Inicio Blog

Llombarte Cussac, Jefe de Oncología en el Arnau de Vilanova: “El cáncer de mama es una de las enfermedades en las que más hemos avanzado en su conocimiento”

0

Informan Patricia Montañana y Raquel Brisa / Imagen: Archivo

Antonio Llombarte Cussac, doctor en medicina y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Arnau de Vilanova, afirmó recientemente en el acto promovido por al Ámbito Cultural de El Corte Inglés con motivo del Día de Mundial contra el Cáncer de Mama que se celebra hoy lunes 19 de octubre que la conciencia social generada en torno a esta enfermedad ha sido lo que ha hecho que el cáncer de mama «es una de las enfermedades en las que más hemos avanzado en su conocimiento. Hace veinte años, en España, si una mujer tenía cáncer de mama el pensamiento era: ¿Qué puedo hacer para que no se entere nadie del pueblo? El reconocimiento social de la enfermedad ha sido el detonante para tener una mayor conciencia sobre él”.

En un acto promovido por la Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, el oncólogo protagonizó una ponencia titulada “Nuevos retos para la sociedad del siglo XXI”, la cual se pudo seguir en la terraza Gastro Mercat del centro comercial, bajo las medidas preventivas y de seguridad con motivo del COVID-19 y también por streaming. Durante su intervención el oncólogo destacó que el cáncer de mama es el modelo ideal para entender qué es el cáncer dada la conciencia social que se ha generado entorno a la enfermedad. Y afirmó que en la actualidad el cáncer de mama no es mortal y presenta unas tasas de curación del 85% al 90% en diez años. “Es un reflejo de lo que debería de pasar con todas las enfermedades oncológicas” afirmó Llombarte, “y todo ello es gracias a toda la investigación que se ha realizado”.

«el cáncer de mama no es mortal y presenta unas tasas de curación del 85% al 90% en diez años»

Uno de los retos fundamentales contra el cáncer de mama, es saber cómo incorporar las innovaciones tecnológicas a la enfermedad. En este sentido Llombarte incidió en la importancia de la tecnología como parte fundamental de la mejora, del diagnóstico y de su posterior tratamiento. “En un futuro relativamente corto nos permitirá llegar a una personalización más profunda de cada paciente”, así como explorar mecanismos como la activación del sistema inmunológico. Asimismo, destacó la existencia de una investigación para mejorar plataformas moleculares, lo cual no resta protagonismo al especialista ya que éste es el último encargado de explicar porqué se le va a aplicar dicha tecnología a la paciente.

En la actualidad, el cáncer de mama es una enfermedad evolutiva que va cambiando con el tiempo lo que hace que las terapias estén condicionadas a la evolución propia del tumor. “Le estamos ganando tiempo al tiempo” en un contexto donde se pide grandes esfuerzos al paciente, a los especialistas e investigadores y, obviamente, al propio sistema sanitario y de salud publica.  “El cáncer de mama es un ejemplo claro de lo que está llegando en muchas enfermedades, pero necesitamos inversión”, reivindicó Llombarte.

«algunos fármacos contra el cáncer los utilizan en coronavirus»

Los avances en la investigación contra el cáncer están permitiendo a su vez conocer mejor a lo que se enfrentan diariamente los sanitarios, la COVID-19, ya que en palabras del especialista: “Tienen mecanismos similares, algunos fármacos contra el cáncer los utilizan en coronavirus”. En tiempos en los que la COVID-19 está condicionando la vida de todos, el diagnostico precoz que se les realizaba a las mujeres no se consideró relevante “hemos notado el número de pacientes con tumores más grandes de lo habitual en estos últimos meses”, destacó el doctor.

En la actualidad, el cáncer continúa siendo la principal causa de muerte en personas menores de 70 años y en este sentido los responsables del centro comercial anunciaron su compromiso se seguir contribuyendo en la lucha contra el cáncer de mama aportando en los próximo cinco años un millón de euros para financiar el nuevo proyecto de investigación de la Asociación Española contra el Cáncer que explorará las nuevas posibilidades de la inmunoterapia personalizada.

Juniors M.D. celebra este fin de semana su Asamblea General en el Seminario Mayor de Moncada

0

Informa Jaume Gascó / Imágenes: Juniors MD

El movimiento de jóvenes de la diócesis de Valencia Juniors M.D. celebra su habitual Asamblea General, este domingo 18 de octubre y de manera presencial, en el Seminario Mayor La Inmaculada de Moncada. 

Juniors M.D. es un movimiento formado por laicos, con un estilo de vida que responde al evangelio y cuya finalidad es la evangelización, esto es el proceso por el que la Iglesia, movida por el Espíritu Santo, anuncia y difunde el Evangelio en todo el mundo. Una tarea educativa que se desarrolla bajo un Proyecto Educativo Juniors, el cual parte de las experiencias vividas de sus miembros (niños, adolescentes y jóvenes) y cuyo objetivo es acompañar a todos ellos en su camino de crecimiento personal y en la fe.

La Asamblea de Juniors M.D. se convoca dos veces por curso y esta de octubre es la segunda de este año, pero la primera que se celebra en este inicio de curso 2020/2021. En ella se abordarán diversos temas entre los que se encuentran la presentación de la propuesta de actividades Tiempo de Compromiso, los materiales y el informe económico de la iniciativa 2MiliPico, así como se presentará para su aprobación el Informe de Gestión y el Plan de Acción del Equipo Diocesano.

“Aunque convivimos con la amenaza de una pandemia, Juniors Moviment Diocesà no para y realizará el encuentro de forma presencial, siguiendo todas las medidas de seguridad” afirman desde el movimiento. En esta asamblea participaran todos los Jefes de los Centros que forman el Movimiento en un acto para el que, desde Juniors MD, se recomienda no asistir acompañado dada la reducción de aforo y las medidas sanitarias y preventivas por COVID19.

La participación activa de todos los miembros en la Asamblea General es muy importante, por lo que desde Juniors Moviment Diocesà se anima a todos los Jefes a asistir o a delegar en otro Educador para que sus Centros estén representados y tengan la posibilidad de opinar y formar parte en el proceso de la toma de decisiones. Con esta invitación a participar “desde la asociación se anima a los Educadores a empezar el curso con buen pie”, han concluido.

El Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo: «Nos encontramos en un momento de evolución, no de revolución”.

0

Informan Raquel Brisa y Patricia Montañana / Imágenes: Club Encuentro

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo ha manifestado que el momento en el que vivimos «nos encontramos en un momento de evolución, no de revolución» en el marco de la conferencia que ha pronuncia en torno a “El futuro de la justicia en España” en el acto al que asistió invitado por el Club Encuentro Manuel Broseta. Un encuentro dirigido por Amparo Matíes que se celebró en el hotel SH Valencia Palace y que fue retransmitido en directo vía YouTube a través del canal corporativo del club, contando con la presencia de miembros de la asociación y autoridades políticas como la consellera de Justicia de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo.

