Rosana Crespo y Ana Talens, dos alumni de Periodismo de la Universidad CEU Cardenal Herrera, acaban de recibir el galardón Periodista Revelación 2017 y Periodista del Año 2017, respectivamente, en la novena edición de los Premios Periodísticos Comunidad Valenciana que organiza el sindicato CSIF. Crespo, redactora en ABC, y Talens, en la SER, hablan en esta entrevista sobre los premios y el futuro del periodismo, además de recordar su paso por el CEU.

Rosana Crespo en las garitas de prensa de las Cortes Valencianas (Fotografía de Rober Solsona)

¿Qué ha supuesto recibir este premio?

Rosana Crespo.- Ser premiada por los «tuyos», por tus compañeros de profesión, supone un reconocimiento que valoro mucho. Me considero una periodista que hace lo que hacen muchos otros. Es decir, un poco de todo. Por la situación actual de los medios de comunicación, yo trabajo en una delegación valenciana en la que somos muy poca gente, por lo que no tenemos especialización en secciones o temas. Nos convertimos en periodistas orquesta, que un día escribimos sobre política (a lo que más me dedico), otro sobre tribunales y otro sobre temas sociales.

‘En mi caso creo que están premiando la versatilidad. Es una alegría que me da un empujón para continuar trabajando lo mejor posible’

Este galardón me ha hecho pensar que, en mi caso, están premiando la versatilidad, el ser capaz de enfrentarte a esa rutina y poder informar sobre los temas básicos de la actualidad en la Comunidad Valenciana. Es una alegría que me da un empujón para continuar trabajando lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades y de un contexto que no es el más favorable para desarrollar esta profesión.

Las dos alumni de Periodismo del CEU y el periodista de Las Provincias Francisco Pérez Puche fueron los galardonados

Ana Talens.- Para mí ha sido primero una sorpresa, y después una gran satisfacción y honor,  porque este premio lo concede un jurado compuesto por compañeros de profesión, que la conocen, que conocen a los candidatos, quiénes son, y cómo trabajan. Me imagino que habrá sido muy difícil para ellos elegir, porque han descartado a periodistas muy válidos, a los que yo respeto y admiro y que se merecían este premio.

‘Este premio, un gran honor para mí, es para todos aquellos redactores de base que cada día se enfrentan al reto de conseguir una noticia’

Pero yo quisiera destacar que este premio no es para mí, es para todos aquellos redactores de base, que están a pie de calle, que cada día se enfrentan al reto de conseguir una noticia, una declaración de  los protagonistas a los que en ocasiones les molesta nuestra presencia o nuestras preguntas, para los redactores que pasan muchas horas esperando, o en las Cortes siguiendo un pleno, que van corriendo de aquí para allá, de una rueda de prensa a otra. Que trabajan en equipo con sus compañeros y con los de otros medios cuando alguien necesita algo.

Ana Talens (fotografía José Calahorro)

¿Qué es el periodismo para ti?

Ana Talens.- Para mí es un compromiso. Como soy periodista de radio, para mí el oyente es lo primero, porque sin él la radio no tiene sentido. Por eso me parece muy importante atender a sus demandas. Por ejemplo,  si un oyente llama a la Cadena SER exponiendo un problema o denunciando una situación, para nosotros lo primordial es averiguar si ese problema existe de verdad (contrastar lo que nos dicen) y, si es así, denunciarlo para que se pueda solucionar.

Para mí el periodismo es también conocer cosas nuevas y  de primera mano, hablar con los protagonistas, investigar, contrastar. Y, además,  la mayoría de los días  disfruto mucho trabajando, que es muy importante.

