El investigador Francisco B. Ortega, doctorado por el Instituto Karolinska de Estocolmo, explica cómo la baja forma física es tan peligrosa para nuestra longevidad como la obesidad o la hipertensión

El investigador de la Universidad de Granada, Francisco B. Ortega, en CEU-Descubre.
El investigador de la Universidad de Granada, Francisco B. Ortega, en CEU-Descubre.

En los últimos tiempos, la práctica del deporte se ha extendido hasta convertirse en una actividad generalizada. Sus efectos sobre la forma física y la fuerza muscular han sido investigados recientemente como un indicador fiable de la longevidad de las personas y de su salud futura. Estos avances han sido expuestos en el ciclo de divulgación científica de la CEU-UCH, CEU Descubre, por Francisco B. Ortega, investigador Ramón y Cajal, doctorado en Ciencias del Deporte en la Universidad de Granada y en el prestigioso Instituto Karolinska de Estocolmo. Sus estudios demuestran que una baja fuerza muscular en la adolescencia aumenta el riesgo de morir de forma prematura.

Según ha explicado el doctor Ortega en CEU Descubre, durante su estancia postdoctoral en Suecia, a finales de 2012, participó en los resultados de un estudio pionero a nivel mundial, realizado a más de un millón de suecos, de los que se contaba con datos de décadas de seguimiento de su salud, iniciados en la adolescencia. Este trabajo permitió demostrar, por primera vez a nivel mundial, que tener una baja fuerza muscular en la adolescencia permite predecir un mayor riesgo de mortalidad prematura -antes de los 55 años- por cualquier causa.

Según explica el doctor Ortega, “la falta de forma física es un factor de riesgo tan importante para la mortalidad prematura como la obesidad o la hipertensión, porque incrementa el riesgo de morir antes de los 55 años en la misma medida que estos otros factores de riesgo más comúnmente aceptados”.

La baja forma física es tan peligrosa para nuestra longevidad como la obesidad o la hipertensión

Haz ejercicio, vive más, vive mejor

“Haz ejercicio físico y vivirás más años y más sano”, ha recomendado el profesor Ortega en CEU Descubre, antes los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU-UCH. Así, por ejemplo, deportes como el pádel, cuya práctica ha aumentado tanto en los últimos años en España, permiten alcanzar una forma física que favorece nuestra longevidad, así como llegar a edades avanzadas con una mayor calidad de vida.

Sin embargo, aclara Francisco Ortega, “hacer ejercicio no siempre supone perder peso. Y estar en forma no es sinónimo de estar delgado, y viceversa. Es decir, hay personas con sobrepeso-obesidad que pueden estar en buena forma y se ha demostrado que su riesgo de padecer enfermedades futuras es incluso inferior al que tienen personas delgadas en mala forma física”.

Enric Poch, coordinador de CEU Descubre; Eva Segura, vicedecana de Fisioterapia, y Francisco B. Ortega, investigador Ramón y Cajal de la UGR, en la presentación de CEU Descubre.
Enric Poch, coordinador de CEU Descubre; Eva Segura, vicedecana de Fisioterapia, y Francisco B. Ortega, investigador Ramón y Cajal de la UGR, en la presentación de CEU Descubre.

Obesidad y forma física

Tras su periodo en Suecia, el doctor Ortega realizó diversas estancias de investigación en la Unversidad de Carolina del Sur en Estados Unidos, y participó en un segundo estudio de relevancia internacional, esta vez sobre población estadounidense, que demostró que un tercio de las personas obesas tienen un perfil metabólico saludable y que, para un nivel de condición física determinado, tienen el mismo pronóstico de morbilidad y mortalidad a largo plazo que las personas delgadas.

“No hay duda de que la obesidad es un problema de salud muy importante. Pero entre las personas obesas existe un porcentaje de personas que sí está en forma y que, por tanto, tienen un riesgo de mortalidad similar al que puedan tener personas delgadas en baja forma física”, señala el doctor Ortega.

“Hay que luchar contra la obesidad –añade-; pero tan importante como eso o incluso más es concienciar sobre la importancia de hacer ejercicio, da igual cuál, el que más te guste. Y practicarlo no solo para perder peso, que no siempre se logra, sino para mejorar la forma física y reducir así el riesgo de mortalidad prematura”. Según ha afirmado Francisco Ortega en CEU Descubre, “la baja forma física es tan peligrosa para nuestra longevidad como la obesidad o la hipertensión”.

Con 216 artículos-JCR publicados, que han recibido más de 3.200 citas, el doctor Francisco B. Ortega, es el investigador Ramón y Cajal con la mejor puntuación en el área de Medicina y Epidemiología de su año. Ha participado en 25 proyectos de investigación, 4 de

ellos internacionales, ha dirigido 6 tesis doctorales y ha sido premiado hasta en 11 ocasiones por su trabajo, expuesto en el ciclo CEU Descubre, de la CEU-UCH.