Titulada en Arquitectura por la CEU-UCH, Carmen desarrolla una estancia de seis meses en la firma suiza Müller Sigrist Architekten AG, gracias a la bolsa europea de prácticas de la Universidad

La Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) de la CEU-UCH ha creado una Bolsa Europea de Prácticas para Arquitectura y Diseño (BEPAD), en el marco del programa europeo de becas Leonardo, que ha permitido a un grupo de recién titulados incorporarse durante seis meses a algunos de los más prestigiosos estudios de arquitectura de Europa. Carmen García Monrabal es una de ellas.

¿Cómo describirías tu experiencia en estas prácticas europeas?

En noviembre llegué a Zürich sin saber muy bien qué me depararía el futuro, con un cúmulo de nervios e incertidumbre, con la ilusión de vivir una experiencia única, que me hiciera crecer como persona y como profesional. Estamos en el mes de abril, y puedo decir que me siento muy feliz, agradecida y muy contenta pues mis expectativas se han visto más que cumplidas.

¿Cómo fue tu llegada a tu lugar de trabajo en Zurich?

Al llegar a la oficina me recibieron con mucho cariño y mucha amabilidad. El estudio se llama Müller Sigrist Architekten AG, una oficina grande con alrededor de 40 arquitectos trabajando en varios proyectos y concursos. Trabajamos con un programa llamado Vectorworks, nuevo para mí, pues acostumbro a trabajar con Autocad.

¿Qué tipo de proyectos has desarrollado en este estudio internacional de arquitectos?

Estoy trabajando, junto a cinco compañeros, en un proyecto llamado ‘Mehr als Wohnen’ (More than living), un concurso para un conjunto de 13 edificios residenciales distribuidos entre los seis estudios ganadores, de los cuales nosotros disponemos de tres; los edificios D, E y H. El inicio de la construcción del proyecto se llevará a cabo durante este año. En este proyecto he realizado diversos trabajos, como la construcción de la maqueta de la fachada de uno de los edificios y también he desarrollado los detalles constructivos de armarios, ventanas y puertas, así como el diseño de cocinas y baños.

¿Cómo es la rutina de trabajo de un estudio de arquitectura en Suiza, qué tiene de diferente?

Todos los lunes nos reunimos en la zona de cocina del despacho para tratar los temas importantes de la semana. Y una vez al mes, dedicamos una tarde a explicar cada proyecto, de tal modo que todos conozcamos del trabajo de los otros. Tras esta reunión, hacemos actividades juntos, y no solo relacionadas con el despacho, como ir a visitar una obra nuestra, sino también ir juntos a patinar sobre hielo, ver una película o ir a esquiar.

¿Qué balance harías de tu experiencia laboral internacional?

Trabajando en este estudio he aprendido la importancia de la constancia en el trabajo y la responsabilidad, la buena organización entre todos, las reuniones cada semana de todos los equipos de trabajo, el exquisito y generoso trato de los jefes con los empleados. Aquí siento que realmente me valoran por mi trabajo. Por eso, quiero dar las gracias a la Universidad CEU Cardenal Herrera y especialmente a Ricardo Meri, coordinador de Relaciones Internacionales de la ESET, por la oportunidad que me han brindado con esta beca.