspecto estético o deportivo de la profesión. Mi objetivo con esta sesión es animarles, ya que si la medicina consigue la reparación de la lesión medular, el fisioterapeuta será imprescindible para la rehabilitación postquirúrgica”, comentó Miguel Ángel.