Los profesores de la CEU UCH Alfonso Martínez-Carbonell, Juan José García Navarro y Santiago Celestino Pérez presentan sus comunicaciones sobre el pensamiento educativo del Papa Francisco en la ACISE 2018 Conference, junto a expertos de doce nacionalidades

Acreditación de los profesores de la UC CEU con el doctor Leonardo Franchi, organizador del Congreso ACISE 2018.
Acreditación de los profesores de la UC CEU con el doctor Leonardo Franchi, organizador del Congreso ACISE 2018.

Con motivo del XX Congreso Internacional “Catolicismo, Cultura, Educación” organizado por ACISE (Asociación Católica Internacional de Instituciones de Ciencias de la Educación), entidad vinculada a la FIUC (Federación Internacional de Universidades Católicas), los doctores Alfonso Martínez-Carbonell López, Juan José García Navarro y Santiago Celestino Pérez Jiménez presentaron sendas comunicaciones en la Universidad de Glasgow. Desde la inauguración del Congreso el 4 de abril, hasta su clausura el día 6, se ha debatido sobre la importancia de la Educación Católica y sus retos en el siglo XXI.

Los profesores de la UCH-CEU, Santiago Celestino, Alfonso Martínez- Carbonell y Juanjo García en una de las entradas de la Universidad de Glasgow.
Los profesores de la UCH-CEU, Santiago Celestino, Alfonso Martínez- Carbonell y Juanjo García en una de las entradas de la Universidad de Glasgow.

La “pasión educativa” del Papa Francisco

El profesor Alfonso Martínez-Carbonell López, Secretario del Instituto de Humanidades Ángel Ayala, presentó la comunicación “El Pensamiento Educativo del Papa Francisco ante los actuales retos educativos”. La ponencia tiene como objetivo exponer el pensamiento educativo del Papa Francisco evidenciando su claridad, su capacidad motivadora y su apasionada apuesta por la educación católica. Según nuestro profesor, “para el Papa Francisco, la educación no es una cuestión teórica y especulativa, sino una pasión personal y vivencial que él mismo experimentó primero como alumno y luego como profesor y formador”. En dicha presentación, el profesor Martínez-Carbonell esbozó la línea pedagógica del pensamiento del Papa Francisco que ofrece una visión esperanzadora de la educación en un contexto, el de nuestro siglo, dominado por el desencanto y el pesimismo.

Seguidamente, el profesor del centro de Elche, Juan José García Navarro, expuso la comunicación “Sex Education in Catholic schools: a proposal based in the post-synodal Apostolic Exhostation Amoris Laetitia”. Trabajo que pretende asentar las bases para confeccionar una guía de educación sexual para alumnos de escuelas católicas en España, teniendo en cuenta las directrices del Papa Francisco en su exhortación apostólica Amoris Laetitia de 2016. Programación que recoge los avances de la psicología del desarrollo humano, físico, cognitivo y psicosocial de la primera etapa de la adolescencia. En el programa se incluyen metodologías pedagógicas y didácticas adecuadas a la edad de los alumnos (en principio de 12 a 13 años) como la taxonomía de Bloom, el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje significativo, calming techniques y active learning.

Soñando una escuela católica para el siglo XXI

Por último, y ante la persistencia de los riesgos recogidos hace más de medio siglo por el Concilio Vaticano II en la Declaración sobre la Educación Cristiana Gravissimun Educationis “La educación de la juventud está en peligro por falta de maestros”, el profesor Santiago Celestino Pérez Jiménez, en su comunicación “El Quijote, fuente de valores y de virtudes para la Educación Católica”, apuesta por hacer posible lo utópico: una escuela católica del siglo XXI con nuestro Caballero de la Fe como maestro que crea escuela. Don Quijote, ejemplo de valores y de virtudes como la libertad, la valentía, la humildad y la fe. Así, toda acción libre, si va encaminada hacia la justicia, debe ser responsable. La valentía es hija de la prudencia y la humildad y madre del respeto al otro. Sin olvidar que una fe sin obras es una fe muerta.

Expertos de doce nacionalidades

Estas reflexiones de los profesores de la CEU UCH se discutieron en grupos de trabajo con profesores de distintas universidades de doce nacionalidades: escoceses, franceses, ingleses, italianos, australianos, irlandeses, mozambiqueños, australianos, polacos, mexicanos, americanos y españoles. Todos comprometidos con la defensa de la Educación Católica, en un Congreso que clausuró el presidente de ACISE, Joaquim Azevedo, y en el que la organización a cargo de Leonardo Franchi “rozó la perfección”, según los profesores de la CEU UCH participantes. “La estancia fue provechosa. Ahora toca merecer nuestros sueños”, añaden.

Tres conferencias, 38 comunicaciones; más dos misas concelebradas, una oficiada por el arzobispo de Glasgow, Monseñor Philip Tartaglia, y otra, por el obispo de Paisley, Monseñor John Keenan, y una cena de gala con las autoridades de la Universidad de Glasgow fueron los actos más destacados de este Congreso, que el próximo año se celebrará en Madrid.