En el comienzo de la conferencia, el ministro de Justicia presentó su plan de justicia 20-30 estructurado en tres bloques: el diagnóstico de la justicia actual, el por qué de la Justicia 20-30 y el cómo aplicarla. En este sentido, Campo explicó durante su intervención que el objetivo principal, a día de hoy, no es otro que el de modernizar la justicia, evitando contaminación y ruido mediático que pueda entorpecer la tarea. Asimismo, dejó clara su definición de Justicia, la cual no se limita a organizaciones y entramados burocráticos: “La justicia también son valores y servicios públicos”, explicó.

La pandemia del coronavirus ha sido la causa por la que se han tenido que acelerar los cambios que se tenían que acometer. “Estamos en el comienzo de un nuevo tiempo”. Este nuevo ciclo, según desarrolló el ministro en su ponencia, se basa en cuatro pilares fundamentales del cambio: la crisis económica, la revolución digital o cuarta revolución industrial, la desigualdad creciente a nivel social y el feminismo. Además, el ministro quiso destacar el papel clave que jugarán las juristas en este nuevo ciclo: “el siglo XXI es el siglo de las mujeres”.

“La justicia no sirve de nada si la sociedad no la entiende”

Con este cambio de época, la sociedad requiere de una reconstrucción de mundos de manera conjunta, sin importar colores ni partidos. Para ello, el ministro apeló a la concordia y a la cooperación entre instituciones el mismo día en que PSOE y Podemos registraron la iniciativa de reforma del Consejo General del Poder Judicial para neutralizar el bloqueo del PP. Campo no quiso hacer declaraciones a la prensa, pero reconoció que el CGPJ está siendo “tema de actualidad estos días” y rogó a los asociados que hicieran las mínimas preguntas posibles al respecto. El ministro insistió en que es necesario poner en marcha una justicia sostenible e inteligible. “La justicia no sirve de nada si la sociedad no la entiende”, aseguró.

Finalmente, el ministro de Justicia apeló a la sociedad civil para dirigir la mirada hacia el futuro: “La nueva normalidad ha venido para quedarse”, apuntó. Ante ello, es necesario sincronizarse con la realidad cambiante de manera que se aumente la mediación y se reduzca la ligiticiosidad. La justicia necesita miradas globales, directas a la realidad y, para ello, esta ha de ser accesible, eficaz y al mismo tiempo contribuir a un proyecto para el país común a nivel ecológico, tecnológico y, sobre todo, social.

CIDOB analiza la cooperación internacional en el 75 aniversario de la ONU

0

Informa: Raquel Brisa / Imagen: Archivo

El CIDOB presentó recientemente bajo la conferencia La ONU a los 75: Repensando el multilateralismo y International Cooperation Welcomed Across 14 Advanced Economies’, dos informes donde se reflexionó nuevamente en torno a uno de los conceptos más nombrados en la política internacional durante esta crisis: el multilateralismo. El webinar, moderado por Pol Morillas, director de CIDOB, contó con la presencia virtual de James Bell, vicepresidente de Estrategia Global de Pew Research Center; Cristina Manzano, directora de esglobal; Marie Vandendriessche, investigadora senior de EsadeGeo Center for Global Economy and Geopolitics, y Pol Bargués, investigador principal de CIDOB.

El simposio analizó la situación actual del multilateralismo, entendido como la cooperación y coordinación entre diferentes naciones, y valoró los retos a los que se enfrentan en la actualidad las Naciones Unidas. Marie Vandendriessche explicó durante su intervención que las mayores frustraciones de la organización -a día de hoy- son el cambio climático e internet: “Pero, al mismo tiempo, son las claves para alcanzar el acuerdo global que perseguimos” afirmó.

La labor de la ONU y de la OMS durante estos últimos meses ha abierto el debate sobre la necesidad de reforzar el diálogo entre diferentes naciones. En este sentido, James Bell, vicepresidente de Estrategia Global, Pew Research Center, hizo visible esta situación a través de un estudio realizado en los últimos meses donde se ha podido conocer que, en los catorce países estudiados, la población aún confía en las organizaciones internacionales, siendo los más jóvenes los más abiertos, comprometidos y favorables a la cooperación entre naciones. “La mayoría todavía apoya este sistema, pero no es la situación ideal en la que deberíamos estar” lamentó el experto. Por otro lado, y teniendo en cuenta la situación de pandemia global vivida, el experto recalcó cómo la COVID ha abierto los ojos al mundo, mostrando cómo la cooperación internacional habría reducido el impacto de esta pandemia demostrando como “los problemas globales necesitan respuestas globales”, explicó Bell.

Por su parte, Pol Bargués, investigador principal de CIDOB, quiso recordar el contexto en el que se hayan -en la actualidad- las Naciones Unidas: “Hemos llegado a un punto en el que ninguna visión se puede imponer por sí misma”, garantizó, destacando que la ONU ha de seguir luchando por la democratización del mundo y por la construcción de una paz a nivel global, unos objetivos que pasan por la cooperación sostenible entre territorios muy distintos. En la actualidad, la negociación ha empezado, pero tendrán que pasar años para poder ver sus efectos reales, según afirmó en su intervención el propio Bargués. Asimismo, habrá que tener en cuenta el que hecho de que la politización del sistema multilateral y de las Naciones Unidas -desde los sectores opuestos- retrasará notablemente la puesta en marcha de medidas efectivas.

Durante este webinar, la directora de esglobal Cristina Manzano también quiso hacer un guiño optimista a la situación destacando que la ONU todavía es la mayor proveedora de ayuda humanitaria en todo el planeta. Hay movimientos juveniles organizados que están clamando por más cooperación de este tipo: “las Naciones Unidas deben implicar corporaciones y a la sociedad civil en la acción”. Aunque la directora de esglobal reconocó una sensación agridulce, “hemos avanzado, pero no lo suficiente, seguimos muy lejos”, reconoció que van por el buen camino. «Si no hubiéramos inventado las NNUU, deberíamos estar haciéndolo ahora”, concluyó.

Finalmente, Marie Vandendriessche, investigadora senior de EsadeGeo Center for Global Economy and Geopolitics, clausuró el coloquio destacando la “tremenda contribución” de la ONU en plena pandemia. Las naciones en plena crisis pudieron prevenir a la población de los riesgos del momento. Vandendriessche pidió arrimar el hombro no sólo en las crisis de efectos inminentes, sino en otras materias invisibles a los ojos pero igual de dañinas. “¿Por qué no colaborar también con los problemas a largo plazo?”. La respuesta a su pregunta aún está por verse.

