“Cada día me encuentro pacientes, sobre todo jóvenes, con problemas relacionados con el abuso de pantallas digitales”, nos cuenta Esteban Mínguez. Antiguo alumno del Grado en Óptica y Optometría de la Universidad CEU Cardenal Herrera comparte con nosotros su experiencia detrás del mostrador en unos meses con unas semanas “muy duras”.

Se puede ayudar mucho a la población desde este gremio y eso es muy reconfortante, aportar soluciones que dan calidad de vida a las personas”

  • Eres farmacéutico y óptico, es decir que has estado en primera línea en todo momento, ¿Cómo has vivido esta crisis?

Esta crisis ha sido bastante dura a nivel de atención primaria. Sobre todo lo que más destaco es la falta de material y lo desprotegidos que han estado todos los ciudadanos. Desde la farmacia nos hemos movido para intentar conseguir todo tipo de material de protección para nuestros pacientes, pero ha llegado tarde y a unos precios desorbitados. Ha habido semanas muy duras.

  • En los primeros meses de la pandemia hubo mucha teleasistencia, ¿también desde vuestra Farmacia?

Nosotros hemos intentado estar al lado de nuestros pacientes más vulnerables. Son las personas mayores y las que viven solas en las que más hemos puesto el foco de atención. Preocupándonos por si les hacía falta algún medicamento o cualquier producto de primera necesidad y no podían conseguirlo por ningún medio.

  • Esta «nueva normalidad» ¿cómo ha influido en tu día a día?

En la farmacia-óptica a nivel de atención primaria ha influido mucho, ya que tenemos protocolos de atención individualizados totalmente diferentes a los anteriores.  Centrándonos en la protección del paciente con todas las medidas de seguridad tanto con EPI’S como con barreras físicas en mostradores y gabinete. Mucha higiene y limpieza después de cada paciente.

  • Teletrabajo, vídeollamadas….mucha pantalla, ¿Ha afectado a la salud visual de tus pacientes?

Sí. Cada día me encuentro pacientes, sobre todo jóvenes, con problemas relacionados con el abuso de pantallas digitales. Ordenadores, tablets, móviles…todos exigen un esfuerzo extra de enfoque y muchas horas pasan factura. Se recomienda descansar cada cierto tiempo ya que una de las molestias visuales se achacan al poco parpadeo de la persona mientras gasta los dispositivos.

  • ¿Qué recomendaciones estáis ofreciendo desde la Óptica?

Pues, sobre todo, recomendando las precauciones generales de protección frente al Covid-19, también en una buena higiene a nivel ocular y dando consejos para un uso adecuado de los dispositivos móviles. Cada 20 minutos de uso, mirar un objeto que esté a 20 pies (6 metros) durante 20 segundos.

«Es la regla del 20-20-20, en la que favorecemos la relajación del enfoque y evitamos posibles consecuencias del abuso digital»

  • ¿Cuáles han sido los principales problemas como consecuencia del confinamiento?

Entre los principales se encuentra el trastorno del sueño y la alimentación. Los pacientes han tenido problemas al verse alterados sus actividades habituales y ha afectado a la calidad de su descanso. El estar tanto tiempo en casa también ha dado pie a consumir más alimentos y ha provocado un aumento de peso en la población.

  • Esteban, ¿por qué estudiaste Farmacia?

Desde pequeño lo he visto en la familia y siempre me ha llamado la atención. Mi abuelo y mis padres y hermanos también son farmacéuticos. El conocimiento del medicamento y el consejo farmacéutico es de las cosas que más me gustan. Se puede ayudar mucho a la población desde este gremio y eso es muy reconfortante, aportar soluciones que dan calidad de vida a las personas.

  • ¿Y por qué decidiste ampliar tu formación con el Grado en Óptica?

También lo he visto en casa. Me resultaba muy curioso y me apetecía conocer el sector, además, sumado a la farmacia es un dúo que en el que puedes abarcar muchas necesidades de los pacientes y solucionarlas en un mismo lugar.

“Creo que es de las carreras que más salidas profesionales ofrece en este país y eso es un valor añadido a la hora de estudiarla”

  • ¿Qué es lo que más te ha aportado esta formación?

Es cuando la estudias, cuando ves las amplias posibilidades que tiene. La cantidad de público que necesita una atención primaria de óptica y optometría. Aún me queda mucho camino por aprender de este sector.

  • ¿Cómo recuerdas tu paso por las aulas de la Universidad CEU Cardenal Herrera?

Con mucha alegría. La verdad que fueron dos años muy intensos pero muy alegres. Entre los compañeros y los profesores nos lo pasábamos muy bien a la vez que aprendíamos.

«Recuerdo que el ambiente en clase era estupendo y que la calidad de los profesores hacía que lo difícil pareciera fácil»

Gracias Esteban por tu labor y por compartir con nosotros tu experiencia.