• Alumnos de primero de Medicina del CEU refuerzan sus conocimientos en esta área científica a través de la gamificación
  • Este proyecto se ha alzado con un galardón en la categoría de Innovación en el aula de los Premios Innova(c)ción 2019 de la CEU UCH

“Científicos de un laboratorio de bioquímica y biología molecular nivel cuatro de bioseguridad han solicitado ayuda al Ministerio de Sanidad. El virus con el que estaban trabajando como vector para desarrollar una nueva terapia génica se ha descontrolado. Los científicos, con los que se ha perdido el contacto desde hace doce horas, disponían de una vacuna ante la posibilidad de que el virus se convirtiera en letal. Como médicos biólogos habéis sido enviados al interior del laboratorio para determinar la secuencia antigénica de esta vacuna con el objetivo de producirla y evitar una pandemia de consecuencias devastadoras”.

Es la premisa de un innovador ejercicio de bioquímica que han realizado los estudiantes de primero de Medicina del CEU en formato escape room. Con un tiempo máximo de 60 minutos, y en un escenario muy realista, diseñado en las instalaciones del Centro de Simulación Avanzada de su universidad, los futuros médicos han tenido que descifrar claves, buscar códigos ocultos en libros y resolver todo tipo de acertijos para dar con la deseada vacuna y escapar con ella. Y para cada una de estas estresantes pruebas no solo han tenido que trabajar en equipo, bajo presión y empleando su lógica, sino, sobre todo, aplicar los contenidos que han aprendido en las asignaturas de Bioquímica y Bioquímica clínica.

La idea de organizar este ejercicio partió de los profesores Isabel Aleixandre, Sara Paradells y Borja Muriach para motivar a los alumnos a implicarse en estas dos asignaturas, que son claves para aprender los fundamentos de la biología molecular. Y es que es ahí “donde se hallan algunos de los grandes retos de la biomedicina actual”, afirma el profesor de Medicina del CEU Borja Muriach, uno de los artífices de este escape científico.

“Pero, añade Isabel Aleixandre, a pesar de la importancia de estas materias, a los estudiantes de primer curso les motivan más otro tipo de asignaturas que perciben más ligadas a su futuro ejercicio profesional, y por eso decidimos hacer las cosas de una manera diferente, empleando la técnica de la gamificación (aprendizaje a través del juego), que estimula la curiosidad y atención de los alumnos hacia estos contenidos, además de reforzar su aprendizaje”.

Y ha sido un éxito. Así lo contaba Esther Civor, una de las futuras médicos que se está formando en el CEU justo después de “librar al mundo de un virus mortal”: “Ha sido una actividad muy divertida y original que nos ha permitido poner en práctica los conocimientos adquiridos en clase y aprender más, además de que nos ha ayudado a trabajar en equipo y bajo presión, que es algo que nos va a venir muy bien para nuestro futuro profesional”.