Valencia celebra un 9 de octubre, día de los enamorados, atípico como consecuencia de COVID-19

0

Informa Patricia Montañana / Imagen: Gremio Panaderos y Pasteleros

La Comunidad Valenciana festeja el 9 de octubre, festividad de Sant Donís, patrón de los enamorados, como marca la tradición… con la mocadorà y los actos propios del día. Una tradición, la de la mocadorà, en la que el hombre le regala a la mujer dulces que representan las frutas y verduras típicas de la huerta valenciana hechos de mazapán y envueltos en un vistoso pañuelo de seda, conmemorando la entrada del rey Jaume I a la ciudad de Valencia en plena reconquista.

Este año y con el aumento incesante de nuevos contagios y brotes por la COVID-19 en la ciudad de Valencia, la fiesta del 9 d’Octubre ha visto como sus principales actos conmemorativos como la procesión cívica de la Senyera, la mascletà posterior, o la cabalgata vespertina de Moros y Cristianos, han sido cancelados como medida preventiva. Aun así, los valencianos no renuncian a celebrar uno de los días más importantes de su calendario festivo.

Unido a la tradición del día de los enamorados, se ha celebrado a primeros de octubre la XXXIX edición del concurso “Sant Donís”, organizado por el Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia, con el objetivo de divulgar y promocionar esta tradición centenaria como es la mocadorà, así como, la cultura del pan y la defensa de los intereses generales del panadero y pastelero.

En la edición de este año, el Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia ha premiado a Forn Artesá Les Netes, en el apartado de escaparate y tienda, y al Horno San Antonio y en el apartado de mocadorà el primer premio de este concurso. Según comentó al Rotativo, el responsable del Forn Artesá Les Netes, “los clientes aficionados a este tipo de concursos se han ido enganchando poco a poco y, a día de hoy, llevamos toda una semana vendiendo las figuras de mazapán. Pensábamos que iba a ir peor, pero están respondiendo muy bien”. El Forn Artesà Les Netes también ha sido galardonado con el segundo premio en la modalidad de mocadorà de este año así como en la edición XLIX del Concurso de “Panes Tradicionales y Especiales” han sido distinguidos en la especialidad de panes especiales en formato libre, obteniendo un primer premio.

Junto a los galardones del Forn Artesà Les Netes, el otro premiado ha sido el Horno San Antonio en la modalidad de mocadorà: “La Comunitat Valenciana es sentimiento, orgullo y sobre todo es tradición”, ha afirmado al periódico su responsable, quien ha destacado que la fiesta -a pesar de la COVID-19. la han celebrado con ilusión. Una ilusión premiada también con un segundo premio en el apartado de escaparate/tienda a la Pastelería Galán (Av. Corts Valencianes, 92 – Albal) y un tercer premio para José. E. Compañ Alhambra (C. Convento Jesús, 17- Valencia). En el apartado de mocadorá, el segundo premio ha sido concedido al Forn Artesá Les Netes y el tercero al Forn Llatzer (C. Aparicio Albiñana, 5 – València).

Si bien son los raros los tiempos que corren, eso no ha sido impedimento para que los valencianos disfruten en torno a nuestra fiesta del 9 d’Octubre de su significado, simbolismo y tradición, abriendo una puerta a la esperanza en el que no cabe duda que todos nos volveremos a unir y disfrutar juntos de estos días tan especiales que el virus nos ha arrebatado.

«Fratelli tutti», la nueva encíclica social del Papa Francisco ve la luz en la fiesta de San Francisco de Asís

0
FRANCISCO - ENCICLICA FRATELLI TUTTI

La tercera Encíclica del Pontificado de Francisco, “Fratelli tutti”, ha sido publicada este domingo, festividad de San Francisco de Asís, coincidiendo con el Ángelus celebrado por el pontífice en la plaza de San Pedro.

En la Enciclica Fratelli tutti el Papa Francisco hace un llamamiento a toda la humanidad a descubrir el amor como fuerza transformadora de las relaciones internacionales, la política, la economía y la cultura. Un documento que consta de ocho capítulos y 287 párrafos donde el pontífice se detiene en el significado e importancia del amor fraterno en la sociedad contemporánea en estos instantes de la historia de la Humanidad.

Se trata de una encíclica “social”, en palabras del Santo Padre, que es entregada a la sociedad como una aportación humilde de Francisco a la reflexión conjunta y global “para que, frente a diversas y actuales formas de eliminar o de ignorar a otros, seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras”.

El Papa Francisco firmó esta encíclica este sábado 3 de octubre en el Convento de San Francisco de Asís, en la víspera de la festividad de San Francisco y ante la tumba del “poverello” tras celebrar la eucaristía junto a los frailes franciscanos del convento.

“Fratelli tutti” sigue los pasos de la encíclica “Laudato si’”, del 24 de mayo de 2015, e inspirada por el propio santo italiano y de “Lumen fidei”, del 29 de junio de 2013, publicada tras finalizar el Año de la Fe convocado en su momento por Benedicto XVI y clausurado por el Papa Francisco.

Esta es la segunda vez que el Papa Francisco firma un documento magisterial fuera del Vaticano, después de firmar el 25 de marzo de 2019 en Loreto la Exhortación Apostólica Postsinodal “Christus vivit”.

La “profunda” obra de Antonio López llega a Fundación Bancaja para “acercar al público” su “singular” proceso creativo

0

Redacción: Nacho Fuertes / Imágenes: Fundación Bancaja

Fundación Bancaja ha presentado este jueves la exposición Antonio López, una “completa” retrospectiva que ofrece un recorrido por la “consistente y profunda” obra de pintura, dibujo y escultura del artista desde los años 50 hasta la actualidad. Además, por primera vez, López expone sus obras junto a las de su mujer, la pintora figurativa María Moreno.

La presentación ha contado con la participación del propio artista, el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, y los comisarios de la exposición, Tomás Llorens y Boye Llorens.

La muestra, que ha contado con la colaboración del propio artista y de su entorno familiar próximo en el comisariado, “acerca al público” su “singular” proceso creativo e incluye algunos de los principales cuadros y esculturas en los que trabaja actualmente en su taller y algunas obras en proceso que ha querido mostrar al público. La exposición cuenta con la participación de Bankia y se podrá visitar en el Centro Cultural Bancaja de Valencia hasta el 24 de enero.

El conjunto reúne una selección de casi un centenar de piezas gracias a la colaboración de una treintena de instituciones y particulares que han cedido obra de su colección, entre ellas el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación ICO o el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que han permitido una selección “única”.

La exposición “indaga” en el carácter “singular” de su “complejo y exigente” proceso de trabajo que, según ha explicado el propio autor en la rueda de prensa de presentación celebrada este jueves, le ha permitido “definir y consolidar una poética realista extremadamente rigurosa y original y tremendamente personal”. Así, pretende mostrar cómo ese proceso de trabajo refleja una investigación “profunda y minuciosa” que “ha impuesto un enfoque multidisciplinar” y la “insistente y casi obsesiva recurrencia de determinadas temáticas de la realidad cotidiana a lo largo de los años”.

