Desde que empezó a estudiar Periodismo en el CEU lo tenía claro. Lo suyo era la tele. Solo tres años después de terminar la carrera, y tras unas cuantas experiencias en el mundo audiovisual, logró una de sus metas: trabajar como periodista al frente de la delegación de Alicante y Murcia de Antena 3 TV.
Feliz en su trabajo, que vive como una aventura diaria, Joaquín Hernández, sueña, por qué no, con presentar un informativo. La vida le ha enseñado que (casi) todo es ponerse.

Te graduaste en 2007, y solo tres años después entraste en Antena 3 TV. Pero este camino lo iniciaste antes, ¿no?

Si. En el CEU. Aunque también hice prácticas en una revista corporativa y en el Grupo Prensa Ibérica actualizando las páginas webs de algunos diarios, desde un primer momento enfoqué mi carrera profesional al mundo audiovisual.

Mis primeras prácticas en un medio de comunicación fueron en la sede de Alicante de Canal 9 en 2005. Después, durante varios meses, colaboré con un programa de deporte en Popular Televisión. Y ejercí como locutor en Radio San Vicente, donde me dieron mi propio programa cultural llamado “Proyecto Hernández”.

‘Me gustaría seguir trabajando en Antena 3. Pero mi gran sueño profesional es presentar un informativo. Para mí sería, sin duda, la cumbre de mi carrera como periodista’

¿Y al acabar la carrera?

Comencé a trabajar en la Agencia EFE Televisión. Y a finales de ese mismo año tuve la oportunidad de hacerlo durante unos meses para una televisión nacional en la delegación de Alicante de Informativos Telecinco.

Dos años más tarde, me incorporé al equipo de reporteros del programa “Murcianos por el mundo”, que se emitía en La 7 (Televisión Autonómica de Murcia).

Durante año y medio estuve viajando por todos los rincones del mundo entrevistando a murcianos para conocer cómo eran sus vidas en el extranjero. Hice reportajes en Nueva York, Miami, París, Estambul, Pekín, Hong Kong, Londres, Ámsterdam, Oslo, Praga… y así hasta 20 destinos diferentes.

Interesante. Pero entonces llegó Antena 3, ¿no?

Sí. Mi gran oportunidad profesional me llegó en 2010, cuando entré a trabajar en Antena 3 Televisión como periodista de la delegación de Alicante y Murcia.

Aquí realizo conexiones en directo, redacto y locuto noticias para los informativos y para el programa “Espejo Público”.

Es en esta cadena donde he crecido profesionalmente y donde actualmente trabajo.

Parece innecesario preguntarte si estás contento…

(Risas) Muchísimo. Levantarte cada día y pensar qué aventura te va a deparar la jornada es todo un lujo, porque cada día es absolutamente diferente al anterior.

Cuando empecé a estudiar en el CEU, mi objetivo era trabajar en una televisión nacional. En aquel momento pensaba que era una quimera, pero finalmente lo conseguí y me siento un privilegiado al trabajar en lo que estudié y en un medio tan importante como es Antena 3 TV.

‘Una de las cosas que más valoro del CEU son sus clases reducidas, sus magníficos estudios de radio y televisión, donde poner en práctica lo que te enseñaban en las aulas, y su gran bolsa de prácticas’

¿Dónde te gustaría trabajar en unos años?

Me gustaría seguir trabajando en Antena 3. Pero mi gran sueño profesional es presentar un informativo.
Para mí sería, sin duda, la cumbre de mi carrera como periodista. Sé que es muy difícil, pero voy a luchar para intentar lograrlo.

Mientras llega, cuéntanos un día tuyo de trabajo. ¿Cómo se decide la agenda diaria?

Entro a trabajar a las nueve y media de la mañana, a no ser que haya algún acto antes que tengamos que cubrir. Lo primero que hago al llegar a la redacción es leerme los periódicos de Alicante y Murcia y mirar el correo electrónico para ver las convocatorias de prensa del día.

Me hago un listado de temas que pienso que pueden interesar y llamo a mi jefe que está en Valencia, que es el que habla con la redacción de Madrid.

Cuando saben lo que quieren, mi jefe me llama, me pide el tema y entonces… ¡comienza la aventura!

En cuanto le es posible, el alumni del CEU muestra a toda España los atractivos de Alicante

O sea…

Cogemos la cámara, el micrófono y el portátil y nos desplazamos al lugar de la noticia para hacer entrevistas y grabar imágenes.

Hay veces que la noticia la montamos nosotros y otras que la montan en Madrid. Si la montan ellos, yo llamo directamente al redactor que la va a editar para contarle el material que he conseguido. Si la montamos nosotros, lo hacemos con el ordenador portátil y enviamos la noticia por internet.

Si también quieren que hagamos una conexión en directo para el informativo, viene una unidad móvil: una furgoneta con una antena parabólica en el techo.

Mientras espero a que comience el informativo, hablo con el jefe de sección para que me lea el paso.

Cuando acaba el informativo, volvemos a la delegación a dejar todo el equipo. Y, entonces, miro previsiones para el día siguiente.

‘Me gustaría contar que todos los gobiernos del mundo se han dado cuenta de la importancia de luchar contra el cambio climático’

¿Nos cuentas eso del “paso”?

¡Esto es un secreto que no podéis desvelar! (risas). Es lo que me va a decir el presentador desde plató. Cuando me da paso, yo ya sé lo que me va a preguntar…

Y tiene su explicación: el informativo está medido al segundo y a mí me dan para una conexión en directo de 30 segundos como mucho. Por eso tengo que saber muy bien lo que voy a contar, para no pasarme de ese tiempo.

Alicante sale bastante en los informativos de Antena 3. ¿Eso tiene que ver algo contigo?

