Miguel Ángel Font: “Me voy al Senado a contar mi trabajo”

2087

El alumni de Comunicación Audiovisual y director de Xmile comparece el lunes en la Comisión de Cultura de la Cámara alta para presentar las conclusiones de su cortometraje adaptado a los cinco sentidos, que investiga el Grupo GIDYC del CEU-UCH

El director Miguel Ángel Font, formado en Comunicación Audiovisual en el CEU, autor del corto Xmile.
El director Miguel Ángel Font, formado en Comunicación Audiovisual en el CEU, autor del corto Xmile. FOTO: M.A.FONT.

Este lunes viaja a Madrid: veintisiete senadores le esperan. Media hora de comparecencia ante la Comisión de Cultura del Senado. Él solo. A las cuatro de la tarde. El joven director Miguel Ángel Font, formado en Comunicación Audiovisual en el CEU-UCH, presentará las conclusiones de su trabajo Xmile, un corto accesible a través de los cinco sentidos: puede verse y oírse, pero también olerse, degustarse y palparse. Una obra audiovisual adaptada a todas las capacidades sensoriales. El Grupo de investigación en Discapacidad y Comunicación del CEU-UCH ya analiza su trabajo. Ahora tiene que convencer a los políticos.Veintisiete senadores quieren escuchar tu innovador planteamiento sobre la accesibilidad del audiovisual, ¿qué vas a contarles?

Me gustaría explicarles el proceso que he seguido con el corto Xmile, que ha sido creado, desde el origen del proyecto, para poder ser accesible a cualquier persona, independientemente de sus capacidades sensoriales. Y, sobre todo, demostrar que las herramientas y sistemas para accesibilizar una película (subtitulado, audiodescripción y lengua de signos, principalmente) ya existen, y a un precio más que razonable, pero lo que falta es promover en la industria la voluntad, o incluso la obligación, de incluirlas en todas las producciones.

¿Crees que el Senado puede contribuir a esto?

Creo que instituciones como el Senado, pueden favorecer, mediante la concesión de sus ayudas, incentivos, apoyos y visibilización, a aquellos creadores que apuesten por la accesibilidad desde el inicio de su obra audiovisual. Ahora, todas las producciones se accesibilizan a posteriori y así es mucho más complicado. Además de que, al no haberse preparado la producción para incluir estas herramientas, el resultado pierde calidad y autenticidad. Hay que construir un flujo de trabajo correcto. En la audiodescripción, por ejemplo: ahora se introduce con la obra ya acabada y sin el apoyo del guionista o del director del proyecto. Si se planteara desde el inicio, reflejaría de una manera más fiel la voluntad de los creadores de la obra para transmitirla perfectamente al público que tenga estas necesidades sensoriales.

¿Qué te ha aportado la experiencia con Xmile como director de cine?

Con Xmile me he dado cuenta de que pensar en todas las formas de comunicación para las distintas capacidades sensoriales de todos y hacerlo desde el inicio del proyecto es algo que enriquece la propia creación de la obra y la hace mejor. Creo que es importante presentar estas conclusiones a las que he llegado con Xmile en el Senado y plantear alguna propuesta en este sentido.

¿Cuál va a ser tu principal propuesta? ¿Nos adelantas algo?

Entre otras cosas, quiero plantear ante la Comisión de Cultura del Senado que la accesibilidad sea un criterio determinante para conceder ayudas a proyectos audiovisuales. Igual que ahora se prima, por ejemplo, a los guiones en los que hay paridad entre hombres y mujeres, también debería tenerse en cuenta la adaptación del proyecto para la inclusión de las personas con capacidades sensoriales diferentes en la concesión de ayudas, como sucede en otros países, por ejemplo Estados Unidos o Brasil. El hecho de que todos podamos disfrutar de las creaciones audiovisuales mejora la experiencia comunicativa y acerca más a las personas, pero además abre la industria audiovisual a nuevos públicos, a los que hasta ahora no se ha tenido muy en cuenta.

¿Y el próximo paso será?

Dentro de poco, el Grupo de Investigación GIDYC del CEU-UCH tendrá listos los resultados obtenidos durante los pases multisensoriales de Xmile ante más de 200 espectadores, algunos de ellos con discapacidades sensoriales como ceguera, sordera y sordoceguera. Este grupo de investigación, liderado por el profesor de Periodismo y Comunicación Audiovisual del CEU Josep Solves, quiere evaluar a través de Xmile los efectos en el espectador de la incorporación de los cinco sentidos a la proyección y de la integración de la audiodescripción y el subtitulado durante la creación de la obra, bajo la supervisión de los propios autores. El estudio busca determinar la influencia en los espectadores de los recursos de accesibilidad aplicados al corto, especialmente la audiodescripción y el uso de los olores. Pronto tendremos las conclusiones.

De momento, mucha suerte el lunes, Miguel Ángel!

La investigación del GIDYC sobre Xmile, de Miguel Ángel Font, en RNE:

Reportajes en La 2 Noticias y en el programa “En lengua de signos”.