El conjunto incluye “grandes aportaciones” de la “consistente y profunda” obra del autor, con una trayectoria “difícil de resumir”.

El recorrido plantea dos grandes bloques cronológicos. En la primera sala, ha indicado López, se reúnen las obras de sus años iniciales, en los que buscaba “construir un lenguaje figurativo propio”. En la segunda sala se muestra un registro “más objetivo”, ha puntualizado. El artista “ahonda en la experiencia perceptiva, centrándose en la forma y la luz como parámetros últimos de la representación de una realidad a la vez estable y cambiante en el tiempo”.

López se ha mostrado “encantado” de que su exposición esté en Valencia y ha destacado que es la “única” muestra en la que “todos los trabajos están en contacto”. Respecto a su labor como pintor, ha insistido en que toda su obra “cuenta emociones”. “La expresión de la emoción une a todos los artistas”, ha señalado, al tiempo que ha asegurado que “el arte se hace para todos aunque haya gente que no vaya a verlo”.

La muestra antológica de Antonio López incluye también una sección dedicada a la pintora figurativa María Moreno, su mujer, recientemente fallecida, que supone la primera ocasión en la que exponen juntos ambos artistas. “Su presencia refuerza y ayuda a entender el desarrollo de la obra”, ha indicado Tomás Llorens, uno de los comisarios de la exposición.

Llorens ha remarcado que la muestra “es una reflexión pertinente y necesaria” en la trayectoria de Antonio López, con “muchas sensibilidades”.

Con motivo de la exposición se editará un catálogo con la reproducción de las obras expuestas acompañadas de fotografías del montaje del proyecto expositivo, así como una cronología de exposiciones y recepción crítica de Antonio López, elaborada por Boye Llorens, y un texto de Tomás Llorens a partir de más de nueve horas de conversación mantenidas con López en diferentes sesiones durante los últimos meses.

Además, con el objetivo de acercar el arte a todos los públicos, se realizarán talleres didácticos sobre el artista y su obra dirigidos a los diferentes colectivos de personas con diversidad funcional, personas en riesgo de exclusión y escolares.

¡Volvemos en septiembre, con más fuerza, para comenzar el nuevo curso 2020/2021!

0
Verano CEU 2020

Redacción Rotativo / Imagen: Archivo

La redacción de El Rotativo y de Radio CEU comienza hoy sus vacaciones y lo hace deseando a todos que el mes que llega, agosto, sea el momento oportuno para descansar, desconectar y recargar pilas después de un curso 2019/2020 muy intenso, aún más si cabe desde la aparición de la COVID-19 y el Estado de Alarma. Juntos pudimos hacer frente a esta situación extraordinaria y, aunque no fue fácil en algunos momentos, todos hemos podido crecer aún más en lo profesional y en lo personal, en lo académico y lo intelectual.

Las Elecciones de noviembre de 2019 (10N), Valencia Fashion Week, Mostra de Cinema, Operación Triunfo, Lorenzo Silva, Mónica Carrillo, Sánchez Dragó, Javier Sierra, Miguel Falomir, Daniel Monzón, Andrés Pascual, Leopoldo Abadía, Nacho Ares, Ana Merino, Siloé, el Salón del Cómic… Todos ellos pasaron por la edición impresa y digital de El Rotativo, así como también lo hicieron en Radio CEU.

gracias a todos los alumnos y alumnas que han hecho posible El Rotativo y Radio CEU

Noticias de la Comunidad Valenciana, nacionales, internacionales, económicas, solidarias, deportivas, sociales, de nuestra casa CEU, todas ellas han compartido espacio digital e impreso y tiempo de radio junto a Elvira Roca, Vicente Montagud, Dolores Redondo, Sergio Dalma, Pilar Eyre, Espido Freire y Pablo Heras-Casado, entre otros, convirtiendo a los dos medios universitarios en las herramientas idóneas para que nuestros alumnos comiencen a dar sus primeros pasos en el mundo profesional de la comunicación y el periodismo.

Desde estas líneas os damos las gracias a todos los alumnos y alumnas que han hecho posible que, un curso más, los dos medios universitarios de la Universidad CEU Cardenal Herrera haya estado acercando a la comunidad educativa aquellos temas más relevantes en los que nuestros alumnos y profesores han sido protagonistas, sin olvidar los actos, eventos y situaciones vividas al hilo de la actualidad, muy intensa, por cierto.

Descansad, cargad pilar y a la vuelta de agosto nos encontramos aquí, en El Rotativo y en Radio CEU. ¡Bon estiu!

Lorenzo Silva: “La literatura ha servido y sirve para combatir la desmemoria y oponerse a esa indiferencia”

0
Lorenzo Silva

Redacción ROTATIVO / Imagen: Editorial Planeta

La crisis sanitaria por COVID-19 ha hecho que a lo largo de estos últimos meses los eventos multitudinarios, prácticamente, se han paralizado suspendiéndose o aplazándose fechas tan significativas como Sant Jordi, el Día del Libro. Este jueves 23 de julio ha sido el día elegido para celebrar un Sant Jordi 2020 atípico y nosotros, desde El Rotativo, lo queremos celebrar compartiendo con ustedes una conversación con el escritor Lorenzo Silva quien ha publicado nueva entrega de su saga de Bevilacqua y Chamorro, ‘El mal de Corcira’, esta vez con un tema de fondo tan determinante en la historia reciente de España como es el terrorismo de ETA. De Bevilacqua, la vuelta a su pasado y la literatura habló, desde Madrid, con nosotros.

¿Es este el momento adecuado para abordar a través de esta novela una cuestión, tan complicada en la historia reciente de España, como es el terrorismo de ETA?

Las historias saltan cuando les da la gana, y, en mi caso, esta historia -en su origen más remoto- me asaltó muy pronto. Nací en un país que vivía bajo la amenaza de esta organización terrorista y crecí en un barrio, Intxaurrondo, que era un objetivo donde también atentaron. Y una experiencia así te interpela. Si tú te dedicas a contar historias ¡cómo no te va a interpelar una historia así! Lo que ocurre es que la historia te asalta cuando quiere y ella también encuentra su momento para salir a la superficie. Es ese momento en el que se puede comprobar que ya tiene su sazón para poderla abordar.

La historia no es fácil…

Es una historia complicada, por muchas razones, y, entre ellas, es que se debía contar -al menos- cuando había concluido el ciclo de la actividad armada de ETA y eso es lo que a mí me ha llevado a esperar veinte años. Yo sabía que, tarde o temprano, terminaría escribiendo sobre ello, pero he necesitado este tiempo para encontrar el conocimiento, la perspectiva, el ángulo y también la ficción desde la que quería contarla, porque yo quería hacer una novela, no un ensayo. Quería hacer una novela y convertir esta historia en la aventura de unos personajes en la que invitar al lector a recorrer esta historia junto a ellos.

