El Palacio de Colomina, sede cultural y social de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia, acoge hasta el 16 de enero, un Belén de estilo orientalista, obra de los belenistas Blanca Fitera y Pedro Carceller, y las restauradoras Carmen Pérez y Pilar Alcober.

Cerca de un año han dedicado los autores a dar forma a este Belén, que nos lleva hasta oriente, sus zocos, sus calles, los aromas en el mercado y el constante ir y venir de sus gentes.

Espacios mágicos llenos de color que podemos recorrer también a través de las miradas de sus personajes, “siempre hay un punto de encuentro entre unas figuras y otras, entre las diferentes escenas, de tal modo que el Belén nos invita a observar, a descubrir nuevos espacios….a las personas les gusta observar y, por eso, el detallismo de cada Belén es la clave para conectar con el público”, ha destacado la belenista Blanca Fitera.

Cerca de un centenar de figuras conviven en este Belén que destaca especialmente por la cuidada ambientación, tal y como coinciden en señalar la restauradora Carmen Pérez y Blanca Fitera.

“Este es un Belén muy evocador de diferentes lugares de oriente”

Con 25 años dedicados a la tradición belenística, Blanca Fitera ha destacado que Cada Belén tiene su historia. El visitante que acuda al Palacio de Colomina podrá descubrir en este Belén la unión de dos familias, las restauradoras y los belenistas, tanto a través del trabajo realizado por los cuatro autores, como en sus propias figuras representadas”.

Las figuras son obra de las restauradoras Carmen Pérez y Pilar Alcober, mientras que las diferentes escenas han sido creadas por los belenistas.

Además, este Belén también nos habla de nuestra realidad hoy, “Antiguamente, colocaban pomas de flores cerca de las casas para alejar las enfermedades. Los visitantes más observadores podrán encontrar cuatro pomas de flores en este Belén, dos junto al Nacimiento y otras dos en el mercado. Un recuerdo a la situación que vivimos y, a la vez, un mensaje de esperanza para que lleguemos al final de este extraño periodo, ha explicado la belenista.

Nuestra tradición, nuestra historia

La inauguración de este Belén en la céntrica sede del CEU en Valencia ha contado con la asistencia de los autores, junto con el rector de la CEU UCH, Vicente Navarro de Luján; el rector de la Basílica de los Desamparados, Jaime Sancho; y la coordinadora de Colomina, Carmen Puerto.

En la presentación, la restauradora Carmen Pérez ha destacado la importancia de fomentar y promocionar la tradición del Belén. En su intervención, ha recordado que la tradición belenística aparece en la catacumba Priscila en el 180 con una sola figura de la Virgen y el Niño. Más tarde, en el siglo IIl, se incorporaron las figuras de los Magos.

La experta ha explicado que San Francisco de Asís realizó una simulación de Belén viviente en 1233, mientras que Santa Clara lo difundió, por Italia primero y luego por Europa, en los conventos franciscanos. Además, ha compartido cómo Carlos III encargó a los escultores valencianos Josep Giner y Josep Esteve Bonet 600 figuras de Belén, para su hijo Carlos IV.

“Es nuestra tradición, nuestra historia, nuestras creencias religiosas, por esa razón nos unimos a la iniciativa de presentar la Tradición Belenística Valenciana como Patrimonio Cultural Inmaterial”

El Belén obra de Blanca Fitera, Carmen Pérez, Pilar Alcober y Pedro Carceller, puede visitarse en la Sala de Exposiciones del Palacio de Colomina CEU (C/ Almudín, 1) de lunes a viernes de 9 a 20.30 horas, y los sábados de 10 a 14 horas.

Artículo anteriorInteligencia artificial para reducir lesiones en jóvenes triatletas
Artículo siguienteViernes, 18 de diciembre de 2020