Se graduó en 2018, y seis días después ya trabajaba de lo suyo. Actualmente, además de formar parte de los dispositivos sanitarios de la empresa de ambulancias Sanitary Event Service en grandes eventos, ejerce como enfermero de quirófano en el Hospital General de Castellón. Fernando Pagán afirma que las claves de esta exitosa inserción profesional pasan por la formación, las prácticas y, sobre todo, la actitud.

Empezaste a trabajar como enfermero nada más acabar la carrera. Estarás contento…

Sí. Realmente tardé seis días en encontrar trabajo y, gracias a mi actitud y a la formación que recibí en el CEU de Castellón, hoy en día sigo trabajando.

¿Qué importancia tienen las prácticas?

Mucha. En mi caso, realicé bastantes a lo largo de la carrera y las aproveché al 100%. Las primeras que siempre recordaré fueron en el Centro de Salud de Almazora. Luego pasé por distintos servicios en el Hospital General de Castellón, como la planta de Cirugía, Urgencias y Quirófano. Y posteriormente estuve en el Hospital de la Magdalena, donde también aprendí mucho y me formé como persona, afrontando distintas situaciones tanto profesionales como humanas.

Además, también fueron muy importantes las prácticas voluntarias que ofrece el CEU con las ambulancias. De hecho, hoy en día también hago eventos como enfermero en la empresa de ambulancias Sanitary Event Service.

Por tus palabras se deduce que estás contento con la formación que has recibido en el CEU.

La verdad es que sí, y estoy muy agradecido a todos los profesores. Aunque, como alumnos, siempre tenemos el vicio de quejarnos por todo, cuando sales al mundo laboral, das las gracias por haber recibido esa formación, que es la que te saca de los apuros…

‘Es muy importante aprovechar la formación  y prácticas que nos brinda la universidad porque a raíz de ellas puede que te llamen para trabajar en un futuro no muy lejano…’

Precisamente, hace unas semanas tuviste la oportunidad de volver a clase, pero, esta vez, eras tú el que tenía algo que enseñar a los alumnos. ¿Qué sentiste al dar la vuelta a la tortilla?

Sí. Como dices, participé con otros antiguos alumnos en unas jornadas sobre salidas profesionales organizadas por el CEU y el Colegio de Enfermería de Castellón.

La verdad es que fue una satisfacción personal muy grande participar en esta mesa, ya que tuve la oportunidad de ayudar con mi testimonio o, por lo menos, fomentar la enfermería en las próximas generaciones. Es algo muy gratificante, que no descarto volver a hacer próximamente.

Fernando Pagán, segundo por la izquierda, compartió su experiencia con los estudiantes de Enfermería del CEU

Para los alumnos de Enfermería que nos estén leyendo y no pudieron acudir a esta cita, ¿compartes también con ellos algunos consejos?

Claro. La verdad es que lo que más importancia tiene para mí es la actitud, que es la que va a labrar nuestro futuro y ayudarnos a que no nos falte trabajo. Lo digo por experiencia.

Todos hemos empezado trabajos nuevos cuando solo teníamos conocimientos básicos y, a base de actitud, práctica y formación, adquieres unos valores como profesional que luego, sorprendentemente, te abren muchas puertas.

Creo que lo más importante es aprovechar esa formación que nos brinda la universidad porque de esa formación y de esas prácticas puede que te llamen para trabajar en un futuro no muy lejano…

¿Qué planes laborales tienes?

De cara al verano supongo que cubriremos bastantes eventos con las ambulancias (festivales, eventos deportivos e incluso toros). Y quiero seguir formándome, sobre todo en el ámbito de urgencias y emergencias y en el servicio de quirófano.

¿Cómo te gustaría verte en unos años?

Me gustaría seguir teniendo la misma actitud que tengo ahora y las ganas de seguir aprendiendo. Y también me encantaría seguir trabajando en cualquier tipo de servicio especial y en el equipo de Sanitary Event Service.

El alumni del CEU aprovechó al máximo todas las oportunidades formativas que le brindó el CEU. En la fotografía, durante la feria de salud de Nules

Fernando, ¿qué es la enfermería para ti?

Es una profesión que nos permite actuar de manera autónoma ante cualquier episodio que nos podemos encontrar en el día a día. Nuestra autonomía debe mejorar y prosperar en el tiempo, y eso solo depende de los profesionales actuales y los que están por llegar, con más formación, más proyectos y más ganas de seguir creciendo como enfermeros y enfermeras.

Pero también es una profesión de equipo. El personal sanitario, cuando trabaja unido, presta una atención 100% eficaz, mientras que, si uno falla, deja de hacerlo. Cada uno somos una pieza clave de ese conjunto de profesionales.

Gracias por tu tiempo. Te deseamos mucha suerte y que sigas formándote y disfrutando de tu profesión.

Muchas gracias.