Los jóvenes, ahora, no tienen ese recuerdo o experiencia de los años durísimos de terrorismo en España y eso hace que, en algunos casos, no lo ven como una amenaza real o como lo doloroso que fue. ¿Abordar esta cuestión a través de la literatura puede ser un modo de acercarles esa realidad y que sean conscientes de lo que se vivió, simplemente, porque es historia reciente de nuestro país?

La literatura ha servido y sirve para muchas cosas a lo largo de la historia y, entre ellas, para combatir la desmemoria y oponerse a esa indiferencia. La literatura es lo contrario a la indiferencia y quizás en un contexto en el que algunos quieren pasar página muy rápido, otros no sienten nada y otros, incluso consideran que se puede simpatizar con diferentes ideologías haciendo abstracción de los hechos pasados, son razones para no dejar que esto se apague y, desde la literatura, abordarlo. También creo que la literatura busca estos asuntos y estas historias y aquí es donde realmente la literatura puede aportar algo. A lo largo de la historia la literatura ha sido capaz de mantener encendidas muchas llamas que no era deseable que se apagaran y no me refiero a la llama del rencor, el cual nunca es deseable. La literatura ha sido capaz de mantener encendida la llama de la memoria que nos advierte de lo que somos capaces cuando nos olvidamos de algunas cosas. En el fondo, la historia de ETA es una historia que se da a lo largo de la historia de la Humanidad y que encarna el hecho de que cuando alguien admite el sacrificio humano como herramienta para conseguir sus propósitos, abre una caja de Pandora que acaba -incluso- en la banalización del sacrificio humano. Ese es el mayor envilecimiento que puede padecer una sociedad. Ha pasado muchas veces y nunca estamos exentos de que esto pueda volver a pasar.

¿Sentía necesidad de escribir una novela con este tema de fondo, como un compromiso con nuestra sociedad?

La literatura es un oficio comprometido, siempre. La literatura, a parte de un compromiso con uno mismo, también puede ser un compromiso con el mundo en el que vives y con la sociedad en la que has crecido y a la que, en mi caso, le debo mucho. A lo mejor no puedo resolver nada con mi literatura, pero sí que intento que reporte algún valor a la sociedad en la que vivo y a las personas que la componen. Un valor que no es doctrinal ni ejemplarizante. Sencillamente, intento plantearles a los lectores una conversación que sea relevante y que aporte algo en sus vidas y en la conversación de la comunidad.

Escoger la literatura para abordar esta cuestión en vez del ensayo ¿le ha permitido abordar la dureza de esos años con una mayor libertad sin abandonar el rigor a lo ocurrido?

Escoger la literatura me permite llevar al lector a situaciones más vívidas que lo que te permite el ensayo. El ensayo al final siempre tiene una cierta dosis de abstracción, distancia y, en cambio, la ficción narrativa siempre tiene la ventaja de que tú puedes poner al lector en el corazón de los hechos, de las emociones, del conflicto, y lo puedes hacer por la vía de mostrar los hechos, los comportamientos, sin tanta especulación y de una manera, quizás, más efectiva. Podríamos teorizar mucho sobre la legitimidad y la ilegitimidad de la acción terrorista de ETA, pero creo que es mucho más elocuente mostrarle al lector los sentimientos que afloran en un niño de siete años cuando asesinan a su padre de cinco tiros en el pecho que teorizar sobre el hecho en sí mismo. Un hecho así no se puede contar en un ensayo, solo puedes hacerlo narrándolo en una historia como ésta y abordas el desafío que es narrar eso. Este es, quizás, uno de los pasajes más difíciles de la novela, sino el más difícil para mí, a lo largo de cuarenta años de escritura. Pero la literatura tiene la ventaja de que no te quedas en esa argumentación que a veces es lo característico del ensayo.

la ficción narrativa siempre tiene la ventaja de que tú puedes poner al lector en el corazón de los hechos, de las emociones, del conflicto, sin tanta especulación y de una manera, quizás, más efectiva

¿Nos encontramos, por tanto, ante un retrato emocional de esos años?

¡Es que lo que ahí sucedía durante esos años era muy emocional! He hablado con muchas personas que vivieron aquella época, no solamente con guardias civiles sino también con algún antiguo miembro de ETA y escuchas que siempre hablan desde la emoción. Todos. Porque lo que sucedía les removía mucho y esto hacía que en muchos momentos -cosa que hay que tener en cuenta- no tuvieran las ideas claras, porque cuando la emoción es muy fuerte, el juicio se te puede enturbiar y eso pasa en muchas ocasiones y a muchas personas. Es imposible hacer un relato de esos años sin apelar a la emoción. Y no como recurso para jugar con ella sino para mostrar que las emociones están ahí y que son determinantes de los acontecimientos. En una dinámica como la de ETA y su apoyo social, es muy difícil entender a la banda terrorista sin esa gestión del odio que hizo. Una organización terrorista se dedica, entre otras cosas, a la gestión del odio y el odio es una emoción.

Ha hecho referencia a ese apoyo social. ¿Qué opinión le merece que en estos últimos comicios vascos Bildu haya obtenido una mayor representación?

Viví esa realidad con una sensación compleja porque, por una parte, es decepcionante porque la organización política no ha hecho una ruptura clara con quienes consideraron que el sacrificio humano era una estrategia válida y sigue teniendo apoyo social relevante en la comunidad. También es verdad que ellos han ocultado -todo lo que han podido- esa conexión y han intentado diluir sus siglas entre otras fuerzas políticas para pasar más desapercibidos… Pero pese a todo me decepciona. No obstante, también hay otra lectura que se puede hacer y es que quienes ahora votan a Bildu, en tiempos pasados pensaban que iban a mandar por la vía de la amenaza a sus vecinos, pero ahora han descubierto que amenazando y extorsionando no van a mandar y han optado por presentarse a las elecciones. Ellos pretendieron -en un tiempo- que todos hiciéramos lo que nos mandaran, pero ahora tienen que presentarse a las elecciones, tienen que convencer a los ciudadanos y, al final, el resultado es que han obtenido votos, sí, pero como no han convencido a gente suficiente… pues ahora van a tener que pasar cuatros años en la oposición. Y esa es la realidad.

¿Dónde sitúa el fin de la actividad armada terrorista?