‘Para mí el periodismo es un compromiso. Conocer cosas nuevas y de primera mano, hablar con los protagonistas, investigar, contrastar… y disfrutar’

Rosana Crespo.- Un oficio, mi forma de vida por el momento. Lo entiendo como una herramienta social indispensable, que sea capaz de proporcionar a la gente la información necesaria de su entorno, los datos suficientes como para conformarse una opinión o tomar decisiones de la vida en sociedad. El periodismo se traduce en muchas formas. Desde la información básica de servicio, la más cercana que afecta al día a día de las personas, a la más trascendental sobre grandes investigaciones, pasando por el entretenimiento. Todas ellas son igualmente válidas y necesarias.

‘Entiendo el periodismo como mi forma de vida por el momento. Una herramienta social indispensable, capaz de proporcionar a la gente la información necesaria de su entorno’

En el caso de la labor investigadora, el periodismo debe adoptar un papel vigilante y controlador de los poderes. Ser capaz de indagar en lo que hay detrás de la gestión política, empresarial, observar qué hacen y por qué todos aquellos que ostentan responsabilidades en las diferentes capas o sectores sociales y cómo influye en las personas. El periodista para mí es en cierto modo un centinela, un guardián.

Rosana Crespo entrevistando a Irene Villa

¿Cuáles crees que son los retos de esta profesión?

Rosana Crespo.- Nos enfrentamos a multitud de retos, pero pienso que el principal es hacerla viable para que sobreviva. La sociedad avanza a un ritmo vertiginoso, las formas de consumo varían continuamente, las exigencias de la gente también. Cambian las visiones, el modo de vida.

Nuestra profesión tiene el gran y complicado desafío de encontrar la fórmula mágica para que las empresas en las que trabajamos sean rentables económicamente. En España, al igual que en otros países, no tenemos una cultura de pagar por la información, cuando en el fondo es un servicio básico. Modificar esa percepción es muy difícil, pero, si no lo conseguimos, estamos abocados a que el periodismo se reduzca cada vez más. No creo en su desaparición porque veo inconcebible una sociedad sin él, pero sí se rebaja la calidad.

‘Nuestra profesión tiene el gran y complicado desafío de encontrar la fórmula mágica para que las empresas en las que trabajamos sean rentables económicamente. Si no, se disipará la apuesta por la información cercana y el periodismo de investigación’

Sin rentabilidad seguirá habiendo despidos, seguirán cerrando medios pequeños que juegan un papel tan importante, se disipará la apuesta por la información cercana, local, por la inversión que supone también el periodismo de investigación. Pero, a su vez, sin todo eso tampoco se puede ofrecer buena información, por lo que no existe un estímulo o un aliciente para consumir prensa de pago. ¿Cómo vas a trasladar a la gente la idea de que nuestro trabajo es fundamental para su día a día si cada vez ofrecemos menos calidad? Es todo un círculo del que tendremos que dar con la solución para salir.

Ana Talens con Albert Rivera

Ana Talens.- Por desgracia bastantes. Sabéis que, junto al sector de la construcción, el periodismo ha sido el sector más castigado por la crisis. La implantación de las nuevas tecnologías ha facilitado el trabajo en cuanto a rapidez e inmediatez, pero, a la vez, contribuyen a que creamos que todo vale por publicar primero, por adelantar la noticia. Y en ocasiones quizá haya que “esperar”, porque las cosas no son como parecen. El oyente, el lector, el telespectador se fía de lo que le cuentas y tú has de ofrecerle la versión más cercana a la verdad. No le puedes mentir, porque, si lo haces, ya no se fiará más de ti, y si eso ocurre le habrás perdido.

‘El periodismo ha sido el sector más castigado por la crisis. La implantación de las nuevas tecnologías ha facilitado el trabajo en cuanto a rapidez e inmediatez, pero, a la vez, contribuye a que creamos que todo vale por publicar primero’

Además, hay que hacer frente a la precariedad laboral, a los sueldos bajos,  a las jornadas interminables, por citar algunos.

R. Crespo: «El periodismo se enfrenta a multitud de retos, pero pienso que el principal es hacerlo viable»

¿Te animas a dar un par de consejos a los estudiantes de Periodismo?

