La obra coordinada por el profesor de Bioética en Ciencias de la Salud de la CEU UCH, Emilio García Sánchez, ha sido presentada por la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid, Marina Díaz Marsá

Presentación de "Belleza fantasma y deporte a lo loco", en el Palacio de Colomina-CEU.
Presentación de «Belleza fantasma y deporte a lo loco», en el Palacio de Colomina-CEU.

Beauty centers, gimnasios, clínicas estéticas, Instagram, runners, fitness, crossfit, Botox e implantes. Ante el crecimiento de la preocupación por la imagen corporal, los excesos estéticos y deportivos comienzan a plantear un problema de salud pública. En este contexto, cinco especialistas acaban de publicar “Belleza fantasma y deporte a lo loco. Los riesgos de la obsesión corporal”, editado por Teconté, que ha coordinado el profesor de Bioética en Ciencias de la Salud de la CEU UCH, Emilio García Sánchez. Presentado en Valencia la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid, Marina Díaz Marsá.

El acto de presentación del libro ha contado con la asistencia de sus cinco autores, junto a Emilio García Sánchez: Joel Prieto, profesor de Educación Física y Salud de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR); Ana Pérez, profesora de Ciencias de la Educación de la CEU UCH; Javier García González, profesor de Derecho Penal de la CEU UCH; y Carlos Fanjul, profesor de Teoría de la Publicidad en la Universidad Jaume I (UJI). La sesión ha sido moderada por la profesora de Publicidad de la CEU UCH y experta en comunicación de moda, Pilar Paricio.

Bajo el ‘tsunami estético’

Según destaca el profesor García Sánchez, “Belleza fantasma y deporte a lo loco” describe un extendido tipo de comportamiento social que está sobrevalorando la belleza corporal y exaltando el culto al cuerpo, al que denominan ‘tsunami estético’. Ante este escenario, los autores realizan propuestas efectivas que buscan recuperar el sentido valioso y no obsesivo que la belleza y el deporte tienen en la vida de las personas: “Sugerimos, por un lado, un itinerario que transmute la ‘belleza fantasma’ en una belleza real, sobre todo de dentro hacia fuera. Y proponemos suplantar el deporte “a lo loco” por una actividad física sana e inteligente, que vigorice el cuerpo. Frente al riesgo de obsesionarse en exceso, concluimos que lo importante es sentirse queridos tal y como somos estética y físicamente”.

‘Belleza fantasma’, inalcanzable

Los autores de “Belleza fantasma y deporte a lo loco”, de la CEU UCH, la UNIR y la UJI, subrayan que la presión cosmética es fuerte. “Cada vez más gente quiere verse joven y sexy, delgada o musculosa. Los iconos de moda exigen una carrera contra el tiempo, contra la arruga, contra la grasa… Multitud de adolescentes y jóvenes, pero también adultos, solo buscan likes para sentirse bien. Y muchos emprenden el camino de la imitación de modelos estéticos que denominamos ‘belleza fantasma’, porque son iconos inalcanzables para la mayoría de la humanidad: emprender el camino de su imitación desemboca en crisis estéticas, físicas y de identidad”, explica el profesor García Sánchez. “Frente a esta belleza epidérmica y superficial, la belleza real debería ser más acorde con la dignidad humana”.

Los autores, expertos en distintas áreas, apuntan que el exceso de dietas, liftings, hormonas y ejercicio físico están causando autolesiones físicas y crisis de identidad personal o trastornos como anorexia, bulimia y vigorexia. Otros se obsesionan tanto con su cuerpo que viven en gimnasios, navegan por webs ‘tóxicas’ o consumen adictivamente tratamientos y productos de belleza. “Cada vez más personas tienen claro cómo estar guapos por fuera, pero no por dentro. El ‘tsunami estético’ en el que vivimos, en lugar de descubrirnos una belleza verdadera y real, nos está desvelando su rostro más subversivo y triste”, concluye el profesor Emilio García Sánchez, coordinador del libro.

Estas son algunas de las recomendaciones de los expertos autores del libro:

  1. No midas tu felicidad o bienestar estético por el número de likes de tus fotos. Vales mucho más que lo que digan los otros sobre las fotos de tu cuerpo.
  2. Descubre que todas las personas son hermosas, guapas por el solo hecho de ser personas, libres, inteligentes, por vivir. No te obsesiones por conseguir lo que no tienes y los demás sí, porque no lo necesitas para ser feliz.
  3. Ponte tu vida como vestido, porque tu vida con tu cuerpo es el mejor de los vestidos, el más hermoso de todos. Reconoce tu vida y tu cuerpo como el verdadero vestido que nunca pasa de moda, el que siempre es nuevo e irrepetible.
  4. No mires fotos trucadas quedándote embobado. Entrénate en mirar rostros vivos de carne y hueso, que son los que de verdad impactan y seducen, los que enamoran el corazón.
  5. Se puede abandonar Instagram y Snapchat y ser libre. De verdad, no es una debilidad. Rebélate a ser vigilado, secuestrado y atrapado entre las redes. Abdica de una vez de la ilusión estética virtual y decídete a vivir en la verdad de la belleza real, en la verdad de tu vida.
  6. Haz deporte con moderación, asesorándote con expertos para llevar un buen plan de entrenamiento que te permita mantener la forma física, pero sin obsesionarte.
  7. No sigas un plan que no está hecho para ti: no intentes imitar a los atletas de élite porque sus marcas y sus ejercicios son superiores a lo que tu cuerpo puede soportar.
  8. Fomenta y reconoce la diversidad corporal de las personas para así contrarrestar el único canon de belleza femenina asociado a la delgadez y el único canon de belleza masculina asociado al modelo fitness musculado.
  9. Invertir más en educación familiar para advertirles a los menores de los riesgos de exponer fotos íntimas o de acceder a determinados lugares de la red que son tóxicos y que les pueden dañar. La educación en valores, el diálogo y la confianza con nuestros hijos sigue siendo la mejor herramienta para prevenir este y otros riesgos.

Más en «Belleza fantasma y deporte a lo loco».