Vasyl Boyko, capellán de la comunidad ucraniana en Valencia, y Domingo Pacheco, capellán de la Universidad CEU Cardenal Herrera, han compartido sus testimonios de encuentro con las familias que sufren la guerra de Ucrania

La mesa redonda “La situación de Ucrania: un acercamiento desde la experiencia” ha contado también con la asistencia de los voluntarios de la Universidad que viajaron hasta la frontera polaca y de las familias refugiadas que llegaron con ellos a Valencia

“La ‘peregrinación’ a la frontera con Ucrania nos ha mostrado lo que realmente significa ser Iglesia. Porque la Iglesia estaba allí, muy visible, ayudando en primera línea a todas las personas”. De este modo, Domingo Pacheco, capellán de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha compartido la experiencia del viaje que llevaron a cabo varios miembros de la Universidad, llevando ayuda humanitaria a la frontera y regresando junto a dos familias refugiadas.

Domingo Pacheco ha participado con Vasyl Boyko, capellán de la comunidad ucraniana en Valencia, en la mesa redonda “La situación de Ucrania: un acercamiento desde la experiencia” celebrada en el Aula Magna de la Facultad de Salud de la CEU UCH.

En su intervención, el capellán de la CEU UCH ha destacado cómo este viaje “ha sido fruto de la Providencia”. Desde la Universidad se recogieron alimentos, medicinas…y debía canalizar esta ayuda. Finalmente, decidió llevarla desde Valencia hasta la ciudad fronteriza de Przemysl (Polonia), con la colaboración de otros voluntarios del CEU.

Ha sido un tiempo para descubrir el significado real de ser Iglesia. Cuando partimos no sabíamos quién nos acogería…pero nos recibió la Iglesia polaca. En el convento de los carmelitas en Przemysl nos acogieron, confiar no nos defraudó. E igualmente, dos familias refugiadas decidieron venir a España con nosotros. Confiar. Todos vivimos una experiencia nueva, porque Dios quiso”, ha subrayado el capellán de la CEU UCH.

Domingo Pacheco ha recordado que hubo momentos complicados “que nos han permitido tomar conciencia de cómo la oración ayuda a estar unidos”.

El poder de la oración

En la misma línea, Vasyl Boyko, capellán de la comunidad ucraniana en Valencia, ha destacado cómo, en estos días, “ver a tantas personas de todo el mundo rezando por la paz, ha sido esperanzador”.

El padre Boyko ha explicado cómo está viviendo la comunidad ucraniana de Valencia esta situación.

En su intervención, ha compartido los mensajes de preocupación de las familias, la tristeza de los padres que tenían que dejar marchar a sus hijos para defender su país, “Estar lejos es doloroso, han sido días de mucho miedo para todos”.

“No esperábamos una manera tan inhumana de comportarse, pero el espíritu de unidad del pueblo ucraniano no se puede destruir”, ha señalado en su intervención.

“Son muchas las iglesias y las personas de todo el mundo que están siendo solidarias con Ucrania. Ver al Papa y a todos los sacerdotes rezar por la paz, nos da esperanza”

Vasyl Boyko

Ambos capellanes han coincidido en destacar cómo en medio de esta situación, por encima de las lenguas, “la oración nos ayuda a estar unidos, a compartir”.

“Lo que más humaniza es el encuentro, el tú a tú con otras personas”

Domingo Pacheco

El capellán de la CEU UCH ha destacado que en los próximos días la Universidad continuará apoyando a las familias que llegan desde Ucrania, recogiendo todo lo que se pueda necesitar para ofrecerles la mejor atención.

Este encuentro se ha cerrado con un momento de oración, en ucraniano y español, en el que también han participado los voluntarios de la CEU UCH que viajaron hasta la frontera polaca y las familias refugiadas que vinieron con ellos a Valencia.

La mesa redonda “La situación de Ucrania: un acercamiento desde la experiencia” se enmarca en el ciclo de actividades del Dies Academicus impulsado desde el Servicio de Pastoral de la CEU UCH, un espacio de encuentro para profundizar en temas relacionados con distintas disciplinas, ofreciendo una visión amplia, puesta en relación con el humanismo cristiano.

Artículo anteriorViernes, 8 de abril de 2022
Artículo siguienteProfundizando en las claves de la farmacocinética ocular