El constructor ha analizado el diseño del Hotel Bali y del Edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social de Valencia

El arquitecto Antonio Escario, junto a Vicente Blasco, profesor de la asignatura Construcción III.

El arquitecto Antonio Escario ha analizado, junto a los alumnos de la asignatura Construcción III, uno de sus diseños más conocidos, el Hotel Bali de Benidorm. Escario ha explicado a los estudiantes de Arquitectura de la Cardenal Herrera la similitud existente entre este edificio y la Torre Eiffel, refiriéndose a que el perfil de la construcción del hotel alicantino recuerda al arco de la base de la emblemática torre de París, “ambos son edificios de gran base que se definen hacia arriba”, ha matizado Escario. El arquitecto también ha explicado las dificultades del diseño de este hotel en el que se trabajó durante quince años desde la elaboración del primer croquis y la ejecución del proyecto en 2002. “Encofrados complicados y soluciones para los problemas de las instalaciones” son algunas de las cuestiones que el equipo de Antonio Escario tuvo que subsanar. En este análisis, el experto Antonio Escario también  ha advertido a los futuros arquitectos sobre algunas cuestiones como “el exceso de las normas geométricas”, ya que según Escario, “acaban perfilando el 80 por ciento de los edificios que conocemos” y les ha dado algunos consejos para diseñar “edificios en altura”, como la posibilidad de “intercalar entre cada planta, una de instalaciones”.
En esta misma conferencia, Escario ha expuesto la técnica muro cortina, empleado en la construcción del Edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social de Valencia y el proyecto que empleo para construir la Iglesia San Felipe Neri de Albacete.