Fueron muchos, los factores que influyeron para su final. Era un proyecto sin futuro y sin solvencia moral, pero logró reunir muchas energías y esas energías les daban mucha fuerza. Creo que la derrota de ETA fue policial y con la Ley. España encontró mediante el trabajo de sus servidores públicos -tanto en Justicia como en Seguridad- llevar a cabo una estrategia en la que, aplicando las leyes con rigor, con profesionalidad y con un trabajo policial muy riguroso se logró cercar y lograr que fuera inoperativa, porque ETA se disolvió porque era inoperativa. Ese giro se produce a finales de los ochenta principios de los noventa donde aún tenía mucha fuerza, pero en ese momento comienza a desarrollarse un trabajo de investigación policial muy serio, con análisis de la información, interpretación, inteligencia policial que es el que logró que tres décadas después y tras muchos esfuerzos la banda terrorista terminase por ser inoperativa. La Guardia Civil llegó a tener un conocimiento tan profundo de ETA, que logró que ésta no pudiese maniobrar sin que quienes se enfrentaban a ella lo supiesen. También ayudó la población vasca que, poco a poco, se fue posicionando frente a la banda terrorista. Finalmente, la ilegalización de todo su entramado en una acción conjunta policial y de la Justicia hizo posible su final. Es verdad que las ideas, en una democracia, no podemos ni arrancarlas ni erradicarlas, solo se pueden combatir con las herramientas democráticas y debemos procurar que aquellas ideas que nos parecen indeseables se mantengan minoritariamente y no influyan en el transcurso y discurso de la sociedad, pero no se puede hacer otra cosa con las ideas.

Es curioso que el papel relevante de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado parezca que aún no ha sido totalmente reconocido o aún se cuestione…

La verdad es que hay mucha ligereza en la sociedad. El conocimiento es laborioso y el perjuicio es común… Conocer en profundidad quienes son y qué han hecho cuesta y dejarse llevar, en cambio, por un estereotipo no solo es fácil, sino que en algunos ambientes tiene premio y eso creo que casi lo explica casi todo.

¿Por qué situar a Bevilacqua ante su pasado?

Bevilacqua es un hombre que está en la madurez y, en ella, no suele haber grandes cambios salvo que uno se vuelva loco. En la vida muy difícil estar satisfecho y orgulloso de todo lo que has hecho y es imposible estar feliz en todo momento. A partir de un cierto instante de nuestras vidas la aspiración que se tiene y que quiere alcanzar es la de acabar razonablemente en paz, con lo que uno es, lo que ha hecho y lo que sigue haciendo. Para Bevilacqua volver allí le ayuda a vivir esa experiencia de buscar estar en paz consigo mismo y con lo que ha hecho a lo largo de su vida, gracias a volver allí y rememorar ese pasado en un ejercicio confesional donde el destinatario de esas confesiones es el lector, aunque esté personificado en su compañera.

Todo un ejercicio de sanación…

Sí. Desde el momento en el que somos conscientes de que nuestra vida está hecha a partes casi iguales de aciertos y de desaciertos, nos damos cuenta que buena parte de nuestra tarea vital pasa por asumir nuestras meteduras de pata y, como dice un personaje al final de la novela, el primer requisito para poder perdonar al otro es admitir el mal que tiene que ver con uno y perdonarse a sí mismo.

¿Veremos a un Bevilacqua distinto en las próximas entregas?

Sí que vamos a ver a un Bevilacqua diferente. Incluso hay aún algún que otro episodio de su vida que iremos conociendo en futuras entregas… Veremos más ejercicios de este tipo y veremos a un personaje que intenta asumirse, todavía más, en profundidad.

Sánchez Dragó: “Ha desaparecido el sentido común y si desaparece el sentido común nos acabaremos estrellando”

0
El escritor Fernando Sánchez Dragó en foto de archivo.

Redacción ROTATIVO / Imagen: Editorial Planeta

Fernando Sánchez Dragó publica la segunda parte de sus memorias bajo el título ‘Galgo corredor’ y con motivo de ello atiende a El Rotativo desde su refugio soriano en Castilfrío de la Sierra. Su locuacidad, rapidez mental y audacia siguen intactas y convierten la entrevista en una esgrima dialéctico en el que el escritor reflexiona entorno a su vida, al personaje que le han creado en torno al auténtico Sánchez Dragó y sus ganas por pasar desapercibido en todo momento. Una conversación, muy cercana, donde también nos ofrece su visión actual del hombre y de nuestra sociedad.

Lleva todo el día hablando, imagino, que de su libro. ¿Aún le quedan ganas de una nueva entrevista?

(Ríe abiertamente) Llevo todo el día colgado al teléfono y aún quedan algunas más… Antes los editores pretendían que escribiéramos los libros y ya está, pero ahora pretenden que los vendamos, y a este paso, veo que dentro de poco los vamos a tener que vocear por las calles como los periódicos a la antigua usanza…

Vamos hacia atrás ¿no?

O vamos demasiado hacia adelante o vamos hacia atrás, ambas cosas al tiempo…

En esta segunda entrega de sus memorias, comparte con el lector una confesión que nos la tiene aclarar… Dice usted que su sueño era pasar inadvertido…

(Carcajada) Es verdad, te lo aseguro. Yo soy una persona huraña, esquiva, solitaria. En estos momentos estoy hablando desde un villorrio soriano, Castilfrío de la Sierra, al cual me he venido a vivir, aunque en los últimos años estoy también viviendo en Madrid por la escolarización de mi hijo de siete años que me obliga a estar en la capital. Pero cuando una persona se viene a vivir a un pueblo -que tiene tres o cuatro habitantes- es evidente que no está buscando vida social. En mi caso me he pasado gran parte de mi vida viajando a remotas tierras donde ni siquiera podía hablar con los habitantes de dichas tierras, con lo que mi soledad allí era absoluta, y ahora no viajo, solamente lo hago para huir de España porque aquí en España ¡me conoce todo el mundo!

Méritos ha hecho….

Para mí es una cosa pasmosa, una cosa que no entiendo. Salgo a la calle aún y ¡parezco Julio Iglesia! Me conoce todo el mundo y tengo que reconocer que lo llevo muy mal. Mi filosofo favorito o uno de los favoritos es Epicuro y él decía que “la felicidad consiste en vivir oculto”. El gran fracaso de mi existencia es que no he conseguido vivir oculto. Pero no es una cosa que me haya pasado ahora porque soy un escritor conocido sino cuando era niño en el colegio tampoco pasaba inadvertido… ¿Y por qué? Porque siempre he sido un niño raro y sigo siendo un hombre raro. Siempre he pensado lo contrario sobre lo que casi todo el mundo ha pensado, de manera que cualquier cosa que dijera, ya de niño, llamaba la atención porque estaba diciendo lo contrario a lo que todos los demás decían a mi alrededor, de ahí que el gran fracaso de mi existencia ha sido que no he conseguido vivir oculto.

“Me siento falsificado, continuamente, a los ojos de los demás”

Y ¿cómo lo lleva?

