“Cualquier salida de la zona de confort nos hace crecer y desarrollarnos de una manera que no esperamos”, nos cuenta Ainhoa Valldecabres. Antigua alumna de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera decidió viajar a California para continuar su formación y su investigación. Después de 6 años en Estados Unidos, regresa a Europa como Research Officer en la Autoridad de Desarrollo Agrícola y Alimentario de Irlanda, una oportunidad para seguir desarrollándome como investigadora en un centro de referencia”.

  • Has presentado tu tesis doctoral en la Universidad de California, ¿cómo ha sido la experiencia?

Perseguir el doctorado en la Universidad de California ha sido un camino intenso, pero realmente enriquecedor. En diciembre tuve mi Exit Seminar, pero lo que se parece más a presentar la tesis en España pasó un año antes (el sistema aquí es un poco distinto). La defensa de la tesis ocurre cuando esta aún no está escrita ni todos los proyectos están completados. Lo llaman Qualifying Exam (QE). El QE ha sido sin duda el examen más duro de mi carrera, desde el camino para llegar a él (dos años de clases y superación de un examen previo (Preliminary Exam)) y su preparación que exige conocimiento profundo no solo de tu proyecto de tesis sino también de las áreas de tu doctorado (nutrición de rumiantes y lactación en mi caso), hasta el propio examen al que se hace frente con una pizarra en blanco. Una vez superado el QE, depositar la tesis y presentarla en el Exit Seminar parece incluso fácil. Podría decir que me ha ido bien o mejor que bien, puesto que pese a las exigencias del programa he conseguido terminarlo en poco más de 3 años (la media está en torno a los 5).

  • ¿Qué tema escogiste para realizar la tesis?

El tema de mi tesis ha sido la hipocalcemia subclínica en vacas de la raza Jersey. La hipocalcemia subclínica es una condición muy común en vacas lecheras, caracterizada por niveles de calcio en sangre por debajo de lo normal y ausencia de signos clínicos. Mi tesis incluye estudios epidemiológicos y clínicos en los que hemos evaluado desde factores de riesgo y consecuencias de la condición a nivel de producción y reproducción hasta estrategias de prevención como la suplementación oral de calcio.

Lo novedoso del trabajo es que se centra en las vacas Jersey, una raza lechera que aunque es menos común que la raza Holstein, tiene mayor propensión a la hipocalcemia. En el trabajo, identificamos como factores de riesgo para la hipocalcemia el número de lactaciones de la vaca (2 < 3 o más lactaciones), el sexo del ternero (hembra < macho) y la raza (Jersey < cruce Jersey × Holstein). En línea con otros estudios realizados en vacas Holstein, observamos que la hipocalcemia subclínica en el día del parto no está asociada con efectos negativos en producción de leche, aunque sí, con efectos negativos en reproducción. Respecto a la suplementación oral de calcio, que es la estrategia preventiva más usada en Estados Unidos, observamos que aunque es capaz de aumentar los niveles de calcio en sangre, esto no se traduce en un efecto positivo a nivel de grupo en producción o reproducción. Los estudios, han sido publicados en el Journal of Dairy Science y estaré encantada de compartirlos con cualquier estudiante que esté interesado en el tema. Tras años de dedicación al tema, lejos de terminar aborreciéndolo, me apasiona.

  • ¿Por qué elegiste California?

Hay varios motivos para elegir la Universidad de California para desarrollar una tesis como la mía. Académicamente, la escuela de Veterinaria de la Universidad de California – Davis está entre las mejores a nivel mundial y los programas de doctorado son muy completos a nivel de formación. Sin embargo, tengo que reconocer que lo que me trajo a California es que el estado con el mayor número de vacas y producción de leche de Estados Unidos.

«Venir a California ha sido una experiencia estupenda en todos los sentidos, profesional y personalmente»

  • ¿Lo recomendarías?

Por supuesto! Cualquier experiencia internacional, cualquier salida de la zona de confort nos hace crecer y desarrollarnos de una manera que no esperamos. Los retos se superan y tras hacer balance, la recompensa hace que merezca la pena el esfuerzo.

  • Ainhoa, ¿por qué elegiste estudiar Veterinaria?

Fue más por inspiración a través de personas cercanas que por vocación o porque siempre hubiera sido mi sueño. En mi familia hay dos veterinarios de vacuno y compartir con ellos es lo que me llevó a estudiar Veterinaria y a desarrollar esta pasión por el vacuno que me ha acabado trayendo a California. Cuando estudié, no me imaginaba que terminaría trabajando en investigación, yo quería ser veterinaria clínica de vacuno.

«Estudiar Veterinaria abre tantas puertas!»  

  • ¿Cómo recuerdas tu paso por las aulas del CEU?

Lo recuerdo con mucho cariño y el tiempo me ha llevado a valorarlo más si cabe. Me gradué de Veterinaria en el 2014 y a día de hoy aún recurro a algunos de los que fueron mis profesores por temas profesionales e incluso personales.

«Mis mejores amistades surgieron en las aulas del CEU y recurro a compañeros por temas profesionales frecuentemente. Fue sin duda una etapa que marco mi vida y lo que me llevé de ella (aprendizaje y conexiones) sigue conmigo«

  • ¿Y ahora qué? ¿Cómo te planteas el futuro?

Después de depositar la tesis en diciembre (2020) he estado de postdoc en la Universidad de California siguiendo una línea de investigación en terneros y trabajando de consultora para una compañía que lleva a cabo distintos proyectos de investigación para empresas privadas (DairyExperts Inc.). Sin embargo, ahora, después de 6 años en Estados Unidos y meses de reflexión, me vuelvo a Europa a un puesto de Research Officer en el Teagasc (Irlanda). El Teagasc es la Autoridad de Desarrollo Agrícola y Alimentario en la República de Irlanda, y mi posición se enmarca en su competencia de investigación y desarrollo. El objetivo de mi trabajo allí es desarrollar una línea de investigación que se adecue a las necesidades de los productores de leche de la zona, a la vez que supervisar estudiantes de máster y doctorado. Es una oportunidad para seguir desarrollándome como científica e investigadora en un centro de referencia en Europa así que lo veo con mucha ilusión y curiosidad. Implica de nuevo salir de la zona de confort, pero, aunque se trata de un lugar y un trabajo nuevos, haber pasado por eso ya en Estados Unidos me da la ventaja de conocerme en ese ambiente y saber que, aunque cuesta, vale la pena el esfuerzo. Además, esta vez será más cerca de casa.

Enhorabuena Ainhoa y mucha suerte!!

Artículo anteriorVientres de alquiler, selección de embriones, eutanasia, individuos ‘transhumanos’: expertos del CEU responden a diez interrogantes bioéticos actuales
Artículo siguienteJueves, 14 de octubre de 2021