Dos expertos en sostenibilidad y eficiencia energética explican a estudiantes y profesores de Veterinaria mejoras en la gestión energética y para la generación de energías renovables en el sector ganadero

ceu-descubre-gestion-energetica-ganaderia
Julián González y Jofel Carregi, junto al profesor de la CEU-UCH Alberto Giménez, en el ciclo CEU Descubre.

En España existen más de 4.500 empresas entre mataderos, almacenes frigoríficos, salas de despiece e industrias de elaboración cárnica. Por otro lado, el sector ganadero español es, además, uno de los más importantes en cuanto a producción a nivel mundial. Para analizar cómo puede estas industrias mejorar su eficiencia energética y producir su propia energía para reducir costes e impacto ambiental, dos expertos del ámbito energético, profesores colaboradores del Máster Universitario en Gestión de Proyectos e Instalaciones Energéticas de la CEU-UCH y el ITE, han participado en el ciclo de divulgación científica CEU Descubre. La sesión, especialmente dirigida a estudiantes y profesores del Grado en Veterinaria, ha sido organizada por el profesor de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la CEU-UCH Alberto Giménez.

Según ha explicado Jofel Carregi, profesor de Eficiencia y Energía de la UJI que participa en el Máster Universitario en Gestión de Proyectos e Instalaciones Energéticas de la CEU-UCH y el ITE, los mataderos e industrias asociadas son grandes consumidores de energía y, por tanto, grandes emisores de CO2: “Su factura eléctrica suele superar el millón de euros al año”. El 45% de este consumo se dedica a la generación de frío, pero estas instalaciones tienen también grandes consumos energéticos para generar calor, aire comprimido y para tratar residuos. También ha destacado su elevado consumo de agua , que “puede alcanzar los 6.400 litros por tonelada de carne producida”.

El profesor Carregi ha presentado quince medidas que, desde su experiencia en las empresas Energer y Engitec, han aplicado con éxito para ahorrar gran cantidad de cosumo de energía en los distintos procesos industriales de los mataderos. Las estrategias más novedosas son las que permiten aprovechar los excedentes térmicos y la energía residual de todos los procesos para otros o la innovadora generación de frío por absorción. Pero también medidas como la modernización del alumbrado o el ajuste de la potencia eléctrica contratada permiten reducir notablemente la electricidad consumida y, con ello, los costes económicos y ambientales.

Generación de energía renovable

Por su parte, Julián González, profesor de Sostenibilidad y Energía de la Escuela de Organización Industrial (EOI), que también participa en el Máster de la CEU-UCH y el ITE, ha planteado que el reto para ganaderos y veterinarios “no solo es producir buena carne, sino también hacerlo de forma sostenible”, tanto en el tratamiento de los residuos, como en la producción de energías renovables a partir de ellos, como el biogás. “Más de la mitad de la energía renovable en España procede de la biomasa, más que de la energía solar o la eólica, que son las más conocidas”.

“Estamos comprando gas a otros países cuando tenemos un potencial de generación de biogás a partir de los residuos ganaderos, a los que no sacamos partido”, ha dicho el profesor González. El tratamiento de los purines cuesta dinero y trabajo, cuando su empleo para generar biogás podría autoabastecer muchas necesidades energéticas de estas instalaciones. “En lugar de quejarnos de la elevada factura energética, bastaría con aplicar a los purines la tecnología de generación de biogás que ya está desarrollada”, ha señalado Julián González.

Ambos ponentes han coincidido en subrayar en CEU Descubre los beneficios en cuanto a costes económicos y ambientales que una buena gestión energética del sector ganadero podría aportar. Veterinarios e ingenieros tienen todavía “mucho margen” para colaborar y avanzar en este sentido.