Pues hago como el calamar, que cuando se siente amenazado echa tinta para despistar a los demás… Yo he desparramado mucha tinta, en el sentido literal de la palabra, y he hecho muchas cosas para despistar y ocultarme, pero lo he logrado muy poco. Casi nadie conoce a Dragó… Conocen al personaje que ellos mismos han creado con las etiquetas que me han ido colocando -muchas muy variopintas- pero no conocen a la persona real que está detrás de esas etiquetas. Por eso me ocurre que, cuando incluso me conocen -de verdad- mis enemigos, mis adversarios, llegan a la conclusión de que no soy como me ven y confiesan que no creían realmente que fuera así… Esa falsificación constante, convirtiendo en personaje mi persona, es sumamente molesta…

Entonces, señor Dragó, el personaje se comió a la persona…

A los ojos de los demás, en gran medida, sí. A mí, por ejemplo, me desespera que mucha gente me conozca no por mis libros, que es mi actividad categórica, yo solo soy el que está en mis libros, sino por los programas de televisión, y eso para mí es absurdo porque la televisión es pura anécdota. Yo nunca le he dado la más mínima importancia a la televisión y, por eso, me siento falsificado -continuamente- a los ojos de los demás. Aunque en el fondo también me siento, en parte. culpable porque desde mi niñez… Con tres años y ante la pregunta de una amiga de mi madre sobre qué quería ser de mayor, no dudé en afirmar que quería ser escritor y, desde entonces, todo lo que he hecho en mi vida ha sido conducente para querer ser escritor. Desde niño comencé a construir un personaje literario, que soy yo mismo, un personaje que al principio imita a ciertos otros personajes literarios como, por ejemplo, los de Mark Twain, Sinuhe el egipcio… He ido construyendo una vida, en la cual la persona se convierte en personaje literario, novelesco, con infinidad de amores, que se casa y se descasa, que va a la cárcel, al exilio, que se mete en toda clase de aventuras, que va a la guerra del Vietnam, que está en terremotos, en erupciones volcánicas, que atraviesa los desiertos, y todo ello me ha convertido -a los ojos de los demás- en un personaje que, finalmente, termina tapando la persona y, eso me molesta bastante…

Querer huir del personaje debe cansar.

Buenooo… (Ríe) Cansa mucho y por eso huyo del trato de la gente. Yo, actualmente, llevo una vida completamente asocial donde jamás voy a reuniones ni a actos sociales. Para mí más de dos personas son muchedumbre y, pese a pensar así, resulta complicado gestionarlo porque cuando te conviertes en una persona tan conocida, al final, cualquier cosa que hagas tiene su repercusión y aunque me empeñe en apagar esa celebridad, cualquier cosa que haga acaba por amplificarla. Al final voy capeando la vida según la vida me llegue…

Si volviese a vivir ¿volvería a repetir la vida que ha llevado? A veces da la impresión que ese no parar es porque usted ha sido y es un hombre en continua búsqueda…

Yo soy un explorador nato, podía ser la reencarnación de Livingston o Cristóbal Colón, pero fundamentalmente he aplicado a mi persona ese viejo precepto filosófico del “conócete a ti mismo” porque quien se conoce a sí mismo sabe quién es y sabe cuál es su destino. Carácter y destino… Son dos conceptos que se expresan igual en la filosofía griega. Siempre he sido así y al escribir las memorias te das cuenta de todo lo que, además, no harías en el caso de volver a nacer. ¡No te puedes imaginar la cantidad de cosas que he hecho y no volvería a hacer! Por poner un ejemplo, la más evidente es que no me casaría en la cárcel como me casé. No me emparejaría, por curioso que parezca. Nunca he querido tener pareja y desde los diecisiete años he estado emparejado siempre con un paréntesis de año y medio sin pareja, pero fue peor porque cada noche estaba con una nueva pareja… Otro ejemplo. Soy un padrazo, pero, en cambio, nunca quise ser padre y lo soy de cuatro, el hijo mayor tiene sesenta años y el último, el más pequeño, tiene siete años. Siempre quise ser un monje y si volviese a nacer querría serlo o bien querría ser zoólogo, arqueólogo o estudiaría lenguas clásicas que eran mis vocaciones además de la de escritor, pero ninguna de ellas he estudiado y me gustaría estudiarlas si volviese a nacer, claro. Cambiaría muchísimas cosas en mi vida ¡por supuesto que sí!

Ahora que se encuentra inmerso en la escritura de sus memorias, ¿ha servido este ejercicio para redescubrirse?

Por completo. La experiencia de escribir unas memorias es la experiencia de un auto-psicoanálisis profundo, con lo que te vas descubriendo a ti mismo paulatinamente. Al principio, cuando te sientas delante del folio en blanco tienes una serie de recuerdos que te parecen significativos, que crees que son relevantes, importantes, y que quieres compartir, pero después cada uno de estos recuerdos viene encadenado con otros recuerdos que habías olvidado, que estaban sepultados en el subconsciente y que como cerezas que salen enganchadas de la misma cesta van saliendo uno detrás de otros. En ese momento compruebas cómo el libro va contándose a sí mismo y es él el que guía la mano del escritor y no la mano del escritor el que tiene el control sobre el libro. Es un proceso fascinante porque te redescubres a ti mismo y recuerdas muchas cosas que pensabas que en no estaban en tu memoria y que, en cambio, sí que lo están.

“El gran fracaso de mi existencia ha sido que no he conseguido vivir oculto”

¿Con qué se queda de lo vivido durante esos años?

Con esa sensación maravillosa de romper el cascarón y echarme a volar. Es, un poco, esa sensación de salir de la caverna -como los hombres del neolítico- y comprobar que todo lo que se mostraba ante ellos o ante mí, era nuevo. Yo lo viví así. Para mí era toda una aventura aquella época, era estar vivo y para mi estar vivo significa aplicar el pensamiento de Baudelaire el cual dice “hay avanzar al fondo del horizonte para encontrar lo nuevo”. Encontrar lo nuevo es lo que verdaderamente nos hace progresar espiritualmente y no en el sentido material de la palabra…

Releyendo esta segunda entrega de sus memorias, uno no puede dejar de establecer un paralelismo entre el tiempo que describe en ellas y el actual. ¿Cómo sale parada la época que vivió y la que vivimos actualmente?

