• Los estudiantes pudieron conocer sus motivaciones y sus miedos, el reto de enfrentarse a objetivos en condiciones desfavorables

 Jueves, 2 de mayo de 2012.- La Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón ha desarrollado una nueva sesión de Las Tertulias del CEU en la Librería Argot, con el título Los Marco Polo del siglo XXI, en la que han intervenido destacados montañeros y alpinistas de Castellón: Juan Corró Tormo, alpinista del Club Muntanya de Castelló, ochomilista y jefe de expedición Everest, con ascensos a Cho Oyu, Sisha Pagma, Makalu, Manaslu; Carlos Pitarch Francisco, alpinista del Club de Muntanya Castelló, cuenta con ascensos a montes como el Cho Oyu y al Everest; Pascual Fuster García, 
alpinista del Club Piolet de Castelló, con ascensos a Mckinley, Elbrús, Aconcagua, Kilimanjaro; y Josep Antoni Martín Clarós, alpinista y aficionado a las marchas de largo recorrido, a las carreras de montaña y al montañismo en general, ha realizado la culminación consecutiva de todos los tresmiles del Pirineo en 39 días.

En la tertulia, los alpinistas han destacado los retos que les ofrece la montaña, la motivación para alcanzar los objetivos marcados, y los sentimientos que nacen en estas condiciones tan desfavorables para el hombre. Este encuentro ha permitido conocer su personalidad, personas sencillas, honestas, cultivadas y con las que es un tremendo placer conversar.

Los asistentes a la Tertulia CEU pudieron descubrir los miedos que se pueden producir en la montaña, según Corró, “te enfrentas a ti mismo, a tus temores y te superas y eso produce una gran satisfacción, de todo ello sales fortalecido y con ganas de más”.  El alpinista ha señalado que se ha perdido el romanticismo de las expediciones al Himalaya de los años 90, en las que el aislamiento y la ausencia de tecnología hacían que desconectarás por completo de tu entorno habitual. La correspondencia era la única vía de comunicación y una carta podía tardar más de un mes en llegar.

Carlos Pitarch ha destacado la importancia de la preparación física y psicológica de cara a una gran ascensión, destacando la necesidad de practicar mucho deporte aeróbico y escaparse a la mínima posibilidad a los pirineos para entrar en contacto con la altura. La preparación psicológica es fundamental en estas grandes ascensiones, y si bien hay un componente innato, es posible trabajarla y mejorarla.

Josep Antoni Martín ha explicado cómo se enfrentan a los momentos de soledad y como la tecnología, el GPS, el móvil, le ayudaron a no estar “desconectado” e incluso compartir momentos entrañables con sus amigos y familiares desde los Pirineos.

Fuster hizo un recorrido por su trayectoria, con ascensiones por todo el mundo y narró cómo fue su preparación al Mckinley. El relato de cómo se vive en una tienda durante una semana, a 30 grados bajo cero, donde la conversación y una baraja de cartas se convierten en aliados fundamentales, ha centrado su intervención en esta tertulia, donde todos han coincidido en señalar que la montaña y las grandes expediciones se pueden aglutinar en seis términos: Aventura, Emociones, Superación, Naturaleza, Amistad, y enfrentarse a uno mismo.