Una profesora del CEU en Elche colabora en el informe del Banco Mundial sobre la situación de la agricultura en 62 países

519

Adela Aura, especialista en Derecho Internacional, ha sido la experta seleccionada para analizar el sector agrícola español en el estudio elaborado por este organismo internacional

 La profesora Adela Aura Larios de Medrano ha contribuido al estudio del Banco Mundia sobre la situación de la Agricultura

La profesora Adela Aura Larios de Medrano ha contribuido al estudio del Banco Mundia sobre la situación de la Agricultura

El Banco Mundial acaba de publicar el informe Enabling the Business of Agriculture 2017 (Facilitando los negocios en la Agricultura), en el que presenta datos que miden las barreras legales para las empresas que operan en el sector agrícola en 62 economías a lo largo de 12 áreas temáticas. En este Informe se estudian las leyes y regulaciones que afectan a la productividad agrícola, el acceso a los mercados y el entorno de políticas públicas para la agricultura, entre ellas, la gestión del agua. La profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, Adela Aura Larios de Medrano, especialista en Derecho Internacional e investigadora principal del Grupo de Investigación ADEC sobre Agua y Derecho de la CEU-UCH, ha contribuido a dicho proyecto con el análisis de la situación en España.

Los datos de este informe servirán, según el Banco Mundial, para que gobiernos, inversores, analistas, investigadores y otros interesados en el entorno regulatorio de los “agronegocios” puedan evaluar el desempeño de los países en las áreas medidas e identificar buenas prácticas regulatorias. El trabajo concluye que, si bien muchos países cuentan con una agricultura fuerte y orientada hacia el comercio, queda más por hacer en otros frentes. Por ejemplo, según señala la profesora de la CEU-UCH coautora del Informe, Adela Aura, “en varios países todavía hay margen para reducir los costos de transacción de los agricultores y las empresas que comercian con productos agrícolas, mejorar los sistemas de permisos de agua para riego y facilitar las microfinanzas. Las regulaciones inteligentes que garantizan la seguridad y el control de calidad, al tiempo que evitan requisitos onerosos e ineficientes, son destacadas por este informe como buenas prácticas que los gobiernos deberían considerar”.

La profesora Adela Aura Larios de Medrano fue contactada por el Banco Mundial por sus investigaciones sobre el agua, realizadas desde la UCH y en el marco del Grupo ADEC, sobre Agua, Derecho, Empresa y Ciencias Políticas y de la Comunicación. Según destaca, “el Informe Facilitando los Negocios en la Agricultura 2017 es el tercero en una serie de reportes anuales que proporcionan medidas objetivas sobre buenas prácticas regulatorias y su aplicación en 62 países estudiados, por lo que puede llegar a influenciar decisiones sobre futuras políticas públicas, tanto en España como en otros países”.

España, líder en gestión del agua

España está situada entre los 6 primeros países a nivel mundial en los 8 temas principales que ha medido en Banco Mundial como más influyentes en el negocio agrario: semillas, fertilizantes, maquinaria, financiación, mercados, transporte, agua y tecnologías de la información. En estos tres últimos aspectos España ocupa el primer puesto del ranking.

Tal y como aclara la profesora Adela Aura, de la CEU-UCH, “en el tema del agua, y por lo que hace referencia al Derecho, se destaca que el marco jurídico español es el más propicio para la gestión y utilización eficiente del agua, pues prevé mecanismos para llevar a cabo una gestión integrada de todos los recursos hídricos, ya que hay instituciones específicas, se realiza una planificación partiendo de un inventario de aguas, se lleva a cabo un seguimiento… También se valora positivamente en el caso español el sistema de concesiones y permisos para el uso del agua, y que los mismos se puedan transferir; se considera muy positivo por ser un sistema evolutivo, que permite dar respuesta al cambio de circunstancias”.

Este es uno de los aspectos que la profesora Adela Aura ha trabajado en su labor investigadora y que ha aportado al Informe del Banco Mundial: “Efectivamente, en España la planificación hidrológica y el principio de unidad de gestión en la cuenca, que es la meta a la que hoy aspiran los países, son realidades en el caso español desde principios del siglo XX: España ha sido pionera en este aspecto. Así por ejemplo, la Confederación Hidrográfica del Ebro es el primer organismo de cuenca creado en el mundo, en 1926. La tradicional planificación hidrológica española buscaba, a través de una eficiente gestión integrada, hacer frente al problema de la escasez de recursos hídricos en España, al de su irregular distribución en el espacio y en el tiempo”.

Desde finales del siglo XX y ya en este siglo XXI, por motivo de la pertenencia de España a la Unión Europea, la planificación hidrológica española ha tenido que ampliar sus fines, y ahora pretende también la protección de las aguas y de los ecosistemas a ellas asociados, de acuerdo con la Directiva Marco del Agua, que persigue también objetivos de carácter medioambiental para conseguir el buen estado ecológico de las aguas. Una evolución valorada en el Informe del Banco Mundial en el que ha colaborado la profesora de la CEU-UCH en Elche, Adela Aura.