Inés González Sánchez, profesora asociada de Grado en Enfermería en la UCH-CEU de Elche, coautora de la investigación.
Inés González Sánchez, profesora asociada de Grado en Enfermería en la UCH-CEU de Elche, coautora de la investigación.

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche y del Hospital General de Alicante han elaborado un protocolo de actuación para mostrar la eficiencia y eficacia de la figura de la Enfermera Gestora de Casos, en la intervención de cuidados de pacientes con úlcera aguda asociada a dermatitis de éstasis, reduciendo costes y acortando tiempos de tratamiento.

Inés González Sánchez, profesora asociada de Grado en Enfermería en la UCH-CEU de Elche y supervisora General del Departamento 19 salud Alicante-Hospital General; Aranzazu García Parra, enfermera Gestora de Casos de ese mismo departamento; y María del Carmen Amoedo Albero, supervisora de Medicina Interna del Departamento 19 salud Alicante-Hospital General, han presentado su proyecto en las Jornadas Nacionales de Enfermería, organizadas por la Fundación Economía y Salud, en las que se ha debatido la aportación enfermera a la sostenibilidad del sistema sanitario.

En su trabajo, las investigadoras han realizado un estudio retrospectivo-prospectivo, experimental y longitudinal sobre un caso crítico, de gran complejidad, de una paciente  pluripatológica, polimedicada, y con uso excesivo de asistencia médica. Mediante el tratamiento de esta paciente durante dos años con el uso de agua de mar del laboratorio Quinton, se llevó a cabo un análisis de costes de esta intervención. Como resultado de su investigación, se ha demostrado que “la Enfermera Gestora de Casos controla el gasto económico para alcanzar esa eficiencia y eficacia dentro de sus intervenciones, logrando disminuir el gasto en un 96,61%, además de lograr un aumento de la satisfacción de los pacientes, lo cual es algo que no deberíamos perder de vista en nuestras intervenciones”.

En el caso sobre el que trabajaron estas profesionales, que ha tenido una duración del tratamiento médico de 640 días frente a 44 días de tratamiento de la enfermera gestora de casos (EGC), se ha demostrado que existe un porcentaje de disminución en el gasto del 96,61% de ahorro económico frente al procedimiento anterior a su intervención y respecto a la duración temporal se ha disminuido un 93,13%. Concretamente, el gasto sanitario del tratamiento de esa paciente antes de la intervención de la Enfermera Gestora de Casos era de 9629 euros, mientras que mediante la actuación de estas profesionales el coste para la sanidad pública ha sido de 327 euros.

Según sus autoras, con este trabajo se pone en valor la figura de la Enfermera Gestora de Casos “como un agente de cuidado esencial en el sistema de atención al cuidado de pacientes crónicos y complejos, generando mayor eficiencia al sistema y, por tanto, ayudando a la sostenibilidad del sistema sanitario”.