(Risas) Lo reconozco, sí. Yo soy alicantino y me gusta sacar mi tierra por la tele. Por eso miro con lupa todos los temas que hay en mi ciudad, para intentar hacerle un hueco en el informativo. Por ejemplo, en Hogueras, me encanta contar a toda España lo bonitas que son las fiestas de Alicante.

También veréis mucho la playa del Postiguet. A los compañeros de Madrid les gusta especialmente nuestra playa, porque casi siempre está llena de gente. Y a mí también me encanta mostrarla. Así que, sin duda, desde que estoy yo al frente de la delegación, Alicante sale mucho más, sí.

¿Qué noticia te ha resultado más difícil contar?

El terremoto de Lorca. Además, ocurrió cuando yo llevaba sólo un año trabajando en Antena 3. Es una imagen que nunca se me olvidará. Nada más llegar, vi una ciudad destrozada, cascotes por todas partes y cuerpos por el suelo tapados con una manta. Ver a la gente deambular por las calles, preguntándonos a nosotros, los periodistas si sabíamos si iba a haber más réplicas del seísmo y llorando… Fue muy duro.

‘El periodismo es la base de la democracia. Una sociedad con una prensa libre es fundamental para controlar a los políticos Y denunciar las injusticias sociales’

A la inversa, ¿cuál te ha provocado mayor alegría?

Mi primer directo para el programa Espejo Público fue un caso de una niña pequeña que necesitaba un trasplante de médula. Más o menos al año, hice otra vez un directo para el programa con esa niña, porque ya había conseguido el trasplante y estaba totalmente recuperada. Fue muy emotivo poder cerrar esa historia con un final feliz.

El periodista, cuando estudiaba en el CEU, con Juan Pedro Valentín, invitado a unas jornadas

¿Qué noticia te gustaría darnos?

Que todos los gobiernos del mundo se han dado cuenta de la importancia de luchar contra el cambio climático y que ponen las medidas necesarias para revertir la delicada situación por la que pasa nuestro planeta.

Es un tema que me preocupa mucho, del que creo que ya estamos sufriendo las consecuencias y al que los gobiernos no le prestan la atención debida, comenzando por el presidente de Estados Unidos.

¿Qué cualidades crees que hay que tener para dedicarse a tu trabajo?

Hoy en día los periodistas tienen que ser polifacéticos, muy curiosos, inquietos y leales con la información, no con las ideologías. En las grandes redacciones hay varias secciones y puedes permitirte el lujo de especializarte en un tema.

Pero eso es la excepción, porque en la mayoría de redacciones los periodistas hacen todo tipo de temas: sociedad, política, cultura… Hay que saber un poco de todo y para eso es necesario ser inquieto, leer mucho, estar al corriente de todo.

¿Qué aporta el periodismo a la sociedad?

El periodismo es la base de la democracia, así de claro. Una sociedad con una prensa libre es fundamental para controlar a los políticos, para denunciar las injusticias sociales, para lograr mejoras en la calidad de vida de los más indefensos, para garantizar las libertades individuales y colectivas…

En España en general se hace buen periodismo, porque tenemos grandísimos profesionales.

Es cierto que algunos medios pecan de partidistas, pero esos se les reconoce fácilmente.

En cuanto a los medios de comunicación públicos, ahora pasan por una etapa mejorable. Es necesario que de una vez por todas haya una independencia real entre el partido de gobierno y las redacciones de los medios públicos. Creo que ahora mismo esa es la gran asignatura pendiente en el periodismo.

‘Hacer prácticas es básico, igual que Elegir bien el medio de comunicación donde hacerlas y aprovechar la oportunidad’

¿Algún consejo para los estudiantes de Periodismo?

Hay algo fundamental que empieza en la carrera: hacer prácticas. Es básico para que cuando salgas de la universidad hayas tenido un primer contacto en un medio de comunicación. En la carrera te enseñan muchas cosas, y es clave que las puedas poner en práctica mientras estás estudiando.

Además, las prácticas son una magnífica carta de presentación para que en un futuro te puedan contratar en dicha empresa. Y sé de muchos casos. Por ejemplo, una de mis mejores amigas hizo prácticas en Antena 3. Cuando acabó, entró a trabajar de redactora y ahora es la subdirectora del programa Espejo Público.

Elegir bien el medio de comunicación donde hacer las prácticas y aprovechar la oportunidad es fundamental.

¿Qué valoras más de tu etapa en el CEU?

Periodismo es una carrera en la que la práctica es indispensable. Está muy bien que te expliquen cómo se graba una noticia, pero la mejor forma de aprenderlo es haciéndolo.

Por eso una de las cosas que más valoro de mi universidad es que, desde el primer momento, locutábamos noticias en el estudio de radio, editábamos un informativo, presentábamos en el plató… Eso ayuda mucho a soltarte ante el micrófono.
Y eso muchas universidades no lo tienen porque están masificadas o no tienen la infraestructura necesaria.

En el CEU las clases eran reducidas y contaba con unos magníficos estudios de radio y televisión donde poner en práctica lo que te enseñaban en las aulas.

Además, tenían una gran bolsa de prácticas para que pudieras elegir en qué medio hacer tu primera incursión profesional.

‘Hoy en día los periodistas tienen que ser polifacéticos, muy curiosos, inquietos y leales con la información, no con las ideologías’

¿Qué aprendizaje destacas de esta época?

Trabajar en equipo, saber contrastar una noticia, trabajar con las fuentes de información, redactar una noticia en función del medio en el que trabajo, soltarme delante de una cámara…

En definitiva, me ha enseñado todas las herramientas que pongo en práctica cada día en mi trabajo.

Gracias por tu tiempo y seguro que nos vemos en el próximo informativo.

(Risas) Me gustaría, y que fuera contando una buena noticia. Muchas gracias.