¡Amigo mío, la época de ahora sale muy mal parada, la verdad! (Ríe) La época actual me desespera. Yo no me siento identificado con la época actual. Las épocas que ya he evocado en los dos libros de memorias y las que evocaré en los próximos son épocas en las que me gustaba vivir, pero a partir de un determinado momento el mundo comienza a ir hacia atrás. Asistimos a un progreso en las máquinas, en la tecnología, pero el ser humano retrocede y, si nos fijamos, ahora ha desaparecido la libertad y la libertad de expresión. Vemos que han progresado las máquinas, pero no el ser humano, lo que convierte al mundo actual en un mundo chato donde no queda ningún vestigio de lo que había en ese mundo en el que yo viví. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero yo -exagerando un poco- reconozco que a mí no me interesa nada de lo que pasa en la Humanidad desde el siglo V y VI antes de Cristo, la época de Sócrates, del pensamiento presocrático, de Buda, de Confucio, del pensamiento de los mitos órficos, de Zaratustra. A partir de ahí se puede comprobar cómo la dimensión espiritual, la cultural, la artística, la intelectual, la filosófica del hombre van retrocediendo hasta, prácticamente, volver nuevamente al árbol del que bajamos… Se está llegando a una nueva generación, la que llamo el homo protesicus en el que todo ser humano depende de ese terminal móvil del que no se desprende y, sin el cual, siente que no es nada ni es nadie… Está cargado de aparatos y ha desaparecido de él la humanidad y eso, francamente, es un retraso para la propia evolución de la Humanidad.

¿De verdad cualquier tiempo fue mejor?

Yo creo que las generaciones actuales no saben lo maravilloso que era el mundo hace décadas cuando había ambiente familiar, no había agua caliente, ni neveras, era un mundo apasionante… Y no quiero entrar en la cuestión política donde, por ejemplo, ahora se ha convertido en un instrumento de lavar cerebros mediante mensajes totalitarios, estrategias que pretenden convertirnos a todos en un rebaño para que no tengamos pensamiento crítico. Revisan la historia hasta el punto de derribar estatuas, lo cual no tiene sentido si no se comprende desde ese punto de vista de querer igualarnos a todos como rebaño… Anulan todo lo anterior y, así, la gente no sabe de dónde viene y aquel que no sabe de dónde viene, normalmente no sabe a dónde va… Yo lo que hago con mis memorias es lo que hacía el pájaro de Borges, que lo describió volando con la cabeza hacia atrás porque necesitaba saber dónde estuvo para saber a dónde ir… La única forma de saber a dónde vas es sabiendo dónde estuviste y por ese impulso escribo estas memorias. Además, en mi caso actualmente tengo menos vida por delante que vida por detrás y por eso soy como ese pájaro de Borges que vuelo con la cabeza para atrás -mientras escribo- para averiguar de dónde vengo, donde estoy ahora, y hacia donde voy a estar en unos años.

“La civilización actual es una civilización de adolescentes”

¿Nos encontramos con un ser humano en regresión?  

Creo que el problema de fondo es, realmente, la condición humana. El ser humano es un ser depredador, no hay excepciones, y están sometidos normalmente a la adoración del becerro de oro. Al ser humano no le importa saber quién es sino cuanto tiene y lo que tiene, y lo estamos viendo en la sociedad actual. Ese culto al tener frente al culto del ser, que era el culto que predominaba en civilizaciones y épocas anteriores, ha sido sustituido y ahora nos encontramos con una sociedad que solo se mide por el tener. Una sociedad infantilizada donde los seres humanos son niños, no crecen nunca, y no crecen nunca precisamente porque no se preocupan de saber quiénes son… no salen nunca de la adolescencia. Hace unos meses recuerdo que una revista norteamericana digital convocó un premio de micro relatos de seis palabras y uno de los que ganó describe lo que es el hombre. actualmente. y dice lo siguiente: “nacimiento, infancia, adolescencia, adolescencia, adolescencia, muerte”. La civilización actual es una civilización de adolescentes. Ahora con la pandemia, por ejemplo, estamos viviendo escenas penosas en las que vemos cómo la gente recupera su normalidad -alegremente- sin reparar en el cumplimiento de las normas… Un comportamiento adolescente que refleja muy bien cómo es el ser humano de hoy. Actualmente, muchos seres humanos son así. Antes no lo eran, y había modelos a seguir por su ejemplaridad, su trayectoria, su vida, pero ahora son adolescentes, todos pueden opinar, ha desaparecido la jerarquía y ha desparecido el sentido común y, eso es mala cosa, porque si desaparece el sentido común nos acabaremos estrellando.

¿Y cómo recuperamos al ser humano?

(Ríe) ¡Esa no es mi tarea! ¡No es mi trabajo salvar a la Humanidad! ¡Bastante tengo yo con salvarme a mí mismo! Mira, cuando tenía veintiún años y me metí en política lo hice pensando en que yo y unos cuantos más podríamos cambiar las cosas. Pensábamos en mejorar y cambiar la sociedad, pero ahora ya sé que la Humanidad no se puede salvar. La única salvación posible es de carácter personal e individual. En la casa desde la que te hablo tengo al entrar un par de azulejos. En uno de ellos hay un verso de Migue Hernández que dice: “Yo solo soy yo cuando estoy solo” y otro dice “visita no acordada, visita no deseada” con lo que intento salvarme a mí mismo, empleando la vieja fórmula de Voltaire en su cuento filosófico ‘Cándido’. Este cuento narra la historia de Cándido que es un aprendiz del filósofo Pangloss. Cándido decide viajar por todo el mundo queriendo salvar a la Humanidad y cambiar el mundo, hasta que llega un momento en el que él mismo se da cuenta de que no hay remedio, los hombres son como son, la Humanidad no se puede salvar y el mundo no se puede cambiar. Es entonces cuando decide retirarse a Estambul, comprar un huerto y dedicarse a él. Cada vez que es visitado por alguien y le preguntaban por qué había dejado de querer salvar el mundo, él les respondió que había decidido cultivar y cuidar su huerto… Pues bien, si cada uno de nosotros cultivásemos y cuidásemos nuestro huerto, la Humanidad se salvaría, pero como esto no va a suceder pues desaparecerá… El surgimiento de la aparición de los virus no va a tener mucho remedio porque todo eso es fruto de una manera determinada de vivir con lo que, si ésta no se cambia, la Humanidad poco va a cambiar…

¿Rescataría algo de aquellos años de universidad y lo haría servir en esta época?

Hombre eso es una utopía, pero si pudiese tener ese poder estad seguros que apretaba el botón y volvíamos atrás mucho antes de aparecer la televisión, internet, los aviones y el turismo… En mi opinión, ellos son cuatro de los principales elementos que han destruido el mundo, por lo que apretaría el botón para que volviésemos a antes de surgir todo lo que te he comentado.

Busca el anonimato, pero creo que usted se siente cómodo yendo a contracorriente…

¡Tienes razón! ¡Es verdad! (Ríe) Siempre nado como los salmones, río arriba. Mi madre siempre decía “mi hijo cuando llega a un sitio que están hablando, lo primero que hace es decir ‘de qué se habla que me opongo’”, y sí, a mí el principio de contradicción me parece que es el principio más fructífero de los grandes principios que existen porque de la contradicción nace la pregunta y nace la confrontación de ideas, nace el diálogo, la dialéctica… surge el encuentro y también el acuerdo, el consenso.