Ana Talens.- Bueno, dice el refrán «que consejos vendo…”, pero sí que he notado que muchos futuros periodistas reconocen que no leen los periódicos, no escuchan la radio y no leen libros. Y  eso es fundamental para estar informado. Para escribir, para contar noticias, una historia, para transmitir… hay que leer. Porque, si no sabes escribir, no sabes comunicar. Y, sobre todo, y lo digo siempre, hay que tener “agenda». Cuando hagas un contacto guárdalo (sobre todo su teléfono) y procura mantenerlo. A la fuente hay que cuidarla porque, si no, se seca.

‘Para contar noticias… hay que leer. Porque, si no sabes escribir, no sabes comunicar. Y, sobre todo, y lo digo siempre, hay que tener agenda’

Rosana Crespo.- Daría dos que para mí han sido fundamentales. El primero, que hagan todas las prácticas que puedan durante la carrera y que lo den todo en ellas como si fueran un miembro más de la plantilla. Que aprovechen todas las posibilidades que ofrece el CEU en ese ámbito, porque es donde aprenderán realmente este oficio y sabrán cómo enfrentarse al mercado laboral cuando acaben la etapa universitaria. Que se apunten a todo lo que puedan en la universidad: al Rotativo, a RadioCEU, a las jornadas y seminarios… Que hagan toda la vida posible dentro de la facultad.

‘A los alumnos de Periodismo les diría que hagan todas las prácticas que puedan durante la carrera. Y que no se cierren puertas, que estén preparados para lo que venga’

Viéndome en perspectiva, y conforme han ido cambiando mis ideas con el paso de los años, también les daría un segundo consejo: que no se cerraran puertas. Todos tenemos sueños y deseos que luego se transforman. En mi caso, tuve claro desde el primer momento que quería trabajar en prensa escrita y lo conseguí con esfuerzo, pero creo que podría adaptarme a cualquier ámbito si viera la necesidad. Que no se cieguen en una determinada especialización o con un medio de comunicación, sino que estén preparados para lo que venga. Un periodista puede estar en una radio, una televisión o un periódico, pero también en gabinetes de comunicación de empresas privadas, de fundaciones, de instituciones públicas. La comunicación alcanza todas las capas y hay que ser capaz de encontrar un hueco que a lo mejor, en principio, no tenías previsto sin considerarlo un fracaso.

La alumni del CEU, en la foto con Ximo Puig, recomienda a los futuros periodistas leer y tener agenda

¿Qué valoras más de tu etapa como estudiante de Periodismo en el CEU?

Rosana Crespo.- Dentro de las aulas disfruté, aprendí de grandes profesores e hice buenos amigos. Guardo con mucho cariño los cinco años de la licenciatura en los que el CEU prácticamente se convirtió en mi casa por las horas que pasaba ahí.

‘En el CEU disfruté, aprendí de grandes profesores e hice buenos amigos. Guardo con mucho cariño los cinco años de carrera’

Especialmente valoro todo lo que tuve oportunidad de realizar en los servicios que ofrecía la Universidad, principalmente en el Rotativo y en RadioCEU. En el periódico pude escribir sobre multitud de temas, ver el funcionamiento de una redacción, sentir la presión cuando algo no salía bien y hacerme una agenda de fuentes que incluso me sirvió cuando acabé la universidad. Todo ello me permitió estar mucho mejor preparada para lo que iba a vivir fuera.

‘Durante la carrera me lo pasé muy bien y aprendí mucho. Guardo muy buenos recuerdos, porque empecé a aprender a ser periodista’

Ana Talens.- Yo soy de la primera promoción. Tenía 18 años cuando empezamos, en un piso de la avenida del  barón de Cárcer, yo iba por la tarde. Éramos pocos y nos lo pasábamos genial. Después pasamos a Moncada, al Seminario. Todo era nuevo: las aulas, los temarios, las prácticas, incluso los profesores. También allí lo pasé muy bien y aprendí mucho. Guardo muy buenos recuerdos de la carrera, porque empecé a aprender a ser periodista.