• Estefanía López Requena, CEO de CREEM y Máster en Gestión y Dirección de Centros Educativos’15 UCH
  • La alumni ha impulsado “La habitación mágica de Dupi”, una aplicación móvil con juegos que permite monitorizar el estado emocional de niños hospitalizados
La alumni del CEU ha impulsado el innovador Proyecto Creem

Una estancia prolongada en un hospital es un tiempo difícil de llevar, pero cuando se trata de un niño, la cosa se complica. Están lejos de su casa, su familia, sus amigos… A edades tempranas, los niños no saben expresar sus emociones, lo que dificulta la comunicación con sus familias.

Este es el punto de partida de la alumni Estefanía López que, junto con sus compañeras de estudio Marta Crespo y Lidia Cubas, han puesto en marcha el Proyecto Creem, que une la Psicología, la Pedagogía y la tecnología digital.


Este proyecto se ha materializado en “La habitación mágica de Dupi”, una aplicación móvil con juegos que permite monitorizar el estado emocional. Traduce las emociones de los niños para que las puedan conocer los tres pilares básicos del entorno del niño que está hospitalizado: familia, médicos y maestros del aula hospitalaria.

Un método validado

El juego estrella de esta aplicación está basado en la grafología infantil. “Lo que hemos hecho ha sido digitalizar técnicas que ya se están empleando en psicología y pedagogía. Los niños dibujan con la aplicación y monitorizamos su estado emocional a través de distintos parámetros como el color, el tamaño del dibujo, etc.”, comenta Estefanía.

Una vez que consiguieron digitalizar algunas variables, crearon una demo que validaron en dos hospitales de Valencia, La Fe y el Hospital Clínico, donde trabajaron con medio centenar de niños. “Por una parte, testamos que el juego fuera atractivo para ellos y les gustase jugar; y, por otra parte, nos permitió contrastar la información obtenida por la demo con los informes que tenían las maestras de las aulas hospitalarias”.

La información obtenida a través de esta aplicación se facilita a médicos, maestros y familia. Para Estefanía, el agradecimiento que recibieron de las familias de los niños ingresados les animó a seguir trabajando en el proyecto.

“Nos dimos cuenta de que los padres y madres se ven desbordados en este tipo de situaciones al no saber cómo ayudar a sus hijos y qué pueden hacer para que se sientan mejor. Nos agradecieron mucho la información que obtenían a través del juego”.

Reconocimiento

El equipo de Creem ha crecido para incorporar a ilustradores, programadores y técnicos, que están trabajando en el desarrollo completo del juego, que estará terminado en septiembre de 2018.

Han sido dos años de intenso trabajo que se ha visto recompensado con varios premios. “Tres premios nos han dado reconocimiento para poder llegar a los hospitales y poder contar con instituciones que nos avalen. Además, los premios económicos nos permiten financiar la adquisición de tablets y seguir desarrollando la aplicación”, asegura Estefanía.

Los tres premios a los que se refiere son los obtenidos por Creem en el concurso para emprendedores Think Big de Fundación Telefónica, el premio Mujer Emprendedora del Programa Yuzz de la Universidad de Valencia y Banco Santander, y el premio Talento Joven de la Comunidad Valenciana en la categoría de acción social.