“Es evidente que el número de personas con demencia está aumentando a nivel global, al mismo tiempo que la edad de la población. Así, la prevención de la demencia es una prioridad en la salud pública. Una detección precoz es capaz de evitar un tercio de los casos de demencia”. De este modo, se ha manifestado la vicedecana de Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Lucrecia Moreno, en la presentación de los resultados del proyecto Ciudades Neuroprotegidas que estos días cumple su primer aniversario.

La Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH impulsa este proyecto, pionero en España, que tiene por objetivo informar y formar a la sociedad sobre la importancia de la detección precoz del deterioro cognitivo, a través de una acción directa de cribado del deterioro cognitivo, en mayores de 50 años, desde las farmacias, para su posterior seguimiento en atención primaria, y de ahí, a medicina especializada. Una iniciativa interdisciplinar, en la que están participando los diferentes agentes de salud implicados (farmacéutico comunitario, médico de atención primaria y médico especialista), con la colaboración de diversos ayuntamientos que se han adherido al proyecto.

El proyecto Ciudades Neuroprotegidas cuenta con colaboración de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria en la Comunidad Valenciana (SEMERGEN-CV), la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC-CV), el Instituto de Biomedicina de Valencia – CSIC, el Hospital Arnau de Vilanova, la Asociación de Familiares Alzheimer de Valencia (AFAV) y el Ayuntamiento de Moncada.

Desde la puesta en marcha de este proyecto, en Moncada se han detectado 57 nuevos casos de deterioro cognitivo, de entre las 200 personas que han participado voluntariamente en el programa de cribado desarrollado desde las farmacias de la localidad.

“La comunicación médico-farmacéutico ha sido fundamental para lograr estos resultados. Implicar a todos los agentes sanitarios tanto públicos como privados que atienden al paciente ha sido el factor decisivo del éxito de esta actuación”

Red vecinal y programas centrados en la persona

La vicedecana de la CEU UCH ha destacado que el proyecto “Moncada, ciudad neuroprotegida” inicia ahora una segunda fase con el objetivo de involucrar a las instituciones así como a entidades privadas y vecinos de la población, para constituir agrupaciones de vecinos de entornos neuroprotegidos.

“La estimulación cognitiva en su sentido más amplio (aprendizaje de una nueva lengua, estimulación musical, lectura compresiva, etc…), la práctica de ejercicio físico y el control de los factores de riesgo (hipertensión, dislipemias, diabetes, depresión) actúan como factores protectores en el desarrollo de la demencia. Se trataría pues de promover un programa centrado en la persona, en los inicios del deterioro cognitivo, con el objetivo de retrasar el desarrollo de la demencia y, por tanto, el deterioro de su calidad de vida. En este sentido, apostamos por impulsar una red de colaboración entre entidades públicas y privadas, junto con los vecinos de la localidad, que permita la puesta en marcha de programas que ayuden a las personas con DC detectado a retrasar el desarrollo de la enfermedad”, ha subrayado Lucrecia Moreno.

«Nunca es demasiado pronto», campaña para la detección precoz del deterioro cognitivo

CRIDECO, Innovación social

El proyecto “Ciudades Neuroprotegidas” es una iniciativa del Grupo CRIDECO, impulsado por la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH e integrado por farmacéuticos, médicos, psicólogos y estudiantes de CC de la Salud. El objetivo es promover la creación y consolidación de “Ciudades Neuroprotegidas”, a través de la implantación de programas de detección precoz del deterioro cognitivo (DC) desde las farmacias y, asimismo, con el desarrollo de programas de estimulación cognitiva centrados en las personas detectadas.

Una iniciativa que ya ha iniciado su desarrollo en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana.